Archivos para octubre, 2011

El Presupuesto de la Junta de Andalucía para 2012 (PJA2012 en adelante) ya están registrados en el Parlamento de Andalucía, y dispuestos a recibir su veredicto, aprobatorio sin duda porque el PSOE-A tiene la mayoría absoluto en la Cámara autonómica. Por eso nos interesa saber la opinión de los otros partidos, y especialmente el de IU LV-CA, pues el del PP-A sabemos de antemano que será contrario por motivos de rivalidad electoral. Con IU eso no pasa, pues se sabe que tiene una posición siempre más matizada, y que para ella los motivos electorales cuentan siempre bien poquito.
Ignacio García, portavoz de economía en el Parlamento, ha elaborado un informe para que el Consejo andaluz decida si presenta o no enmienda a la totalidad. La conclusión es que sí. En este comentario voy a limitarme a resumir y glosar si acaso este magnífico informe.
Dice Ignacio que el PJA2012 es restrictivo, o lo que es lo mismo, falsamente expansivo, pues según las cifras no restringe la cifra total del presupuesto (32.020 millones de euros, sobre 31.682 del 2011), sino que se incrementa un 1’1%. Pero la capacidad adquisitiva de un presupuesto que aumenta un 1’1% cuando la inflación o incremento de los precios es del 3%, será menor. Y en consecuencia, ahí tenemos el primer truco del PJA2012: es falsamente expansivo, es restrictivo.
Otro truco consiste en dibujar un escenario de crecimiento económico que no se lo cree ni la que lo inventó, doña Carmen Martínez Aguayo, consejera de Hacienda y Administración Pública. Resulta que todo parece indicar que ya el tercer trimestre de 2011 estamos en crecimiento cero, estancados, y en ciernes de una recesión para el 2012, y sin embargo el PJA2012 dibuja un panorama de un 2’5% de crecimiento del PIB (de 150.910 millones en PJA2011, a 154.682 millones en PJA2012. Imposible. No se va a verificar la cifra del 2011, y por tanto la del 2012 es ilusoria, pura mentira. Hablan de un PIB tendencial del +1%, cuando en realidad estaremos en un año de recesión.
Por otro lado, se basa en cifras desconocidas, pues los Presupuestos Generales del Estado para 2012 (PGE2012 en adelante) no se sabe cuál serán, pues el 20-N deberá definir si se prorrogan o si el nuevo gobierno decide aprobar unos nuevos de aquí al primer trimestre del nuevo año. Por eso cuando Aguayo habla de que va a recibir del Fondo del Sistema financiero un 2’3% más que en 2011, unos 18.910’8 millones de euros, es pura suposición o al menos cálculo que puede fallar. Lo mismo cuando habla de los fondos europeos, que se incrementan un 3’1%. E incluso es optimista cuando piensa que los tributos propios van a bajar sólo un 8%. ¿Por qué, de dónde viene ese cálculo?
Señala Ignacio con agudeza que el PJA2011 se recortó un 6’1% respecto del de 2010, en un escenario de crecimiento del PIB del 1’3% (que finalmente no se cumplirá), mientras que curiosamente este PJA2012 en un escenario dibujado de crecimiento del 1% (tampoco se cumplirá) sin embargo sube un 1’1%. ¿Cómo puede ser eso posible? Aquí sí que no hay magia ninguna. Simplemente la Junta pretende incrementar los Ingresos Financieros un 33%, con un endeudamiento neto del 44’4% (de 2.239’2 a 3.233’6 millones de euros).
Hasta este dato mismo avala lo que Ignacio dice de que estos son unos presupuestos electoralistas, hechos en clave electoral total. Me explico. A simple vista parece una audacia incrementar en endeudamiento tanto. Ojo esto no es un reproche al gobierno, pues toda mi vida parlamentaria me la he tirado pidiéndoles ese tipo de audacia. Pero, ¿por qué ahora sí y antes no? Pues teniendo en cuenta que si gana el PP las elecciones generales, seguro que va a tomarle pegas a la aprobación de ese endeudamiento, el PSOE va a tener una magnífica razón electoral para esgrimir contra el PP en las elecciones andaluzas, que serán en marzo. Se trata de provocar una confrontación.
Para IU LV-CA estos presupuestos son una herramienta publicitaria. Pues tanto el incremento del 2’5% de la Consejería de Educación (por debajo no obstante del 3% de inflación, insisto), como el incremento del 4% de la Consejería de Igualdad y Bienestar Social (sobre todo por el crecimiento de la Atención a la Dependencia, a la que por cierto el Defensor del Pueblo Andaluz no se recata en criticar de que las prestaciones y el reconocimiento llegan con tardanza), permiten en cualquier caso decir a los responsables de la Junta y al PSOE que estos PJA2012 son eminentemente sociales y expansivamente sociales, justo lo contrario de lo que pasa en las comunidades autonómicas gobernadas por el PP.
Dentro de las políticas sociales hay un lunar: la Consejería de Salud no sube ni baja en la cuantía presupuestaria. Teniendo en cuenta que esta consejería es la de mayor cuantía y que los precios van a seguir subiendo, en realidad es lo que se produce es una restricción presupuestaria en la sanidad pública. El “cero” presupuestario no es neutro, es una bajada en la capacidad de prestaciones y servicios sanitarios.
Pero para Ignacio el gran olvidado de estos PJA2012 es el empleo, que es precisamente la gran preocupación de los andaluces. Con unos parados de 1.232.900 parados, casi un 31% de tasa de paro (30’93%), esa debería ser una gran prioridad. Pero no es así.
Esta afirmación se basa en las rebajas que experimentan casi todas las demás consejerías, y sobre todo aquellas que generan empleo:
– La inversión se reduce un 10% (es obvio que esto se basa en el recorte previsto de lasw transferencias finalistas y otros ingresos no financieros, que se reducen en el PJA2012 un 22’6%, de 5.825’3 millones en el PJA2011 a 4.508’3 en el PJA2012). Este drástico recorte de la inversión implica que la Consejería de Obras Públicas y Vivienda va a tener mucho menos dinero público que antes, un 25% menos que antes. ¡Un recorte de uno cada cuatro euros! Y la colaboración público-privada llegará a 565’6 millones, cuando en el PJA2011 se preveía que en 2012 iba a ser 991. En cualquier caso, esta fórmula de colaboración público-privada y este recorte significan la privatización de las infraestructuras.
– Otro de los pilares de la creación de riqueza, el turismo y el comercio, tiene un recorte del 16’4%, justo el de la consejería de Turismo, Comercio y Deporte. Es un grave recorte. Varios hoteles de la Costa del Sol ya han anunciado que van a cerrar en invierno, lo que supone de pérdida de empleo y de credibilidad de los servicios de la hostelería de uno de estandartes de nuestro turismo.
– También la Consejería de Agricultura y Pesca se ha reducido un 3’1%, con la importancia que tiene el sector primario para el desarrollo sostenible de Andalucía.
– Hablando de sostenibilidad, la CMA reduce su capacidad financiera en un 10%, lo que supone una auténtica patada a la “Andalucía Sostenible” que durante una primera etapa de la crisis el PSOE y la Junta nos han vendido como una de sus mejores y mayores señas de identidad.
– Y la Cultura va a tener que contar con un 0’3% menos de presupuesto. Recorte sobre cantidades irrisorias, dice Ignacio.
La CEIC o Consejería de Economía, Innovación y Ciencia sube un 1’1% (por debajo de la inflación) y la de Empleo un 1% (idem). Entre ambas van a destinar 200 millones en el Plan OLA (Oportunidades Laborales de Andalucía) que es un plan destinado a construir infraestructuras educativas a la vez que se crea empleo. No digo que no sea necesario, y que incluso se quede corto en la cuantía. Pero no es ni parecido al Memta o al de los Plan E que se inventó Zapatero financiado con 8.000 euros en primera edición y 5.000 en una segunda. ¿Qué pega tiene este Plan OLA? Pues que se destina a algunos municipios de Andalucía, y al resto no. Y que el empleo que va a crear es escasito.
La CEIC sigue con su idea de destinar 205’3 millones en esta ocasión a unos fondos financieros destinados a empresas. Para Ignacio estas son “herramientas de juguete”, para las que la consejería afirma disponer en última instancia de hasta 921’6 millones.
En fin, el gobierno de la Junta lleva una temporada intentando atraerse a su electorado de izquierdas a través de múltiples guiños como son las políticas fiscales (insignificantes, y compensadas con los beneficios fiscales o exenciones, deducciones, etc.), y ahora con el PJA2012, que como se acaba de comprobar (espero), esconde muchos trucos para ocultar que son unos presupuestos restrictivos, electoralistas, ajenos al empleo, tramposos y de poco crédito.
Enhorabuena, Ignacio, por ese informe. Yo no lo hubiera hecho mejor. Aunque sea inútil, os deseo, compañeros, mucha suerte con la enmienda a la totalidad.

