Archivos para septiembre, 2011

1. El Banco de Santander da otra vuelta de tuerca al crédito

El Banco de Santander prevé que su “normalización” tardará 3 años en llegar. Llama “normalización” a que en vez de los 7.500 millones de euros que va a obtener de beneficios este año 2011, se consigan de 10 a 12.000 millones de euros allá por 2014. Pero en 2012 y 2013 no prevé tanto. El problema surge no en los países emergentes, donde piensan incrementar un 15% de beneficios, ni en los países maduros con buenas perspectivas, donde alcanzarán un incremento de beneficios del 10%, sino en los países maduros pero problemátícos, esto es, España y Portugal. Aquí las cosas van más lentas, o estancadas, y sólo piensa que no obstante en 2012 y 2013 se puedan sacar unos 2.000 millones de beneficios anuales.

Pues digo yo que no es tan problemática la situación cuando piensan sacar ese porrón de beneficios incluso de donde las cosas van mal. ¡Qué negociazo, que hasta en el peor de los casos los resultados se miden en miles de millones de euros! A ese negocio me apunto, a cierraojos.

¿Imagináis que hubiera una banca pública donde los inversores con conciencia y los pequeños ahorradores del día a día pudieran meter su dinero para que al final los beneficios redundasen en los servicios públicos? ¿Por qué sólo pueden ser públicos los “reguladores”, el Banco de España, pero no puede haber bancos comerciales o bancos de inversión públicos y con criterios éticos y de servicio público? ¿Por qué? No hay más razón que la del poder que han conquistado poquito a poco los oligarcas de las finanzas, que imponen a los gobiernos la liberalización total de los servicios financieros, que implica la prohibición de que el Estado les haga la competencia con bancos públicos que den créditos baratos y rápidos a los que lo necesitan.

Porque, esa es otra: ¿cómo piensa el Santander “normalizarse”? Puesto durante 2012 y 2013 piensa restringir aún más los créditos que da. Es decir, que piensa ahorrar y recapitalizar cerrando aún más el grifo del crédito. Así se lo explicó el segundo de a bordo, Sáenz, a los inversores con los que se reunió ayer. Los inversores tan contentos, pues se aseguran el reparto de beneficios. Pero la economía del país, las pymes y demás consumidores dependientes del crédito para funcionar en el día a día, jodidos.

¿Qué importa? Así es el capitalismo. Hoy te jodes tú para que hoy y mañana me beneficie yo.

2. Los precios han subido el 3% en el último año
El INE (Instituto Nacional de Estadística) ha adelantado que en este septiembre que hoy acaba los precios han subido un 3’1% por culpa de las subidas de los precios del tabaco y de los carburantes. Esto equivale a un incremento de una décima más que lo que subieron en agosto (ya se sabe, “hacer el agosto” es lo que conlleva), y un IPC interanual del 3%. Esto es, que si el 11 de octubre el INE confirma el dato, las cosas nos habrán costado a los españolitos un 3% más caras que el año pasado.
Chungo para que el maltrecho consumo remonte el vuelo, que falta hace a la economía de este país. Pero qué quieres: si hay 5 millones de parados, de los que ya dos llevan más de un año en paro; si los beneficios se los llevan calentitos los inversores del Santander, el BBVA y otros; si los gobiernos central y autonómicos andan entretenidos en recortar sus gastos, esto es, el dinero público (aunque sea “fiao”) que sería con el que podrían animar a los pequeños y medianos a contratar, a invertir más, a engrandecer el pastel, de forma que se volviera a reanimar el consumo privado o demanda interna, gracias al consumo y la inversión.

Lo malo es que la subida del IPC del 3% coincide con la de la UE, por lo que el BCE podría estar tentado a volver a las andadas de sobrevalorar su sagrada misión de congelar el IPC por debajo del 2%, y por tanto renunciar a reducir los tipos de interés del actual 1’5% en el que se encuentra ahora mismo. Esperemos que, por el bien de todos, sobre todo de los “periféricos”, no sea así, y el nuevo presidente Draghi rebaje pronto el tipo de interés del dinero europeo.

3. El 2012 podría ser recesivo para España y la eurozona

Un informe del JP Morgan Chase ha afirmado sin cortarse un pelo que España volverá a la recesión a finales del 2011, y que durante el 2012 continuará en recesión, cosechando a fin de año un -0’6%del PIB. No mejor le irá a Italia que llegará al -1’2% del PIB, e incluso a Francia que acabará 2012 en -0’1% del PIB. Sólo Alemania se salvará con un pequeñísimo crecimiento del 0’3% del PIB, e Irlanda con un 0’2% del PIB. La eurozona en general tendrá en 2012 una recesión del -0’5% del PIB.

¿Razones? He aquí lo más chocante. Las razones de esta caída en la recesión es la estrategia de ajuste fiscal que está siguiendo la UE, capitaneada por los ultraneoliberales Merkel y Sarkozy: el impacto del ajuste fiscal, dice JP Morgan Chase, y el estrés financiero bancario fruto de la reestructuración que se está llevando a cabo como consecuencia de las alegrías especulativas de los años 1994 a 2006, que contraerá el crédito, sobre todo en la periferia de la zona euro.

¿Consecuencias? Grecia caería en la primavera de 2012, los rescates o ayudas de la UE a Italia y España requerirían unas intervenciones enormes.

Como dicen en mi pueblo “nos ha jodido el profeta”. A veces el profeta confunde su deseo con la realidad, y hasta ahora nadie se ha atrevido a desnudar la realidad tan crudamente como esta entidad yanqui. Espero, sueño más bien, con que no se cumpla este nefasto vaticinio. Porque si ahora estamos los de abajo con el agua al cuello, entonces lo estaríamos peor.

4. El saneamiento bancario nos ha costado 105.000 millones de euros

La reestructuración o saneamiento de la banca española le ha costado a la Hacienda española, es decir, a todos nosotros los que pagamos impuestos, la friolera de 105.000 millones de euros. Lo ha dicho el Banco de España, que es quien la ha llevado a cabo. Luego no se equivoca (salvo que minimice el dato para no escandalizar demasiado).

Como todos sabemos a finales de septiembre se acababa el plazo dado a las entidades financieras, cajas de ahorro sobre todo, para obtener capital privado y tirar para adelante como entidades privadas al 100%, o ser intervenidas por el Estado, mediante la contribución a su recapitalización por parte del FROB (Fondo de Reestructuración y Ordenación Bancaria). El Banco de España se ha quedado finalmente con el 93% de NCG por unos 2.600 millones de euros (o eso es lo que pedía la Nova Caixa Galizia), con el 90% de CX (Catalunya Caixa) por los 1.718 millones que demandaba, y el 100% de Unnim (coste, 568 millones); el resto hasta los 7.551 millones que ahora mismo ha aportado el FROB se debe a la intervención de la CAM, y 5.838 millones captados en el sector privado; total 13.389 millones, que al parecer es menos de los 15.152 que había calculado el BE.

Vamos, que nos han ahorrado dinero encima. ¡Qué agradecidos les tenemos que estar a estos señores que se gastan el dinero en salvar la banca, en vez de salvar a todos un poquito!

Quedan aún dos cajas bancarizadas, la BMN (Banca Mare Nostrum, dominada por Caja Murcia, donde está Cajagranada) y Liberbank, a las que han dado 25 días más para obtener el capital necesario para llegar al 10% fijado para las entidades que no cotizan en bolsa. Si no lo consiguen, el FROB seguirá aportando capital en la proporción de participación que corresponda, por lo que la factura de los 105.000 millones podrá todavía subir unos cuantos milloncejos más.

Y queda también la fusión-absorción de Caja España-Duero por Unicaja, que era la caja de ahorros que se mantenía saneada antes de esta operación. Esperemos que todo salga bien, y que, pese a la desnaturalización de las cajas de ahorros que toda la nueva regulación conlleva, siga Andalucía teniendo al menos una caja con sede en Andalucía.

A lo que importa: que todas estas operaciones nos tienen asfixiados a las economías de los trabajadores y las clases medias bajas o altas (por decirlo en un lenguaje que no me gusta ni un pelo, pero a ver si se sienten algunos/as aludidos/as).