PVP111031

Anuncios

1. China quiere ser economía de mercado. Mejor dicho, quiere ser reconocida como una economía de mercado más, porque serlo ya lo es. Y esa es una de las condiciones que va a poner a Europa para ayudar a ampliar el fondo de rescate que la eurozona necesita.
Entre las medidas adoptadas por el Consejo de Europa el pasado día 26, una de ellas es el fortalecimiento del FEEF o fondo de rescate, de los 440.000 millones de euros ya aprobados, a más de un billón que servirán para disuadir a los mercados de poner en el ojo del huracán a los bancos y deudas soberanas de los países europeos. Es una medida más para disuadir que para ejercitarla, pues si se utiliza, será que ha fracasado como medida disuasoria.
Este FEEF es bicéfalo, por un lado va a funcionar como aseguradora de los países soberanos con problemas, y por otro creará sociedades o vehículos para recibir préstamos de otros países, mediante la compra de sus correspondientes bonos, o a través de las fórmulas que sean precisas. De quienes se pretende recibir dinero es fundamentalmente de los BRICS, es decir, Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica, que son los países emergentes, que tienen superávits dispuestos a ser invertidos allí donde se necesite (y se pueda sacar una rentabilidad, claro).
China es uno de los objetivos más claros. Incluso se habla de que está dispuesta a ayudar con 70.000 millones de euros (pero quizá nominados en yuanes) o incluso llegar hasta los 100.000. No va a ser gratis et amore, sino con contrapartidas. Y entre las contrapartidas que se prevén se baraja la política de ser reconocida antes de un año como una economía de mercado más, para evitar los problemas comerciales derivados del dificultoso status en que le tienen sometida los países occidentales.
Klaus Regling, presidente del FEEF, ha visitado China como primer país de los BRICS a los que va a acudir. Su interlocutor chino Zhu Guangyao espera más claridad en el planteamiento de la eurozona, y viene a decir que está dispuesta a ayudar, pero sin que se considere que China es la salvadora de Europa, porque no lo es. Fue Wen Jiaobao, primer ministro chino, quien fue más explícito es poner como condición política el ser considerada China como economía de mercado. Una economía de mercado especial, desde luego, con la banca y los sectores estratégicos de la economía públicos, no privatizados, y con gran parte de la economía intervenida. Allí los políticos mandan en los empresarios, y no al revés, como pasa aquí. Pero el mercado, como tal, funciona. Será un mercado social o socialista o intervenido en buena parte, pero mercado al fin.
A los comunistas chinos les urge que el mundo considere que su sistema económico es de mercado. Sin complejos. Al resto de los comunistas del mundo, nos pasa lo contrario. Como luchamos contra el mercado capitalista y contra su variante globalizada neoliberal, no podemos (o no queremos, o no sabemos) definirnos como partidarios del mercado, ni definir nuestra estrategia económica como “de mercado socialista” o algo por el estilo. Preferimos definirnos en negativo: esto no, esto tampoco, o este programa-programa-programa concreto sí, pero de estrategias económicas globales o proyectos integrales, nada. Por eso cuando la gente quiere saber cuál es de verdad y a fondo nuestra alternativa, no nos entiende muy bien. Tenemos complejos a la hora de definirnos. Los chinos, no. Los chinos tienen otros problemas, que nosotros no tenemos, dicho sea de paso.
Hu Jintao, presidente de China, ya está viajando hacia Cannes para participar en el G-20. Los observadores esperan que Hu defina la ampliación de su apoyo a la compra de bonos. La intención de los chinos es buena, y además interesad, pues para los chinos es importante la estabilidad europea porque la UE es el principal social comercial de China. Además se da la circunstancia de que China tiene la mayor reserva de divisas del mundo, que llega a 2’3 billones de euros (o 3’2 millones de dólares). China ya ha comprado deuda española, griega, portuguesa, etc. Así que, al ayudar a Europa, China se ayuda a sí misma. Así de complejas son las cosas en un mundo de economía globalizada.

2. Tras la cumbre, viene la resaca, y los comentarios. Es claro que a simple vista la cumbre del 23 y 26 de octubre se la ha llevado de calle la señora Merkel. En teoría toda Europa se repliega en torno a la estrategia de Berlín, incluso Francia. De pitorreo, a Sarkozy le llama Le Canard Enchainé Merkozy. Pero toda Europa, incluída Alemania, es más dependiente de EE.UU., China y el FMI. Dice El País citando a Jacques Delors, que Merkel es en gran parte responsable de que la capacidad de acción de la UE y el manejo de la situación de la eurozona sean tan insatisfactorios.
Merkel ha cometido tres errores históricos:
Primer error. Contra la opinión de Almunia y Olli Rehn, llamó en la primavera de 2010 al FMI para que interviniera en la situación de la deuda soberana europea. Mal asunto, pues cuando el FMI pone un duro, lo condiciona a los ajustes más drásticos, y ahoga de tal forma a los países, que al final es peor el remedio que la enfermedad.
Segundo error. Obstinarse en que el BCE no puede dedicarse a prestar dinero a los países que no necesiten, que era la propuesta francesa, sino dejar al BCE dedicado a su primigenia función de garante de que la inflación no se dispare por encima del 2%. Menuda herencia para Draghi.
Tercer error. La salida de la crisis se parece peligrosamente a la entrada en la crisis, esto es, se han puesto en marcha vehículos tóxicos para potenciar el fondo de rescate europeo, como valora Bernadette Ségol, secretaria general de la CES (Confederación Europea de Sindicatos). Es verdad, pues lo que se ofrece a los BRICS y al mercado secundario en general son paquetes integrados de bonos de deuda soberana de distintos nivel de riesgo.
Merkel ha ganado la batalla. Europa no ha ganado la guerra de su entera credibilidad, pues mientras no haya desarrollo económico en positivo, con creación de empleo incluido, no se saldrá de la crisis. Hace falta un cambio radical de modelo económico. Y con estos mimbres no se hace el cesto. O se hace un cesto por donde sale el agua a chorros, por todas partes.

PVP111030

Rubalcaba pensaba salvarse comparando los recortes que hacen las comunidades del PP con la actitud de mantener el gasto social en los presupuestos de la Junta de Andalucía. Pero los datos de la EPA del tercer trimestre le han dado un revés. Es verdad que Andalucia no sólo no va a recortar su presupuesto para 2012, sino que lo va a aumentar un 1’1% hasta 32.020 millones de euros. Pero la EPA ha situado el paro en Andalucía en casi el 31%. Así que Andalucía no va a ser un buen ejemplo para nada.
Mirando los presupuestos en Andalucía se observan, a bote pronto, varias características: la estrategia electoralista que encierran es clara, pues mientras la media de las bajadas de las consejerías que no son las definidas como prioritarias es de un 8’6%, sin embargo Educación va a subir un 2’4% (7.615 millones, con 8.216 plazas de guarderías más hasta alcanzar las 100.000 en 2012, con 820 docentes más contratados y 84.900 ordenadores portátiles para profesores y alumnos) y sanidad se va a mantener (9.393 millones) en prestaciones y en todos los servicios.
Según la consejera Aguayo, las políticas sociales van a subir una media del 1’4%, y son un 83% del total del presupuesto. Las partidas que suben además la de Dependencia (1.187 millones, un 5’9%), las Pensiones Asistenciales (2%), el I+D+i al que se destinan 484’9 millones (y crece un 7’4%), el empleo (1.322 millones, un 1% de incremento), las transferencias finalistas a los ayuntamientos que crecen un 14%.
Así, las inversiones (4.854 millones) se reducen un 10% porque no son gasto social, según sostiene la consejera. La movilidad no es un gasto social, según la consejera, cuando se considera en todo el mundo como una necesidad de primer orden, especialmente cuando de buscar empleo se trata. Y en Andalucía, otra cosa no, pero necesidad de moverse para buscar empleo sí hace falta. De esta forma, se vuelve a acudir a la colaboración público-privada por 565 millones en la Consejería de Obras Públicas y Vivienda (50 millones más que el año pasado).
Pero lo cierto es que, más allá de la educación, lo descrito y la consejería de Gobernación (que crece un 5’8% porque es año electoral –se gastarán 15’8 millones en las elecciones autonómicas- y por la cuantía de 31 millones del PER), el resto de las consejerías bajan. Por ejemplo, la Consejería de Medio Ambiente baja un 9’9%, y la Turismo, Comercio y Deporte baja un 16’4%.
Andalucía ha destruido en el tercer trimestre de 2011 unos 36.100 empleos, -justo cuando lo suyo hubiera sido crear empleo por el efecto estacionalidad-, y acumula 54.100 parados más por el crecimiento de la población activa. La tasa de paro llega casi al 31%, cuando la del estado llega al 21’58% que también es una auténtica barbaridad. Andalucía es la que más paro tiene, le sigue Canarias con un 29’5%, Cataluña un 20%, Madrid 17%, Cantabría 14%, Euskadi 12’2%, Navarra 11’7%. Aragón ha reducido 8.500 desempleados, y Navarra ha reducido un 9%, mientras que Baleares ha creado 28-500 empleos en positivo, reduciendo el paro un 6%. La destrucción de empleo ha sido fundamentalmente en Madrid (71.000 puestos de trabajo) y Cataluña (58.900), seguida de Andalucía (36.100) y Comunidad Valenciana (30.100).
Ante estos datos pavorosos todo el carquerío nacional se ha amotinado y ha vuelto a lanzar sus consignas: Rajoy ha dicho que esto es culpa de la reforma laboral del PSOE y que esto no puede seguir así; CEOE y CEPYME han abogado por una reforma laboral profunda (ya saben en qué sentido); Pissarides, un premio Nobel que alguien ha traído por aquí para hacer su agosto ideológico, ha abogad por el contrato único, y porque el poder sindical se convierta en poder para hacer reformas, y no para defender a sus afiliados.
CC.OO. y UGT han contraatacado detectando las causas en la parálisis fruto de la falta de crédito, de las políticas de recortes emprendidas por los gobiernos central y autonómicos, y los errores de Europa. Estoy básicamente de acuerdo con ellos.
Lo que no cuadra es la explicación del ministro de Trabajo, que lo achaca a la política de recortes de empleo público de las CC.AA., cuando ese factor aún no ha entrado en juego en el tercer trimestre. Ese será uno de los factores del desplome del cuarto trimestre, pero no del tercer. Se da la circunstancia de que en este tercer trimestre todavía ha crecido el empleo público en 3.100 empleados.
Total: que cuando Rubalcaba ponga como ejemplo a Andalucía de una comunidad donde no hay recortes presupuestarios, sino crecimiento del 1’1% (por cierto, por debajo de la inflación, lo cual es insuficiente para mantener la capacidad del gasto público), Rajoy le va a contestar con el pavoroso dato del 31% del paro.