Lo malo es que estos ajustes de las cuotas de caja o de solvencia de las cajas pueden ser un rosario de cuentas sin fin. ¿Quién nos dice que mañana no surgirán otros datos que requieran más aportes de dinero público? Hace tan sólo dos años nos decían que la banca española estaba exenta de peligros por lo bien que había vigilado el Banco de España su evolución. Y miren ustedes por dónde nos ha salido el pico…

PVP110930

Anuncios

Ser autónomo en un país como éste es ser un trabajador, pero creyéndose empresario. O sea, un espejismo. No todos los autónomos se creen empresarios. Sobre todo los “falsos autónomos”, aquellos que han tenido que hacerse autónomos porque la empresa donde trabajaban como asalariados les ha despedido, pero ofreciéndoles a cambio seguir con su trabajo cotidiano si se compraban un camión o unas furgoneta (con créditos bancarios cuyas cuotas mensuales antes sí podían y ahora casi no pueden pagar) para el transporte de las mercancías de la fábrica matriz. Y así, todas las externalizaciones de segmentos de la producción que se han ido generando en la época de las liberalizaciones neoliberales. Porque el origen del autónomo no es ese bucólico cuento chino del espíritu “emprendedor” de algunos (que también lo hay, claro), sino más bien la necesidad que hace el tener que comer todos los días.

Ser autónomo en España es sufrir las desventajas de los trabajadores por cuenta ajena y no gozar de los beneficios de los empresarios grandes. Por eso se han organizado en asociaciones que ni son sindicatos ni patronales, sino asociaciones de autónomos. Y poco a poco han ido adquiriendo el reconocimiento social e institucional que merece un colectivo de más de tres millones de personas. Sólo en Andalucía hay más de 400.000. Las organizaciones más representativas son UPTA y ATA.

De cara a las elecciones generales, ATA ha exigido un cambio radical de la política económica seguida hasta ahora por el gobierno. Espero que Lorenzo Amor, su presidente, al que he tenido el honor de conocer personalmente, no se fíe demasiado de lo que vaya a hacer Rajoy, que ya ha prometido varias cosas a los autónomos, algunas de ellas calcadas del programa de ATA. Porque la derecha económica va a lo que va, de la mano de la gran banca y la gran empresa. Y, amigos autónomos, esto es una lucha de los grandes contra los pequeños, a los que les quieren para que hagan lo que les sobra y les resuelvan el problema del conflicto social que sería tener mano sobre mano a la mitad de la población laboral activa. Por eso, si el PSOE durante sus años de gobierno no os ha ofrecido más que promesas y algunos avances legislativos incuestionables como los contemplados en el Estatuto del Trabajo Autónomo (desempleo incluido), el PP os ofrece reducción de impuestos y cotizaciones, pero qué difícil veo que eso se vaya a cumplir en plena crisis económica.

En la misma línea que ATA, UPTA ha mandado a todos los grupos parlamentarios y partidos un documento para que suscriban sus propuestas en los programas electorales. Normal. Ambas pretenden lo mismo, al fin de cuentas, en representación de un colectivo que tiene muchas posibilidades, pero también muchos problemas. Si cada autónomo contratase a un solo trabajador por cuenta ajena, se crearían tres millones de puestos de trabajo, ha dicho el presidente de ATA. Vamos, que se acabaría con el problema del paro. Pero para sustentar esos dos empleos en uno, haría falta que los bancos dieran créditos y que se volviera a relanzar la demanda interna, por un lado el consumo público (cambiar la política económica es ahora mismo luchar contra la estrategia del ajuste fiscal que defienden tanto PSOE como PP, amigo Amor, no “redimensionar las administraciones públicas” como planteas) y el consumo privado (hacer una reforma financiera que cambie la permanente tentación especulativa de la banca, mediante un cambio de las instituciones financieras, empezando por la creación de una banca pública). Y eso no lo veo en ninguna de las propuestas ni de UPTA ni de ATA. Esas son la base de las propuestas de IU.

No obstante, IU haría bien en tomar nota de lo que podría ser un programa electoral que contemplase soluciones para los principales problemas que tienen los autónomos. No en todo se va a coincidir, ni cabe hacer demagogia. Pero sí hay que tener sensibilidad con las pymes y los autónomos, que son el 80% del tejido empresarial de nuestro país.

Porque es verdad que hay que:

– Incrementar los incentivos para las pymes y los autónomos.
– Eliminar trabas administrativas para la apertura, la contratación, la transmisión y ampliación de las empresas pequeñas, medianas y de autónomos.
– Revisar el sistema de módulos por el que contribuyen al fisco, creando incluso un sistema específico y más justo para ellos.
– Revisar la periodicidad del pago de impuestos y cotizaciones sociales, ampliando los plazos, para facilitar la burocracia, sobre todo de forma voluntaria, pues para algunos sería perjudicial la acumulación de la deuda fiscal y social que la ampliación de los plazos implicaría.
– Disminuir o suprimir la carga fiscal para el caso de reinversión de los beneficios en la ampliación del propio negocio.
– Compensar las deudas que los ayuntamientos y otras administraciones contraen con ellos con los pagos de impuestos o tasas que deben hacerles.
– Crear un plan de fomento de la contratación del primero trabajador por cuenta ajena.
– Desarrollar los derechos contemplados en el Estatuto del Trabajo Autónomo, como la formación, el acceso a las nuevas tecnologías de la información, la seguridad y salud laboral, etc.

Todas estas cosas y más deberían ser el eje de un programa de izquierdas sobre los autónomos. No es nada novedoso. Casi todos los partidos vamos a coincidir en los programas sobre los compromisos con los autónomos. La única diferencia que debe haber es que lo que ponga IU en su programa irá a misa, vamos que se cumplirá a rajatabla si gana o está en condiciones que influir a fondo en la política económica. Mientras que los compromisos de los demás… dependerá de cómo les aprieten las clavijas desde Bruselas, el FMI o el BCE.

Que una cosa es predicar y otra dar trigo, amigo Lorenzo Amor. Y Rajoy predica poco, pero lo ha dicho claro: “Depende de la herencia de Zapatero…”. O sea, que, mejor nos fijamos en lo que están haciendo las comunidades autónomas que gobierna ya el PP, y veremos que todo son recortes, pero que lo ahorrado no va para los autónomos, desgraciadamente. ¿O no es así?

PVP110929

1. El misterio de las subidas del recibo de la luz

Parece que ha habido una subasta entre las empresas comercializadoras de la concesión del suministro de energía eléctrica (CESUR), como cada trimestre, y que como el precio ha subido un 5’9% en la puja, pues en principio el precio de la luz tendría que subir un 5’9%. Pero como la TUR (tarifa de último recurso) a la que casi todos los consumidores están acogidos se compone de ese componente del CESUR más otro componente que es el peaje de acceso que fija el gobierno, pues el gobierno tiene la posibilidad de congelar el precio final de la factura de la luz, rebajando su peaje. Sin embargo esta rebaja no afectará a la generación del déficit, es decir, que seguirá habiendo una deuda con las empresas comercializadoras, que tarde o temprano tendremos que pagar incluso con intereses. Es lo que se llama déficit tarifario, que ahora mismo acumula una deuda de 22.000 millones, colocado en el mercado a través del Fondo de Amortización del Déficit Eléctrico (FADE).

Y según dice la noticia de donde he sacado esta información, para aliviar esta deuda, el gobierno compensa a las eléctricas adoptando medidas en torno a las primas que otorga a la generación y distribución de energías renovables, en las que estas compañías eléctricas tienen su negocio expansivo o secundario, de futuro.

Total: que los consumidores hemos sufrido dos subidas en lo que va de año 2011, una en enero del 9’8% y otra en junio del 1’5%; pero el gobierno ha congelado su peaje otras dos veces, una en abril y ahora si finalmente lo hace en octubre. La subida del recibo de la luz ha sido del 11’3%, y encima les debemos dinero.

Las organizaciones de consumidores y usuarios ya han vuelto a exigir al gobierno que congele el precio del recibo de la luz, pero lo que no va a hacer el gobierno es cambiar el sistema legal descrito, pues esto es lo que se llama “liberalización de los servicios”, entre otros el del suministro de energía eléctrica, impuesto obviamente4 por la correspondiente directiva europea.

¿Lo han comprendido? Yo no.

Porque si el comercio está “liberalizado”, ¿cómo es posible que haya tan pocas compañías eléctricas, que son cuatro o cinco en toda España (Endesa, Iberdrola, Gas Natural-Fenosa, Hidrocantábrico, y poco más), que funcionan en régimen de oligopolio? ¿O es que alguien se cree que no se ponen de acuerdo en las subastas? Yo tampoco.

¿Y por qué liberalizar este servicio tan esencial o costoso, cuando al final también depende en parte del gobierno? Hay una alianza entre los gobiernos y las grandes empresas que antes eran públicas y ahora son privadas, entran en los vaivenes del mercado, pero no del todo en régimen de competencia, sino que funcionan como auténticos oligopolios de estos servicios esenciales. ¿Por qué no se nacionalizan? No sólo el servicio de la energía eléctrica, sino otros suministros básicos, como el agua. Las primas a las renovables son subvenciones que “compensan” las “pérdidas” de las eléctricas.