PVP111029

La UE se equivoca de nuevo

Publicado: 28 octubre 2011 en Uncategorized

La gente se pregunta qué es eso de la recapitalización bancaria, quiñén lo ha decidido, cómo le puede afectar eso al hombre de la calle, a la economía de a pie. Voy a intentar aclararme yo, al tiempo que ayudo a aclararse (o liarse más) al lector. Hagámonos varias preguntas:
1. ¿Qué ha decidido la UE? El Consejo Europeo (reunión de jefes de Estado y de gobierno) ha decidido, tras largas reuniones, aprobar varias líneas de actuación, sin cerrar del todo los detalles. Estas líneas de actuación son las siguientes:
1º) Recapitalizar la banca, obligando a que los bancos sistémicos tengan que tener en junio de 2012 un 9% de capital de alta calidad (o core tier1, que llaman los expertos);
2º) Hacer una quita del 50% a la actual deuda soberana griega, es decir, perdonarles la mitad de la deuda; pero no se han puesto de acuerdo cómo van a abordar el segundo rescate griego, pues el agujero griego es tan gordo, que esa quita del 50% sólo sirve para que en 2020 la deuda griega se reduzca hasta el 120% de su PIB. Para comparar, hoy la deuda española está en el 68%.
3º) Fortalecer el fondo de rescate (FEEF) hasta alcanzar la cobertura de algo más de un billón de euros. Pero en esto tampoco se han puesto de acuerdo en cómo van a hacerlo, pues se descarta (porque Alemania no cede y el BCE se resiste a adoptar un papel que en principio no está en sus estatutos) que el BCE se convierta en una especie de banco que puede comprar y vender bonos en el mercado secundario y sobre todo en el primario, y que por tanto el FEEF pueda acudir al BCE en caso de necesidad para aumentar sus dotaciones. Sí se proponen dos alternativas, que una es avalar o convertirse el FEEF en una especie de aseguradora de hasta el 20% de la deuda de los países, de forma que si con 200.000 millones cubren el 20%, el volumen total de lo cubierto es un billón de euros; también esto se puede hacer mediante la constitución de una especie de sociedad o de un vehículo financiero para la misma función. Pero esto aún no está decidido. Se espera que en semanas o meses pueda aclararse, para obtener el consenso de todos los países de la UE-27, aunque los más afectados sean los de la eurozona, o sea, los 17 que tienen como moneda el euro.
2. ¿Qué es eso de recapitalizarse los bancos? Pues que tienen que tener al menos un 9% de capital de máxima calidad, que hoy no tienen porque, según la EBA (Autoridad Bancaria Europea, con sede en Londres… ¡sospechoso!) hay bancos de países como Francia y en menor medida Alemania, que tienen mucha deuda griega, y como ésta se devalúa, pues tienen que poner dinero para llegar a ese 9%. El caso con más deuda griega es Grecia, cuyos bancos necesitan 30.000 millones de euros. Y hay casos como el de los bancos de España, que sin tener deuda griega, sin embargo tienen mucha deuda española, de la que tampoco se fían los mercados, pues tienen un riesgo país por encima de los 300 puntos, y ha llegado a superar los 400.
3. ¿Cómo se van a recapitalizar? Primero, por sus propios medios, sacando del calcetín los dineros extras de que dispongan, o bien acudiendo al mercado emitiendo bonos para recaudar el dinero suficiente que les impone la EBA. Segundo, si no llegan antes de junio a las cantidades fijadas por la EBA, deberán acudir al fondo de rescate dotado de 106.000, de los que se reserva para los 5 bancos españoles afectados, un total de 26.161 millones que es lo que entre todos deben poner encima de la mesa para llegar al 9%.
4. ¿Qué bancos españoles son los afectados? Los sistémicos, es decir, los que si llegan a tener problemas de quiebra, se hundiría el sistema financiera del país, y por contagio, posiblemente el euro. Los cinco bancos sistémicos españoles son: Santander (debe poner 14.971 millones encima de la mesa), BBVA (debe poner 7.087), Bankia (1.140), Caixabank (602) y Popular (2.362).
5. ¿Están de acuerdo con esas cifras los afectados y el gobierno español? No. Aunque la decisión está tomada, y el plazo es junio de 2012. La ministra Salgado ha dicho que ya hay una especie de acuerdo táctico en admitir como capital de calidad los bonos convertibles en acciones, que son unos 9.000 millones los que posee la banca española (sólo el Santander 7.000 con vencimiento en octubre del 2012) por lo que en vez de 26.161 millones, el esfuerzo de los bancos españoles se quedará en unos 17.000 millones.
Por su parte los bancos ya han echado sus cuentas. El BBVA dice que no va a necesitar dinero del FEEF, pues ya tiene ahorrados 4.700 millones, y que una otros 2.000 de bonos convertibles que emitió en julio y que no sabe si contabilizan, pues la EBA ha basado sus cálculos en los datos de junio. El Santander también dice que se va a bastar por si mismo, lo mismo que Caixabank. Los que más problemas pueden tener son Bankia y Popular (que está ahora precisamente recapitalizándose con una emisión de 700 millones para reponerse de su absorción del banco Pastor).
Desgraciadamente, para la EBA no cuentan como capital de calidad las provisiones genéricas o hucha que tienen los bancos españoles para casos de riesgos, que realmente deberían contar. Por eso la banca española ha protestado, pues los parámetros de valoración de cada sistema bancario en Europa son distintos de un país a otro. Pero en fin, cuentan con otros instrumentales para recapitalizarse sin tener que pasar por el apeadero del FEEF: el beneficio retenido, no repartido en forma de dividendos; la generación de plusvalías; la aplicación de nuevos modelos internos de cómputo, que obvie esas diferencias de parámetros a los que antes aludíamos; la venta de activos; la emisión de bonos en el mercado secundario.
6. ¿Cómo afecta esta recapitalización bancaria a la economía española? Lo más probable es que el crédito se vuelva a restringir, dando una nueva vuelta de tuerca a la escasísima capacidad de acceso al crédito que tiene ya la economía española, sobre todo las pymes y autónomos, que son un tiesto mal regado, a punto de fenecer. Si los bancos destinan sus recursos a otra cosa (recapitalizarse hasta determinada cuantía) que no es su fin esencial que es dar créditos, pues habrá menos dinero para el crédito.
Las autoridades europeas ha previsto esta posibilidad, y dicen que van a estar vigilantes a la hora de que no rebajen el nivel de crédito (¿cómo lo van a hacer? No dicen cómo) y a la hora de evitar que si piden dinero al FEEF se repartan dividendos o se incrementen los sobresueldos o bonus de los ejecutivos y directivos de esos bancos. ¡Qué cándidas palomas! Como si no hubieran trucos para evadir esas “sabuesas inspecciones” que van a hacer desde la EBA.
7. ¿Qué se les ha olvidado tratar a los de la UE? Varias cosas, que paso a relatar:
1º) Que la recapitalización bancaria, de ser necesaria, sería para evitar el verdadero cáncer del sistema financiero europeo y mundial, que son los activos tóxicos, los derivados, los CDO, etc., y no la tenencia de deuda soberana más o menos riesgosa. Pero, claro, es que quien manda en la UE son los países como Alemania, Francia y Gran Bretaña que están de mierda tóxica hasta las cejas. Y se ponen a averiguar lo que es menos conflictivo. Así que el resultado será recuperar la confianza de los mercados a corto plazo, para luego volver a la siguiente crisis, basada no ya en la deuda soberana, sino en otra cosa.
2º) Que la recapitalización bancaria de España o el test de estrés que la EBA debería de haber hecho no es sobre la tenencia de bonos de la deuda española, que no es en absoluto peligrosa (un 68%, y unos indicadores de reducción del déficit demasiado ortodoxos para mi gusto), sino en lo que verdaderamente es el peligro del sistema bancario en España, que es la dependencia del capital inmobiliario que tienen colgado y valorado a unos precios que ya no se sostienen. Tendría el Consejo Europeo que haber hablado de las deudas inmobiliarias de los bancos, y esa sí que hubiera sido una tarea de gran utilidad. Pero de esto no han dicho ni palabra. “Culpar a los bonos es errar el tiro, y agravar el problema de la deuda”, pues “los activos inmobiliarios, eso es lo que hace débil a la banca”, dice Xavier Vidal-Folch en su artículo de El País “Nos engañan como a chinos”. Aunque ahora a los chinos ya no hay quien los engañe… si ellos no quieren.
3º) Que el auténtico problema de la UE es el estancamiento económico, el peligro de una recesión inminente, si se sigue por la vía de estar recortando el déficit, la capacidad de los bancos y de los gobiernos de ayudar con créditos a la economía productiva, a la grande, pero sobre todo a la pequeña y mediana empresa, a los autónomos y emprendedores. Las autoridades europeas ya se hacen eco de esta preocupación, tal vez, por dar satisfacción a Obama, que les echó la reprimenda a través del Secretario del Tesoro Tim Geithner. Pero dicho y apuntado, los debates de la distintas reuniones de la UE y de la Eurozona versan sobre los temas antes citados, y para sobre cómo incentivar la creación de riqueza, el relanzamiento de la economía productiva y la creación de empleo.
Este es un tema que siempre queda pospuesto para cuando se arregle el del déficit público y bancario. Pero como quiera que por la vía emprendida nunca van a arreglar esos temas tampoco, como hemos intentado demostrar, pues el verdadero problema del relanzamiento de la demanda interna va a quedar pospuesto de nuevo. Y mientras Europa se hunde en el fango, el PIB del tercer trimestre en EE.UU. creció un 2’5% gracias al consumo, sobre todo de elementos no perecederos (mientras que en el del segundo trimestre había crecido un 1’3%), y la inversión empresarial se disparó un 16’3%. ¿Qué factores son los que han contribuido a ello? Los consumidores, la exportación, y el gasto del gobierno federal.
¿Comprenden por qué decimos que la UE se equivoca de nuevo? Porque estamos metido en un bucle del tiempo, y estas cumbres de los días 23 y 26 más parecen parques temáticos del 2010, que propias de las problemáticas adaptadas al 2011 y 2012.
Un chiste para acabar: “¿Saben que es lo mejor de 2011? Que no es 2012.” Humor negro.