¿Han visto cómo se reparten beneficios estas compañías, que son las que más proyección internacional tienen? Los beneficios que se reparten entre sus accionistas vienen directamente de las abultadas facturas de la luz que nos imponen-

2. La economía productiva no tira, la especulativa sí

Esta afirmación sería algo teórica si de vez en cuando no salieran datos que nos dan luz de forma clara y estadística. Este es el caso de los últimos datos que nos ha facilitado el Banco de España respecto del primer semestre del año en curso, 2011. Resulta que la economía no tira en general, porque el consumo no tira, y sobre todo por la espectacular caída del consumo público. Normal: si estamos de ajustes en todas las administraciones públicas, todo se paraliza. ¿O qué esperaban estos sabios? La segunda recesión, si se produce en la zona euro y en particular en España, será fruto directo del ajuste fiscal decretado por los neoliberales de Merkel-Sarkozy-Rajoy, etc.

En concreto los beneficios de las empresas no financieras han caído un 18’1% en el semestre. Pero atentos al despiece del dato: el resultado económico bruto cayó un -1’6% hasta junio, cuando en 2010 había subido un 13’1% (recuerden que el gobierno alentó el consumo de viviendas y demás bienes y servicios anunciando que el 1 de julio subía el IVA, por eso en 2010 el resultado fue atípico); pero el resultado ordinario neto de 2011 ha subido un +3’5%. ¿Cómo es posible? Porque los ingresos financieros progresaron un 23’4%, sobre todo por la subida de los tipos de interés. O sea, la banca, las mutuas y compañías de seguros, las entidades de crédito, etc. son las que hacen que la economía no caiga tanto… la suya. La de la inmensa mayoría de la población, esa va de puta pena. Y si no, que se lo digan al consumo de los hogares.

Pese a todo, la patronal está muy contrariada, pues los gastos del personal han subido un 0’3% (que no es para tanto), cuando en 2010 había bajado un 1%, y las remuneraciones han subido un 1’3%, cuando en 2010 fue un 1’2%. Ahora la CEOE se niega a cumplir lo pactado en el acuerdo trianual ANC, en el que correspondía que en 2012 fuera la mejor subida, entre el 1’5 y el 205%. En términos globales no se han pillado los dedos, pues en estos dos primeros años de desarrollo del acuerdo el IPC ha subido en una media superior al 3%. Pero en el último año del acuerdo, el 2012, esperan que las cosas no vayan a mejor, sino a peor. Tampoco en esto van a acertar, pues todas las previsiones es que en el segundo semestre de 2012 se remedie el estancamiento-recesión que se produzca de aquí a junio del 2012. En fin, que nadie tiene una bola de cristal, pero que no vienen tiempos fáciles, sobre todo si el gasto público sigue contrayéndose y no tira del carro de la economía.

A lo que íbamos. Que son los ingresos financieros, la economía especulativa, no la productiva, la que se salva. Ellos se salvan. Nosotros nos hundimos. Ellos y nosotros. Siempre ha habido clases, aunque algunos no se enteren (parte de los nuestros) y otros quieran negarlo porque les interesa.

PVP110928
1. El misterio de las subidas del recibo de la luz

Parece que ha habido una subasta entre las empresas comercializadoras de la concesión del suministro de energía eléctrica (CESUR), como cada trimestre, y que como el precio ha subido un 5’9% en la puja, pues en principio el precio de la luz tendría que subir un 5’9%. Pero como la TUR (tarifa de último recurso) a la que casi todos los consumidores están acogidos se compone de ese componente del CESUR más otro componente que es el peaje de acceso que fija el gobierno, pues el gobierno tiene la posibilidad de congelar el precio final de la factura de la luz, rebajando su peaje. Sin embargo esta rebaja no afectará a la generación del déficit, es decir, que seguirá habiendo una deuda con las empresas comercializadoras, que tarde o temprano tendremos que pagar incluso con intereses. Es lo que se llama déficit tarifario, que ahora mismo acumula una deuda de 22.000 millones, colocado en el mercado a través del Fondo de Amortización del Déficit Eléctrico (FADE).

Y según dice la noticia de donde he sacado esta información, para aliviar esta deuda, el gobierno compensa a las eléctricas adoptando medidas en torno a las primas que otorga a la generación y distribución de energías renovables, en las que estas compañías eléctricas tienen su negocio expansivo o secundario, de futuro.

Total: que los consumidores hemos sufrido dos subidas en lo que va de año 2011, una en enero del 9’8% y otra en junio del 1’5%; pero el gobierno ha congelado su peaje otras dos veces, una en abril y ahora si finalmente lo hace en octubre. La subida del recibo de la luz ha sido del 11’3%, y encima les debemos dinero.

Las organizaciones de consumidores y usuarios ya han vuelto a exigir al gobierno que congele el precio del recibo de la luz, pero lo que no va a hacer el gobierno es cambiar el sistema legal descrito, pues esto es lo que se llama “liberalización de los servicios”, entre otros el del suministro de energía eléctrica, impuesto obviamente4 por la correspondiente directiva europea.

¿Lo han comprendido? Yo no.

Porque si el comercio está “liberalizado”, ¿cómo es posible que haya tan pocas compañías eléctricas, que son cuatro o cinco en toda España (Endesa, Iberdrola, Gas Natural-Fenosa, Hidrocantábrico, y poco más), que funcionan en régimen de oligopolio? ¿O es que alguien se cree que no se ponen de acuerdo en las subastas? Yo tampoco.

¿Y por qué liberalizar este servicio tan esencial o costoso, cuando al final también depende en parte del gobierno? Hay una alianza entre los gobiernos y las grandes empresas que antes eran públicas y ahora son privadas, entran en los vaivenes del mercado, pero no del todo en régimen de competencia, sino que funcionan como auténticos oligopolios de estos servicios esenciales. ¿Por qué no se nacionalizan? No sólo el servicio de la energía eléctrica, sino otros suministros básicos, como el agua. Las primas a las renovables son subvenciones que “compensan” las “pérdidas” de las eléctricas.

¿Han visto cómo se reparten beneficios estas compañías, que son las que más proyección internacional tienen? Los beneficios que se reparten entre sus accionistas vienen directamente de las abultadas facturas de la luz que nos imponen-

2. La economía productiva no tira, la especulativa sí

Esta afirmación sería algo teórica si de vez en cuando no salieran datos que nos dan luz de forma clara y estadística. Este es el caso de los últimos datos que nos ha facilitado el Banco de España respecto del primer semestre del año en curso, 2011. Resulta que la economía no tira en general, porque el consumo no tira, y sobre todo por la espectacular caída del consumo público. Normal: si estamos de ajustes en todas las administraciones públicas, todo se paraliza. ¿O qué esperaban estos sabios? La segunda recesión, si se produce en la zona euro y en particular en España, será fruto directo del ajuste fiscal decretado por los neoliberales de Merkel-Sarkozy-Rajoy, etc.

En concreto los beneficios de las empresas no financieras han caído un 18’1% en el semestre. Pero atentos al despiece del dato: el resultado económico bruto cayó un -1’6% hasta junio, cuando en 2010 había subido un 13’1% (recuerden que el gobierno alentó el consumo de viviendas y demás bienes y servicios anunciando que el 1 de julio subía el IVA, por eso en 2010 el resultado fue atípico); pero el resultado ordinario neto de 2011 ha subido un +3’5%. ¿Cómo es posible? Porque los ingresos financieros progresaron un 23’4%, sobre todo por la subida de los tipos de interés. O sea, la banca, las mutuas y compañías de seguros, las entidades de crédito, etc. son las que hacen que la economía no caiga tanto… la suya. La de la inmensa mayoría de la población, esa va de puta pena. Y si no, que se lo digan al consumo de los hogares.

Pese a todo, la patronal está muy contrariada, pues los gastos del personal han subido un 0’3% (que no es para tanto), cuando en 2010 había bajado un 1%, y las remuneraciones han subido un 1’3%, cuando en 2010 fue un 1’2%. Ahora la CEOE se niega a cumplir lo pactado en el acuerdo trianual ANC, en el que correspondía que en 2012 fuera la mejor subida, entre el 1’5 y el 205%. En términos globales no se han pillado los dedos, pues en estos dos primeros años de desarrollo del acuerdo el IPC ha subido en una media superior al 3%. Pero en el último año del acuerdo, el 2012, esperan que las cosas no vayan a mejor, sino a peor. Tampoco en esto van a acertar, pues todas las previsiones es que en el segundo semestre de 2012 se remedie el estancamiento-recesión que se produzca de aquí a junio del 2012. En fin, que nadie tiene una bola de cristal, pero que no vienen tiempos fáciles, sobre todo si el gasto público sigue contrayéndose y no tira del carro de la economía.

A lo que íbamos. Que son los ingresos financieros, la economía especulativa, no la productiva, la que se salva. Ellos se salvan. Nosotros nos hundimos. Ellos y nosotros. Siempre ha habido clases, aunque algunos no se enteren (parte de los nuestros) y otros quieran negarlo porque les interesa.

PVP110928
1. El misterio de las subidas del recibo de la luz

Parece que ha habido una subasta entre las empresas comercializadoras de la concesión del suministro de energía eléctrica (CESUR), como cada trimestre, y que como el precio ha subido un 5’9% en la puja, pues en principio el precio de la luz tendría que subir un 5’9%. Pero como la TUR (tarifa de último recurso) a la que casi todos los consumidores están acogidos se compone de ese componente del CESUR más otro componente que es el peaje de acceso que fija el gobierno, pues el gobierno tiene la posibilidad de congelar el precio final de la factura de la luz, rebajando su peaje. Sin embargo esta rebaja no afectará a la generación del déficit, es decir, que seguirá habiendo una deuda con las empresas comercializadoras, que tarde o temprano tendremos que pagar incluso con intereses. Es lo que se llama déficit tarifario, que ahora mismo acumula una deuda de 22.000 millones, colocado en el mercado a través del Fondo de Amortización del Déficit Eléctrico (FADE).

Y según dice la noticia de donde he sacado esta información, para aliviar esta deuda, el gobierno compensa a las eléctricas adoptando medidas en torno a las primas que otorga a la generación y distribución de energías renovables, en las que estas compañías eléctricas tienen su negocio expansivo o secundario, de futuro.

Total: que los consumidores hemos sufrido dos subidas en lo que va de año 2011, una en enero del 9’8% y otra en junio del 1’5%; pero el gobierno ha congelado su peaje otras dos veces, una en abril y ahora si finalmente lo hace en octubre. La subida del recibo de la luz ha sido del 11’3%, y encima les debemos dinero.

Las organizaciones de consumidores y usuarios ya han vuelto a exigir al gobierno que congele el precio del recibo de la luz, pero lo que no va a hacer el gobierno es cambiar el sistema legal descrito, pues esto es lo que se llama “liberalización de los servicios”, entre otros el del suministro de energía eléctrica, impuesto obviamente4 por la correspondiente directiva europea.

¿Lo han comprendido? Yo no.

Porque si el comercio está “liberalizado”, ¿cómo es posible que haya tan pocas compañías eléctricas, que son cuatro o cinco en toda España (Endesa, Iberdrola, Gas Natural-Fenosa, Hidrocantábrico, y poco más), que funcionan en régimen de oligopolio? ¿O es que alguien se cree que no se ponen de acuerdo en las subastas? Yo tampoco.

¿Y por qué liberalizar este servicio tan esencial o costoso, cuando al final también depende en parte del gobierno? Hay una alianza entre los gobiernos y las grandes empresas que antes eran públicas y ahora son privadas, entran en los vaivenes del mercado, pero no del todo en régimen de competencia, sino que funcionan como auténticos oligopolios de estos servicios esenciales. ¿Por qué no se nacionalizan? No sólo el servicio de la energía eléctrica, sino otros suministros básicos, como el agua. Las primas a las renovables son subvenciones que “compensan” las “pérdidas” de las eléctricas.

¿Han visto cómo se reparten beneficios estas compañías, que son las que más proyección internacional tienen? Los beneficios que se reparten entre sus accionistas vienen directamente de las abultadas facturas de la luz que nos imponen-

2. La economía productiva no tira, la especulativa sí

Esta afirmación sería algo teórica si de vez en cuando no salieran datos que nos dan luz de forma clara y estadística. Este es el caso de los últimos datos que nos ha facilitado el Banco de España respecto del primer semestre del año en curso, 2011. Resulta que la economía no tira en general, porque el consumo no tira, y sobre todo por la espectacular caída del consumo público. Normal: si estamos de ajustes en todas las administraciones públicas, todo se paraliza. ¿O qué esperaban estos sabios? La segunda recesión, si se produce en la zona euro y en particular en España, será fruto directo del ajuste fiscal decretado por los neoliberales de Merkel-Sarkozy-Rajoy, etc.

En concreto los beneficios de las empresas no financieras han caído un 18’1% en el semestre. Pero atentos al despiece del dato: el resultado económico bruto cayó un -1’6% hasta junio, cuando en 2010 había subido un 13’1% (recuerden que el gobierno alentó el consumo de viviendas y demás bienes y servicios anunciando que el 1 de julio subía el IVA, por eso en 2010 el resultado fue atípico); pero el resultado ordinario neto de 2011 ha subido un +3’5%. ¿Cómo es posible? Porque los ingresos financieros progresaron un 23’4%, sobre todo por la subida de los tipos de interés. O sea, la banca, las mutuas y compañías de seguros, las entidades de crédito, etc. son las que hacen que la economía no caiga tanto… la suya. La de la inmensa mayoría de la población, esa va de puta pena. Y si no, que se lo digan al consumo de los hogares.

Pese a todo, la patronal está muy contrariada, pues los gastos del personal han subido un 0’3% (que no es para tanto), cuando en 2010 había bajado un 1%, y las remuneraciones han subido un 1’3%, cuando en 2010 fue un 1’2%. Ahora la CEOE se niega a cumplir lo pactado en el acuerdo trianual ANC, en el que correspondía que en 2012 fuera la mejor subida, entre el 1’5 y el 205%. En términos globales no se han pillado los dedos, pues en estos dos primeros años de desarrollo del acuerdo el IPC ha subido en una media superior al 3%. Pero en el último año del acuerdo, el 2012, esperan que las cosas no vayan a mejor, sino a peor. Tampoco en esto van a acertar, pues todas las previsiones es que en el segundo semestre de 2012 se remedie el estancamiento-recesión que se produzca de aquí a junio del 2012. En fin, que nadie tiene una bola de cristal, pero que no vienen tiempos fáciles, sobre todo si el gasto público sigue contrayéndose y no tira del carro de la economía.

A lo que íbamos. Que son los ingresos financieros, la economía especulativa, no la productiva, la que se salva. Ellos se salvan. Nosotros nos hundimos. Ellos y nosotros. Siempre ha habido clases, aunque algunos no se enteren (parte de los nuestros) y otros quieran negarlo porque les interesa.

PVP110928
1. El misterio de las subidas del recibo de la luz

Parece que ha habido una subasta entre las empresas comercializadoras de la concesión del suministro de energía eléctrica (CESUR), como cada trimestre, y que como el precio ha subido un 5’9% en la puja, pues en principio el precio de la luz tendría que subir un 5’9%. Pero como la TUR (tarifa de último recurso) a la que casi todos los consumidores están acogidos se compone de ese componente del CESUR más otro componente que es el peaje de acceso que fija el gobierno, pues el gobierno tiene la posibilidad de congelar el precio final de la factura de la luz, rebajando su peaje. Sin embargo esta rebaja no afectará a la generación del déficit, es decir, que seguirá habiendo una deuda con las empresas comercializadoras, que tarde o temprano tendremos que pagar incluso con intereses. Es lo que se llama déficit tarifario, que ahora mismo acumula una deuda de 22.000 millones, colocado en el mercado a través del Fondo de Amortización del Déficit Eléctrico (FADE).

Y según dice la noticia de donde he sacado esta información, para aliviar esta deuda, el gobierno compensa a las eléctricas adoptando medidas en torno a las primas que otorga a la generación y distribución de energías renovables, en las que estas compañías eléctricas tienen su negocio expansivo o secundario, de futuro.

Total: que los consumidores hemos sufrido dos subidas en lo que va de año 2011, una en enero del 9’8% y otra en junio del 1’5%; pero el gobierno ha congelado su peaje otras dos veces, una en abril y ahora si finalmente lo hace en octubre. La subida del recibo de la luz ha sido del 11’3%, y encima les debemos dinero.

Las organizaciones de consumidores y usuarios ya han vuelto a exigir al gobierno que congele el precio del recibo de la luz, pero lo que no va a hacer el gobierno es cambiar el sistema legal descrito, pues esto es lo que se llama “liberalización de los servicios”, entre otros el del suministro de energía eléctrica, impuesto obviamente4 por la correspondiente directiva europea.

¿Lo han comprendido? Yo no.