PVP111028

Los caraduras de la banca

Publicado: 27 octubre 2011 en Uncategorized

CC.OO. ha hecho un estudio comparando las remuneraciones de los consejeros y alta dirección por un lado, y los beneficios de 9 cajas de ahorro y 6 bancos por otro, desde 2004 a 2010. Los resultados demuestran que, salvo raras excepciones (que las hay) las entidades de ahorro y crédito han estado gobernadas por una pila de caraduras. Exactamente por 1.500 caraduras, 1.100 de las cajas y 400 de los bancos, que han cobrado de media 300.000 euros al años (aunque hay diferencias: 670.000 euros los de los bancos y 190.000 euros los de las cajas). Han estado gobernadas y lo siguen estando.
Será que ha habido dinero para esos sueldazos, ¿no? Pues no, porque mientras la cúpula bancaria se subía un 48% de media el sueldo, los beneficios subía sólo un 27%, es decir, la mitad. Y se la circunstancia de que los consejeros y directivos de las cajas rescatadas por el FROB (dinero público) o con pérdidas han incrementado también sus retribuciones incluso hasta un 129%.
El resultado global para las 9 cajas analizadas es que mientras los salarios de los consejeros subían un 80% y el de la alta dirección un 33%, los beneficios bajaban un 7%. Uno de los casos más vergonzosos es el de la CAM: los consejeros han elevado en el período citado un 542%, la alta dirección un 94% , mientras los beneficios subían un ridículo 3%. El resultado es que el FROB le ha inyectado 2.800 millones de euros. Y en CatalunyaCaixa, parecido: loas consejeros se han subido el sueldo un 200%, la alta dirección un 93%, mientras los beneficios bajaban un 53%. NovacaixaGalizia, mientras los beneficia descendían un 47%, los beneficios bajaban un 68%, y el FROB inyectaba 3.600 millones de euros. Se triplicaron el sueldo, por la cara, y al final hemos tenido que pagar todos.
Bankia, el banco que dirige Rodrigo Rato, en conjunto de las cajas que lo componen, los beneficios han descendido en el período 2004-2010 un 66%, pero los sueldazos se han subido un 129%; CEISS, mientras los beneficios caían un 54%, los sueldos subían un 52%. Bancaja, los sueldos subían un 42% mientras los beneficios caían un 69%. Banesto, los beneficios caen un 2% y las remuneraciones suben un 44%. Ibercaja vio caer sus beneficios un 49% y se rebajaron el sueldo un 4%; Bankinter redujo sus beneficios un 57%, y se redujeron las retribuciones un 27%.
Más razonable parece lo que hizo Unicaja, que mientras los beneficios se han reducido un 26%, las remuneraciones se han reducido un 39%. El Popular en cambio, se ha subido un 1% las retribuciones pese a una caída de beneficios del 32%. El Sabadell ha mantenido las retribuciones pese a haber aumentado beneficios un 14%. Caixabank ha aumentado un 80% los beneficios y ha aumentado un 19% las retribuciones. El BBVA ha aumentado un 81% los beneficios y ha aumentado un 85% las remuneraciones. Y el Santander con un aumento también del 81% de beneficios ha aumentado un 34% las retribuciones de los consejeros y alta dirección.
El estudio de CC.OO. también recoge la concesión de créditos que la cúpula directiva de estas entidades han dado a sus miembros, a sí mismos. De los 1.062 millones que se concedieron, el 75% se concentra en 8 entidades, de las que la campeona de nuevo es NovacaixaGalizia, que concedió créditos por valor de 161 millones entre 34 cargos; el Santander prestó 45 millones a sus élites y el BBVA 5.
Todo ello en una etapa en la que el conjunto de los trabajadores ha descendido un 10% su participación en el PIB, en el que las familias veían cómo esos mismos banqueros decretaban sin el menor escrúpulo el desahucio de sus casas, porque muchas de ellas habían perdido el empleo todos los miembros de la familia, hasta un 1.400 hogares en esas terribles circunstancias. Primero comer, dice el dicho popular. Para los banqueros de nuestro país ese dicho no cuenta: primero expropiar y desahuciar al moroso, y después subirse ellos el sueldo por el esfuerzo realizado. No son caraduras. Son auténticos canallas, sin alma. Con una soberbia que se la pisan. Por ejemplo, mientras estos datos se daban, ya han anunciado que las obras sociales de algunas o de casi todas las entidades van a tener que disminuir las dotaciones con las que financian los proyectos sociales.
Lo peor de todo es que son los que mandan. Ojo. Cuando alguien como yo, por ejemplo, ahora mismo afirma que “son los que mandan”, no hay que interpretarlo como suele interpretarse, con la resignación de pensar que “siempre será así”, “van a seguir mandando siempre”, “es inevitable”. Cuidado con las palabras. Porque a continuación hay que decir que no, que los banqueros y estos oligarcas sin conciencia no deben ser los que manden, que para eso hay un gobierno, que es quien debe mandar y meterles mano, haciendo leyes para reducir sus retribuciones, para evitar las dietas, las prebendas, etc. Porque en democracia quien manda es el pueblo, a través de un gobierno. Y si los que mandan son los banqueros, entonces es que no hay democracia, sino dictadura del capital.