Porque si el comercio está “liberalizado”, ¿cómo es posible que haya tan pocas compañías eléctricas, que son cuatro o cinco en toda España (Endesa, Iberdrola, Gas Natural-Fenosa, Hidrocantábrico, y poco más), que funcionan en régimen de oligopolio? ¿O es que alguien se cree que no se ponen de acuerdo en las subastas? Yo tampoco.

¿Y por qué liberalizar este servicio tan esencial o costoso, cuando al final también depende en parte del gobierno? Hay una alianza entre los gobiernos y las grandes empresas que antes eran públicas y ahora son privadas, entran en los vaivenes del mercado, pero no del todo en régimen de competencia, sino que funcionan como auténticos oligopolios de estos servicios esenciales. ¿Por qué no se nacionalizan? No sólo el servicio de la energía eléctrica, sino otros suministros básicos, como el agua. Las primas a las renovables son subvenciones que “compensan” las “pérdidas” de las eléctricas.

¿Han visto cómo se reparten beneficios estas compañías, que son las que más proyección internacional tienen? Los beneficios que se reparten entre sus accionistas vienen directamente de las abultadas facturas de la luz que nos imponen-

2. La economía productiva no tira, la especulativa sí

Esta afirmación sería algo teórica si de vez en cuando no salieran datos que nos dan luz de forma clara y estadística. Este es el caso de los últimos datos que nos ha facilitado el Banco de España respecto del primer semestre del año en curso, 2011. Resulta que la economía no tira en general, porque el consumo no tira, y sobre todo por la espectacular caída del consumo público. Normal: si estamos de ajustes en todas las administraciones públicas, todo se paraliza. ¿O qué esperaban estos sabios? La segunda recesión, si se produce en la zona euro y en particular en España, será fruto directo del ajuste fiscal decretado por los neoliberales de Merkel-Sarkozy-Rajoy, etc.

En concreto los beneficios de las empresas no financieras han caído un 18’1% en el semestre. Pero atentos al despiece del dato: el resultado económico bruto cayó un -1’6% hasta junio, cuando en 2010 había subido un 13’1% (recuerden que el gobierno alentó el consumo de viviendas y demás bienes y servicios anunciando que el 1 de julio subía el IVA, por eso en 2010 el resultado fue atípico); pero el resultado ordinario neto de 2011 ha subido un +3’5%. ¿Cómo es posible? Porque los ingresos financieros progresaron un 23’4%, sobre todo por la subida de los tipos de interés. O sea, la banca, las mutuas y compañías de seguros, las entidades de crédito, etc. son las que hacen que la economía no caiga tanto… la suya. La de la inmensa mayoría de la población, esa va de puta pena. Y si no, que se lo digan al consumo de los hogares.

Pese a todo, la patronal está muy contrariada, pues los gastos del personal han subido un 0’3% (que no es para tanto), cuando en 2010 había bajado un 1%, y las remuneraciones han subido un 1’3%, cuando en 2010 fue un 1’2%. Ahora la CEOE se niega a cumplir lo pactado en el acuerdo trianual ANC, en el que correspondía que en 2012 fuera la mejor subida, entre el 1’5 y el 205%. En términos globales no se han pillado los dedos, pues en estos dos primeros años de desarrollo del acuerdo el IPC ha subido en una media superior al 3%. Pero en el último año del acuerdo, el 2012, esperan que las cosas no vayan a mejor, sino a peor. Tampoco en esto van a acertar, pues todas las previsiones es que en el segundo semestre de 2012 se remedie el estancamiento-recesión que se produzca de aquí a junio del 2012. En fin, que nadie tiene una bola de cristal, pero que no vienen tiempos fáciles, sobre todo si el gasto público sigue contrayéndose y no tira del carro de la economía.

A lo que íbamos. Que son los ingresos financieros, la economía especulativa, no la productiva, la que se salva. Ellos se salvan. Nosotros nos hundimos. Ellos y nosotros. Siempre ha habido clases, aunque algunos no se enteren (parte de los nuestros) y otros quieran negarlo porque les interesa.

PVP110928
1. El misterio de las subidas del recibo de la luz

Parece que ha habido una subasta entre las empresas comercializadoras de la concesión del suministro de energía eléctrica (CESUR), como cada trimestre, y que como el precio ha subido un 5’9% en la puja, pues en principio el precio de la luz tendría que subir un 5’9%. Pero como la TUR (tarifa de último recurso) a la que casi todos los consumidores están acogidos se compone de ese componente del CESUR más otro componente que es el peaje de acceso que fija el gobierno, pues el gobierno tiene la posibilidad de congelar el precio final de la factura de la luz, rebajando su peaje. Sin embargo esta rebaja no afectará a la generación del déficit, es decir, que seguirá habiendo una deuda con las empresas comercializadoras, que tarde o temprano tendremos que pagar incluso con intereses. Es lo que se llama déficit tarifario, que ahora mismo acumula una deuda de 22.000 millones, colocado en el mercado a través del Fondo de Amortización del Déficit Eléctrico (FADE).

Y según dice la noticia de donde he sacado esta información, para aliviar esta deuda, el gobierno compensa a las eléctricas adoptando medidas en torno a las primas que otorga a la generación y distribución de energías renovables, en las que estas compañías eléctricas tienen su negocio expansivo o secundario, de futuro.

Total: que los consumidores hemos sufrido dos subidas en lo que va de año 2011, una en enero del 9’8% y otra en junio del 1’5%; pero el gobierno ha congelado su peaje otras dos veces, una en abril y ahora si finalmente lo hace en octubre. La subida del recibo de la luz ha sido del 11’3%, y encima les debemos dinero.

Las organizaciones de consumidores y usuarios ya han vuelto a exigir al gobierno que congele el precio del recibo de la luz, pero lo que no va a hacer el gobierno es cambiar el sistema legal descrito, pues esto es lo que se llama “liberalización de los servicios”, entre otros el del suministro de energía eléctrica, impuesto obviamente4 por la correspondiente directiva europea.

¿Lo han comprendido? Yo no.

Porque si el comercio está “liberalizado”, ¿cómo es posible que haya tan pocas compañías eléctricas, que son cuatro o cinco en toda España (Endesa, Iberdrola, Gas Natural-Fenosa, Hidrocantábrico, y poco más), que funcionan en régimen de oligopolio? ¿O es que alguien se cree que no se ponen de acuerdo en las subastas? Yo tampoco.

¿Y por qué liberalizar este servicio tan esencial o costoso, cuando al final también depende en parte del gobierno? Hay una alianza entre los gobiernos y las grandes empresas que antes eran públicas y ahora son privadas, entran en los vaivenes del mercado, pero no del todo en régimen de competencia, sino que funcionan como auténticos oligopolios de estos servicios esenciales. ¿Por qué no se nacionalizan? No sólo el servicio de la energía eléctrica, sino otros suministros básicos, como el agua. Las primas a las renovables son subvenciones que “compensan” las “pérdidas” de las eléctricas.

¿Han visto cómo se reparten beneficios estas compañías, que son las que más proyección internacional tienen? Los beneficios que se reparten entre sus accionistas vienen directamente de las abultadas facturas de la luz que nos imponen-

2. La economía productiva no tira, la especulativa sí

Esta afirmación sería algo teórica si de vez en cuando no salieran datos que nos dan luz de forma clara y estadística. Este es el caso de los últimos datos que nos ha facilitado el Banco de España respecto del primer semestre del año en curso, 2011. Resulta que la economía no tira en general, porque el consumo no tira, y sobre todo por la espectacular caída del consumo público. Normal: si estamos de ajustes en todas las administraciones públicas, todo se paraliza. ¿O qué esperaban estos sabios? La segunda recesión, si se produce en la zona euro y en particular en España, será fruto directo del ajuste fiscal decretado por los neoliberales de Merkel-Sarkozy-Rajoy, etc.

En concreto los beneficios de las empresas no financieras han caído un 18’1% en el semestre. Pero atentos al despiece del dato: el resultado económico bruto cayó un -1’6% hasta junio, cuando en 2010 había subido un 13’1% (recuerden que el gobierno alentó el consumo de viviendas y demás bienes y servicios anunciando que el 1 de julio subía el IVA, por eso en 2010 el resultado fue atípico); pero el resultado ordinario neto de 2011 ha subido un +3’5%. ¿Cómo es posible? Porque los ingresos financieros progresaron un 23’4%, sobre todo por la subida de los tipos de interés. O sea, la banca, las mutuas y compañías de seguros, las entidades de crédito, etc. son las que hacen que la economía no caiga tanto… la suya. La de la inmensa mayoría de la población, esa va de puta pena. Y si no, que se lo digan al consumo de los hogares.

Pese a todo, la patronal está muy contrariada, pues los gastos del personal han subido un 0’3% (que no es para tanto), cuando en 2010 había bajado un 1%, y las remuneraciones han subido un 1’3%, cuando en 2010 fue un 1’2%. Ahora la CEOE se niega a cumplir lo pactado en el acuerdo trianual ANC, en el que correspondía que en 2012 fuera la mejor subida, entre el 1’5 y el 205%. En términos globales no se han pillado los dedos, pues en estos dos primeros años de desarrollo del acuerdo el IPC ha subido en una media superior al 3%. Pero en el último año del acuerdo, el 2012, esperan que las cosas no vayan a mejor, sino a peor. Tampoco en esto van a acertar, pues todas las previsiones es que en el segundo semestre de 2012 se remedie el estancamiento-recesión que se produzca de aquí a junio del 2012. En fin, que nadie tiene una bola de cristal, pero que no vienen tiempos fáciles, sobre todo si el gasto público sigue contrayéndose y no tira del carro de la economía.

A lo que íbamos. Que son los ingresos financieros, la economía especulativa, no la productiva, la que se salva. Ellos se salvan. Nosotros nos hundimos. Ellos y nosotros. Siempre ha habido clases, aunque algunos no se enteren (parte de los nuestros) y otros quieran negarlo porque les interesa.

PVP110928

1. La musa del Carajillo Party sabe una hartá de historia

La Espe, doña Esperanza Aguirre, chulapona madrileña donde las haya, ha ido a un aquelarre donde Pedro J.Ramírez presentaba un libro que ha escrito, y en medio de un selecto público, ha arremetido contra el 15-M, llamando a los indignados “camorristas” y “pendencieros”. Ella, que donde pone su boquita estalla la polémica, llama pendencieros a los demás.

Lo más chusco de las palabras de la doña es que ha alertado sobre la peligrosa que es la mayor reivindicación de los del 15-M, que es la democracia directa. Vamos, que eso para la musa del Carajillo Party es querer hacer una revolución tipo Francia de 1793, cuando el pueblo por las calles tomaba bastillas y quería decidir la justicia en las plazas públicas, opinando de todo sin saber de nada… esa chusma… Bueno, no lo ha dicho así, pero iba en el contexto. Lo que ha querido defender doña Espe es la democracia representativa.

¡Qué mala memoria tiene la doña! ¿No se acuerda de cómo consiguió ser presidenta de la comunidad de Madrid? ¿No recuerda el “tamayazo”, esa compra de dos votos del PSOE por su parte y la de sus secuaces para hacer de la minoría que había sustentado en las elecciones democráticas el voto de derechas, una mayoría absoluta comprada?

Acabamos de enterarnos que cuando el año pasado dijiste que te ibas a recortarte el sueldo un 15% y a tus altos cargos un 10%, resulta que hiciste trampa, y te adjudicaste un complemento en la partida presupuestaria 1803, para que el recorte ni lo notaseis tú y tus compinches.

Doña Esperanza, tienes mucho que callar cuando hablas de democracia. No estás tú precisamente para dar lecciones de democracia representativa a nadie. ¿No te das cuenta de que esos chanchullos “democráticos” de los representantes legítimos del pueblo son los que han hecho quw una parte del mismo haya decidido salir a miles por las calles en eso que llamamos 15-M?

Tus espionajes, tus Gürtell, tus tamayazos, tus engaños y chanchullos son el peligro más directo para la democracia representativa.

2. Pacta sunt servanda

La CEOE dice ahora que no quiere cumplir el ANC (Acuerdo de Negociación Colectiva) que suscribió en 2010 con los sindicatos, y que contemplaba para 2012 una subida del 1’5 al 2’5%. La subida es moderada, pues la inflación se disparó en 2010 al 3’8%, y la de este año va por el estilo. Por tanto, el negocio era redondo para los empresarios, que ganaban “competitividad” en unos costes salariales recortados que les permitían jugar a rebajar precios. Pero ni por esas. Les resulta demasiado gravoso, y con la excusa de prorrogar el pacto hasta el 2014, quieren que los sindicatos revisen su legítima exigencia a que se cumpla el término de lo pactado.

“Pacta sunt servanda” decían los romanos, que fundaron el Derecho Civil que ha regido la civilización occidental hasta estas fechas, pasando por muchas vicisitudes, como el Medievo, la Revolución Francesa, la revolución industrial, la experiencia soviética, y cuantos regímenes o sistemas sociopolíticos hayan existido en el planeta. Y en culturas orientales, lo mismo: los acuerdos se hacen para ser cumplidos, deben cumplirse. Es que si no se rompe el principio civilizatorio más elemental.

En los pueblos de Graná se decía (y se sigue diciendo) que con un apretón de manos basta, que la palabra de un hombre es sagrada. En la CEOE de Rosell, la palabra y la firma del patrón de patronos es puro engaño. En realidad lo que esperan los de la patronal es que venga su salvador, ese gallego en forma de presidente Rajoy, que les va a arreglar ese obstáculo de los sindicatos, haciendo una “gran reforma laboral”, que deje la negociación colectiva a la altura del trato entre empresario y trabajador de tú a tú, de “igual a igual”. Como en el Derecho Romano, pero sin evolucionar hacia el Derecho del Trabajo (donde se reconoce al trabajador como la parte débil y a proteger en la relación contractual), haciendo tabla rasa con el Estatuto de los Trabajadores.

Los sindicatos CC.OO. y UGT no han aceptado esos términos. Toxo, más osado, ha dicho que si se trata de revisar el ANC, pues vamos a hablar de limitar los beneficios empresariales. Pero un vicepresidente de la CEOE, Lacasa, ha dicho que eso es “contra natura” del modelo económico de mercado. ¿Ven? En la patronal española también saben latín. O sea, que limitar los beneficios de los empresarios es contrario a la Naturaleza, pero la Naturaleza colabora con los empresarios cuando de incumplir los acuerdos se trata para rebajar los salarios.

La Naturaleza, siempre tan sabia ella, ha decidido que el estado natural de las cosas es que los trabajadores sean costes, no personas, y que el régimen del coste cero o trabajo sin salario es el perfecto. Por eso hay que acabar con los acuerdos que no pongan al trabajador a la altura del esclavo, y para ello hay que ningunear a los sindicatos, que son la fuerza colectiva de los trabajadores acumulada a lo largo de las luchas de siglos. Lo que en realidad está diciéndoles la patronal a los sindicatos es que a partir del 20-N viene mi primo de Zumosol (Rajoy) a ponerle fecha de caducidad a todo lo que haya sido poder sindical, lucha obrera, negociación colectiva. ¡Antiguallas!

3. Las contradicciones nucleares de Zapatero

Mientras el Gobierno de Zapatero se las daba de antinuclear por no haber construido ninguna central nuclear desde 1988, por haber cerrado la central de Zorita en 2006 y poner la fecha de 2013 para el cierre de la de Garoña, resulta que nos enteramos que está potenciando una industria española pública y privada de componentes esenciales para la construcción de centrales nucleares en otros países del mundo. Uno de sus representantes ha dicho que “esto es industria, no es política”, y Greenpeace ha calificado esta actitud de “hipócrita”. Cierto.

El negocio de Tecnaton, ENSA y ENUSA no ha disminuido a pesar de Fukushima, y se nutrió desde Chernobil con alicientes en otros países. Resulta que China es el principal cliente de Tecnaton (de Endesa, Iberdrola, Gas Natural-Fenosa), y de sus 110 millones de facturación el 45% es al exterior. La empresa ENSA (Equipos Nucleares, S.A.), propiedad pública de la SEPI, exportó un 55% en 2003, y desde que llegó Zapatero al poder ha incrementado su exportación al 73% y su negocio de 22 a 78 millones de euros, ¡3’5 veces más! Y ENUSA (Empresa Nacional de Uranio), que importa uranio, pero fabrica combustible nuclear, exporta un 60% a Finlandia, Suecia, Alemania, Bélgica, Francia e incluso EE.UU.

El Gobierno antinuclear de Zapatero ha propiciado la coordinación entre las tres con otra más (Ringo Válvulas) para crear el Spanish Nuclear Group for China, para consolidar y extender su negocio con el cliente preferente.

El Gobierno hábilmente exhibe sus “éxitos” (ciertos, pero insuficientes) en la industria eólica y en la termosolar de Abengoa. Pero realiza con sordina una política nuclear para propios y extraños.

Esto es política, no industria.