Lejos de ponerse en su sitio y acabar con estos abusos, el gobierno se ha enfrascado en una reestructuración bancaria que seguía las consignas neoliberales de la UE, para concentrar el capital en menos manos aún de las que antes había. De 45 entidades bancarias ahora quedan 14. Y en hacer desaparecer las cajas de ahorros, bancarizándolas, convirtiéndolas en bancos.
¡Qué falta hace un gobierno de verdad de izquierdas!

PVP111027

Lucha de clases en la precampaña

Publicado: 26 octubre 2011 en Uncategorized

Las propuestas de CC.OO. versus las de la CEOE
Si el otro día era la patronal CEOE la que sacaba a relucir sus recetas para los programas de los partidos, ayer fue CC.OO. la que presentó los hitos sobre política fiscal y financiera que pretende se incluyan en los programas electorales de los distintos partidos políticos.
CC.OO. emplazó a la patronal, sindicatos y partidos a alcanzar un Pacto por el Empleo. Saben los del sindicato que es un brindis al sol, pues en época electoral cada uno tira por su lado con su programa. Pero ahí queda la iniciativa para después del 20-N. Y por supuesto, la intención del sindicato es darle un giro a la actual política exclusivista de ajuste fiscal puro y duro, que en nada cuenta con los requerimientos cada vez más reiterados de gente más significativa sobre que hay que tener en cuenta también los incentivos para el crecimiento, pues con la única política de reducir el déficit público y las cuentas de los bancos, no se sale de la crisis. Al revés, es la pescadilla que se muerde la cola: cuanto más dinero público invierten en sanear bancos, más se endeudan los gobiernos, y cuanta más deuda tienen menos posibilidades de crédito en los mercados o a un interés mayor, que al final les incrementa la deuda y sus intereses de forma impagable, e impide que se pueda dedicar a sanear la economía no sólo de los bancos, sino sobre todo de las pymes, los autónomos, los que crean empleo de verdad.
No sólo Krugman, o Stiglitz, sino Roubini, o Durao Barroso, y hasta Citigroup han expresado su convicción de que hay que combinar los dos elementos para salir de la crisis. E incluso hasta Merkel se ha apuntado en algún momento de sus múltiples declaraciones a la fórmula de la combinación de objetivos (ajuste fiscal y relanzamiento del crecimiento), pero luego en la práctica se le olvida lo dicho. Es tan sólo para quedar bien.
A la CEOE le vale esta política neoliberal, e incluso quiere más de la misma medicina: reducción de impuestos y de cotizaciones sociales, moderar salarios, abaratar más el despido, introducir el copago en los servicios públicos y ley de huelga. O sea, más palo y tente tieso. Esas son las recetas que le dan a su amigo Mariano Rajoy para cuando sea presidente. Pero esta política no favorece el desarrollo ni el empleo, critica CC.OO., ni fomenta el diálogo social que es crucial para superar entre todos la crisis. Además, es absurdo una ley de huelga, precisamente ahora que la conflictividad está bajo mínimos. Si la conflictividad ya no está en las empresas, sino en los jóvenes y en la calle, con el 15-M. Los patronos no se enteran, o pretenden que el bocado a los salarios, a los derechos y al bienestar sea tan gordo, que quieren garantizar la ley de huelga de agárrate y no te menees. En efecto, más allá de si se cumple o no el objetivo del déficit al 6% en 2011 (que se acercará al 6’1), el próximo gobierno tendrá que hacer frente en 2012 a una reducción de 30.000 millones de euros para alcanzar el 4’4% del déficit al final del ejercicio. O sea, que los recortes que prevé la derecha económica y política es de órdago.
CC.OO. piensa también que ese empeño patronal en bajar impuestos y recortar las cotizaciones de la Seguridad Social pone en riesgo la estabilidad presupuestaria y el sistema público de Seguridad Social. Pero la patronal eso es lo que quiere, que la Seguridad Social quiebre para que sea sustituida por los seguros privados, que son el negocio privado donde hasta ahora poco han tenido que hacer, aunque lo hayan intentado.
Para el sindicato hay que resolver la falta de crédito de las empresas y de las familias, además de la insuficiencia financieras de las administraciones públicas. De eso depende la generación de actividad económica y la creación de empleo. Y advierten que si hay que recapitalizar a los bancos con dinero público, que sea a título de préstamo y con intereses, para que el escaso dinero que haya no se vaya a otra cosa que no sea la creación de riqueza y de empleo. Tienen más razón que un santo.
CC.OO. centra sus propuestas en la política y la política financiera.
Respecto a la política fiscal, se trata de incrementar un 2% del PIB los ingresos tributarios para que España se acerque a la media europea, de la que distan ocho puntos. Hay por tanto margen para la competitividad esa que ellos, los neoliberales, idolatran. Y proponen varias medidas, entre las que destacan:
– Lucha contra el fraude fiscal.
– Eliminación de las deducciones del Impuesto de Sociedades (salvo reinversión de los beneficios).
– Creación del Impuesto sobre las transacciones financieras
– Retorno a las anteriores tributaciones en el Impuesto de Patrimonio y en el de Sucesiones y Donaciones.