PVP110927

1. La purga de empleados públicos que prepara Rajoy

Rajoy, poco a poco, va asomando la patita por debajo de la puerta. Ya ha dicho algunas de las iniciativas que va a adoptar en sus 100 primeros días de presidente del Gobierno después del 20-N (si gana, obviamente):

– Una ley de transparencia y buen gobierno.
– Una ley para limitar y condicionar las subvenciones.
– Un nuevo reparto de competencias entre las comunidades autónomas y el Estado , con car4tera de servicios públicos comunes –centralizados- para evitar duplicidades.
– Un pacto territorial por la austeridad.
– Más facilidades para crear empresas, evitando trámites burocráticos.
– Recentralizar algunas cosas, como lo permisos para crear empleo.
– Reducir el número de organismos reguladores.

Calderilla. Con esto y lo de no tocar el IRPF y el IVA “por el momento”, Rajoy sabe que no va a conseguir reducir el déficit público en 2012 del 6’1% en que va a quedar a finales de 2011 (según el FMI) hasta el 4’4% a que está comprometido el Gobierno de España.

Por otro lado, entre todas las medidas, sólo la de facilitar burocráticamente la creación de empresas, ninguna de ellas van en el sentido de impulsar la reactivación económica. Y, como dice Joaquín Estefanía (“Bancos, no por su cara bonita”, El País, 26/9/2011) los problemas inminentes de la economía española son tres: 1. el estancamiento económico, 2. el posible impago de las deudas soberanas, empezando por Grecia, pero siguiendo por los que ya sabemos, incluidos nosotros, y 3.la liquidez o solvencia de la banca privada.

Rajoy no va a lanzar dólares desde un helicóptero, como una vez sugirió Milton Friedmann. No está el horno para esos bollos. Tampoco el BCE, aunque algo tendrá que hacer. Luego lo vemos. De Momento, nos quedamos con Rajoy y su gran descubrimiento: en vez de dólares o euros, va a lanzar empleados públicos desde sus puestos de trabajo al paro. Es del capítulo I de los presupuestos, gastos de personal, de donde piensa ahorrar Rajoy, empezando desde sus 100 primeros días de presidente.

Lo ha dicho clarito, que los funcionarios que lo apoyan incluso con plataformas como en Andalucía lo entiendan bien: funcionarios y otros empleados públicos, a la puta calle. No ha dicho quiénes ni cuántos, pero ya ha empezando apoyando las medidas de no renovación de contratos de interinaje que han hecho sus comunidades autónomas. Le ha echado la culpa al PSOE por haber incrementado un 50% el número de empleados públicos en estos años. Sabe bien que no ha sido sólo el PSOE, sino los ayuntamientos y comunidades autónomas regidos por todos los partidos (y sobre todo PSOE y PP) los que han practicado el clientelismo de contratar a sus fieles para garantizarse los votos en los elecciones locales. Es en los ayuntamientos donde más personal y mejores sueldos se acumulan en el capítulo I de los respectivos presupuestos. Las culpas, repartidas están mejor.

Rajoy tendrá que purgar funcionarios y otros empleados públicos, según sus propias palabras: “La calidad de las administraciones no se mide por lo qu gastan, sino por lo que ahorran”. Y Rajoy quiere unas administraciones públicas “de calidad”, de “ahorro total”. ¡Menudo tijeretazo! El cálculo está hecho. Los más optimistas piensan que la crisis agudísima, incluso la recaída en la recesión, puede darse en España de aquí a finales de la primavera del 2012. Con un poco de suerte, si los recortes gordos los hace en los 100 o 150 primeros días, Rajoy llegará a una primavera con un nuevo crecimiento de riqueza y de empleo aunque sea ínfimo (0’8%, 0’1% respectivamente, según algunos analistas oficiales). Rajoy saldrá en andas, como los santos patronos de los pueblos, por el milagro económico.

Eso con un poco de suerte. Pero no. Los funcionarios que lo apoyen (serán mayoría en las elecciones generales y andaluzas, por aquello del conservadurismo y de ese dedo mojado que despliegan al viento para saber en qué dirección sopla antes de cada cambio de tendencia) van a cabrearse bastante cuando se sientan aludidos y decepcionados por las medidas de recorte de salarios y personal. Y los sindicatos (ni siquiera los suyos, CSIF, etc.) van a poder apoyar unos recortes sin negociación. Y con negociación va a ser imposible: ¿qué sindicato va a apoyar cortarse un brazo o una pierna, con lo que duele eso? 2012 va a ser un año de grandes movilizaciones no sólo en la educación y la sanidad pública, sino en toda la Función Pública. Lo veremos.

Mejor harían los empleados públicos (funcionarios incluidos) en apostar por fuerzas políticas como IU que siempre han apostado por lo público, y que orientan su política económica por recórteles las alas a los banqueros, y no a los empleados públicos. Pero, claro, eso es demasiado pedirles a algunos y algunas. Peor para todos. Luego vendrán a CC.OO. y UGT, e incluso a IU, a pedirles que les echen una mano, “que para eso están”. El gobierno para la gente de orden (el PP, o en el peor de casos, el PSOE), y la lucha para esos que siempre están protestando, los sindicatos y partidos de izquierdas. ¡Qué ganas le entran a uno en ciertas ocasiones de dar un corte de mangas, por si no fuera por lo que es…!

2. Los banqueros quieren un “banco malo”

Hablemos de otras cosas. Decíamos que uno de los principales problemas de la economía española a cortísimo plazo es que ya no hay quien se fíe de la banca española, no tanto porque estén endeudada con bonos griegos, ni porque los bonos portugueses que sí tiene pesen tanto. El problema es que nadie tiene claro que porcentaje de activos son tóxicos, dado que el modelo productivo del pasado (y del presente, pues el futuro aún no ha llegado) ha estado basado en un mercado inmobiliario superinflado tanto en número de inmuebles como en el altísimo precio a ellos adjudicado. Los tóxicos del ladrillo son el problema de la banca española.

Por eso la banca ha pedido de momento que el Gobierno prorrogue otros 6 meses más el plazo dado para conseguir recapitalizarse en el mercado privado mediante emisiones de bonos avalados por el Estado. El plazo vence en diciembre, y los banqueros prevén que no van a conseguir superar el reto. Lo que le piden al Gobierno es que prorrogue el aval. Aunque tampoco es que el aval de un país con el riesgo en el 340 (hoy, que hace nada era el 400) es que sea muy seguro. Pero al menos, piden unos meses más. Sería la sexta prórroga, y debe el Gobierno solicitar autorización a Almunia, comisario de la Competencia en Bruselas.

Pero mientras tanto, están lanzando una idea impulsada sobre todo por Rato desde Bankia, para que la ayudita que piden sea más efectiva. Se trata de crear un “banco malo”, es decir, una entidad pública (¿¡banca pública!?) constituida por el FROB y el ICO para que adquieran a precios por debajo del mercado los activos tóxicos que tengan los bancos y luego se los vendan al Estado para recuperar las inversiones que supongan (¡ah, acabáramos! ¿Banca pública? Sí, pero como estercolero, ¡para acoger la morralla que suelte el negocio momio de los banqueros!).

Almunia sugirió la idea de un banco malo hace meses. Y al parecer la fórmula tiene precedentes en Suecia (en una crisis pasada) y en Irlanda (en la crisis de después del 2008). De momento no han formalizado la solicitud del “banco malo”. Esperan que algún partido lo introduzca en su programa electoral. ¿Tal vez el PP? En cualquier caso esperan pedirlo oficialmente después del 20-N, ¡…esos 100 primeros días de Rajoy!

En cualquier caso, de recapitalizar a los bancos que estén cojos de capital, no nos salva ni la caridad. Ayer decíamos que eso nos va a costar un a corto plazo unos 30.000 millones. Si lo de la banca mala sale adelante, será vaya usté a saber cuánto.

Estefanía pide que esta recapitalización no sea a título gratuito, incondicionada, sino que al menos sirva para que alguien del gobierno se siente en el consejo de administración de la entidad rescatada, para que nos dé fe de que el dinero público sirve para resolver el problema de liquidez, y que por tanto relance la principal actividad que debe tener un banco, que no es otra que la de prestar dinero a los emprendedores, los autónomos, las pymes, la economía productiva, en suma, y a los consumidores. Y que no sirve tan sólo para repartir mayores dividendos y mejorar las retribuciones de los directivos, ejecutivos y consejeros.

Por lo menos eso.

PVP110926

La EBA, el organismo que coordina a los bancos centrales europeos, ha dicho a través de su portavoz Olivier Bailly, que 16 entidades bancarias necesitan recapitalizarse, de las cuales 7 son españolas. Y que tienen de plazo hasta abril de 2012 para conseguir el capital necesario. Además están las 5 entidades que no superaron el test de resistencia o de stress, y que tienen de plazo hasta el 15 de octubre para presentar los respectivos planes que resuelvan su solvencia de octubre a diciembre.

El Banco de España ha respondido airado que el problema de la banca no es la solvencia, ni la deuda soberana de la que la banca española no tiene problema de contagio, como lo tienen la banca francesa, alemana, pues el riesgo bancario español o exposición a los bonos griegos, irlandeses, portugueses e italianos apenas si llega a 13.000 millones. Si por algo está preocupado el Banco de España, -según él- es por la morosidad, que llega al 7% casi. Impensable, pero consecuencia de los antiguos excesos inmobiliarios de la banca española, mayor incluso que la de otras latitudes dentro de la zona euro.

Ya ha dado instrucciones a los bancos para que le faciliten en octubre informes exhaustivos y precisos sobre la situación real de sus cuentas. La otra preocupación del BE viene de la falta de liquidez por el cierre de los mercados mayoristas, en función del mosqueo que les produce la prima de riesgo española elaborada por los macutazos interesados de los especuladores.

El caso es que la banca española (el Estado español también, claro) está conminada por el Ecofin (CE) y el FMI a que busquen capital privado, a ser posible, y si no lo es, público. Sería mejor –dice el FMI- que funcionara el FEEF (Fondo Europeo para el Estímulo Financiero) para rescatar a la banca de los estados miembros. Pero la lentitud de las autoridades de la zona euro es justo lo contrario de la inmediatez y nerviosísimo con el que funcionan los mercados. No hay que esperar soluciones milagrosas por ese lado. Aunque el BCE de vez en cuando lanza mensajes de esperanza y quietud para los mercados, pero a la hora de soltar la mosca es más cauto y lento.

Ya hemos dicho que la solución debe venir de los propios bancos, buscando inversores privados. O del dinero público. Así es que, españolitos de a pie que me estáis leyendo, tentarse los bolsillos, pues la banca necesita dinerito fresco para tapar sus agujeros.

¿Cuánto dinero nos van a sacar los bancos esta vez, de aquí a abril, de momento? El BE y el gobierno español habían calculado 15.000 millones, pero según El Economista harán falta 30.000 millones de euros, el doble de lo pronosticado por las autoridades que gobiernan nuestros dineros y nuestra democracia. ¡Toma ya! Porque entra las 5 suspendidas y las 7 señaladas como insolventes por el Ecofin, al final son 12 las entidades españolas que requieren un retoque. Sólo la CAM va a necesitar 20.000 millones, otros 10.000 entre lo que el Frob va dar a tres cajas de ahorros para que rematen sus respectivos procesos de fusiones (después de los 10.000 que ya se han inyectado en las fusiones, y los 5.000 millones que el FGD ha dado para la CCM) y otros 4.700 millones adicionales. Total, 30.000 millones del ala.

El dinero público es el que al final va a ir a salvar la situación de la banca española. Pues aunque España no esté “rescatada” como Grecia, está intervenida y bajo sospecha… de los mercados, y sus “sátrapas” financieros (el término ha sido rescatado por Felipe González). Tentarse los bolsillos es poco. Se debería de dar prioridad política al tema en los programas electorales: ¿cómo evitar que el rescate a los bancos distraiga el dinero público de su cometido fundamental, que es incentivar la economía productiva y crear empleo y bienestar?

El programa que mejor responda a esta pregunta, a ese le voto yo. Avisados quedan.

PVP110924

Solidaridad familiar, no justicia social

Publicado: 23 septiembre 2011 en Uncategorized

1. Las bolsas están al borde de un ataque de nervios. Caídas fuertes, por las incertidumbres que generan el estancamiento del crecimiento en los países avanzados, el miedo a una suspensión de pagos en Grecia y las consecuencias que ello conllevaría, y las dudas crecientes sobre el auténtico valor de los devaluados títulos de deuda pública en la banca europea. Para colmo los bancos yanquis esperaban que Bernanke en vez del Twist bailase con ellos la lambada, que es mucho más apretada.

Pero mientras, los políticos reunidos en Washington no se ponen de acuerdo en qué hacer. Robert Zoellick, presidente del Banco Mundial, dice que no cree que vaya a haber una segunda recesión, pero que día a día va perdiendo las esperanzas. Palabras. Todo menos lo que hay que hacer: acabar con el poder del mundo financiero, de las agencias de calificación, de los especuladores, de los bancos y sus ingenierías financieras; acabar con las políticas de ajuste que propugnan la troika europea; reformar las instituciones o sustituirlas por otras que sean más democráticas y propongan soluciones justo en la línea contraria en que lo están haciendo.

Zoellick insta a los países emergentes a que no caigan en la tentación del proteccionismo. Claro, ahora se espera que los emergentes sean generosos con los países occidentales de EE.UU.y eurozona, que son los que caen. Durante décadas han estado tragando situaciones explosivas creadas por los ajustes impuestos por el FMI y el BM. Quizá no lleguen a ser proteccionistas, pero esperan –y con razón- obtener ventajas políticas de esta situación, es decir, un reequilibrio en las organizaciones internacionales.

Mientras todo esto sucede, la revista Forbes sigue realizando su encuesta anual de multimillonarios: unos suben, otros bajan de puesto, pero la media de la riqueza de los 400 listados se ha incrementado en un 12% desde hace un año. Los pobres son más pobres, los países caen en picado, los inversores están al borde de un ataque de nervios, pero los ricos de Forbes se están forrando.

2. En la crisis lo importante es la vida cotidiana, no las grandes cifras macroeconómicas. Al menos para la izquierda, que si no, nos perdemos en la hojarasca de nos crea el neoliberalismo para engañarnos. Por eso destaco hoy una encuesta de la Fundación de La Caixa, realizada por el profesor de Sociología Gerardo Meil de la Universidad Autónoma de Madrid.

El Dato más relevante de la encuesta es que el 23% de los españoles han prestado dinero a sus familiares durante la crisis. Un cuarto de españoles ayuda a otro cuatro, y ya llegamos a la mitad de los españoles, (o más) que ha tenido que practicar el apoyo mutuo que los antiguos anarquistas y socialistas utópicos predicaban en el siglo XIX. Estamos en el siglo XIX, pues las instituciones del siglo XX no funcionan, las está desmantelando el neoliberalismo y los recortes del ajuste fiscal. Solidaridad familiar, no justicia social. He aquí la cuestión.

Otro dato es que el 33% de los que han comprado una vivienda en los últimos años, han sido ayudados por su familia. Si no, ¿de dónde iban a sacar el dinero para financiarla? Los bancos se han retraído, y ponen condiciones muy drásticas, entradas impagables salvo que suscribas préstamos personales que duplican durante años el coste mensual de las letras del crédito hipotecario, para el caso improbable de que te lo hayan concedido…

La institución familiar ha crecido enteros en cuanto a aprecio por parte de la población, pues el 56% de los españoles la considera su cavo ardiendo, no sólo en el plano afectivo, sino en el plano económico. Normal. Ello conlleva que el 67% de los jóvenes de 18 a 29 años sigue conviviendo con sus padres en el domicilio familiar. Sólo un 30% de los escandinavos lo hace, pero los españolitos somos más pobres y nuestras instituciones son menos justas y solidarias. Y de los hijos españoles emancipados, el 69% vive a menos de 5 kilómetros de la casa de sus padres. Por si las moscas, para eso del lavado de la ropa, etc. (mientras que en Francia y en los países escandinavos sólo un 40% vive a esa exigua distancia)

La familia ayuda no sólo a los hijos, sino a los padres también. Los abuelos cuidan de sus nietos, realizan tareas domésticas de las viviendas de sus hijos. Es ayuda no sólo económica (que también), sino ayuda en inversión de tiempo, de dedicación de horas, tardes, mañanas enteras, etc.

Desgraciadamente hay un 40% de los encuestados que dice que no podrían acudir a su familia, aunque quisieran. Hay un millón de españolitos (un 2%) que viven solos, no pueden contar con nadie. Quizá sus vecinos o redes sociales a las que puedan acceder. Para todo este 40% de ciudadanos y ciudadanas aún quede algún que otro resto de redes institucionales creadas en el pasado para ayudar a los ciudadanos, y a las que el neoliberalismo aún no les ha metido la tijera. pues lo que funciona para un 60% son las redes familiares.

¿Dónde está la Constitución, el Estatuto de Autonomía, que garantizan la igualdad, la protección pública e institucional frente a las contingencias penosas de la vida de las personas?

La crisis tiene nombres y apellidos. No son los que salen en Forbes. Esos también, pero están en el lado de los vencedores de la lucha de clases. Los perdedores (por ahora) también tienen identidad. Pero por el momento es anónima.

PVP110923