Respecto de la política financiera, puesto el punto de mira en resolver la falta de crédito, las medidas que propone el sindicato son, entre otras, las siguientes:
– Renegociación del endeudamiento de empresas y familias.
– Apertura del crédito.
– Que los fondos sean devueltos y remunerados en un plazo razonable.
– Modificar la política de ahorro de España, basándola no tanto en la propiedad y pago de una vivienda, sino en mover el ahorro hacia otros activos más líquidos.

Como de la noche al día. Comparando las propuestas de la CEOE con las de CC.OO., unas son de derecha ultramontana, y otras de izquierda moderna y moderada. Pues lo que pretende CC.OO. es transferir recursos desde el sector privado al sector público, con el menor impacto posible en la capacidad de consumo e inversión, manteniendo el gasto público que puede sostener la demanda agregada de la economía española.
¿Quién ha dicho que la lucha de clases no existe? Hasta en la precampaña electoral se observan diferencias abismales en las propuestas de los agentes sociales, siempre en función de los intereses de clase que defienden unos u otros. La patronal CEOE no defiende a los pequeños y medianos empresarios, sino a los grandes intereses de las finanzas especulativas, como dice Anguita (“Empresarios contra la empresa”): ¿a quién representan estos representantes? Es CC.OO. quien mejor defiende los intereses del relanzamiento del crédito para los de abajo, las pymes y los autónomos. Es curioso, pero es así, pues una coincidencia estructural y objetiva entre los intereses de los trabajadores y de los que más contribuyen a la economía productiva, los que más empleo crean.

2. La cumbre europea se empecina y todo son dudas
Por cierto, Toxo ha arremetido contra la cumbre de los países europeos desarrollada este fin de semana pasado, calificándola de “muy decepcionante”. Y realmente lo es. No ha servido para concretar nada: sólo los 8.000 millones que se darán a Grecia en noviembre, que ya se sabía. El resto, todo en el aire: la gobernanza económico europea, la quita de Grecia si es del 50 o del 60%, el contenido cuantitativo y cualitativo del fondo de rescate, la recapitalización de la banca europea… Pero además Toxo se mete con el estilo de cómo funcionan las cosas: “Merkel y Sarkozy se podrían ahorrar las cumbres y darles a los países por correo el recetario de medidas a tomar”, ha dicho el líder de CC.OO., que ahora mismo es además presidente de la CES (Confederación Europea de Sindicatos). Porque lo que está en juego es para qué sirven las instituciones europeas, si al final se reúnen dos con el BCE y mientras no se pongan de acuerdo, nada sirve para nada. Hoy día 26 han anunciado que se podrían adoptar medidas concretas. Esperemos que sea así.
De momento, todo son incógnitas: Salgado dice que los bonos convertibles de la banca contarán como capital de máxima calidad (core tier 1), lo que podría facilitar que los cinco bancos (Santander, BBVA, Bankia, Caixabank y Popular) que deben llegar al 9% (cifra que definiría la solvencia del capital bancario de los bancos de riesgo sistémico, en el caso de que sea definitiva), no tengan que ampliar capital o casi nada. Entre los cinco bancos cuentan con 10.000 millones de euros en bonos convertibles; de los cuales 7.000 son del Santander. No se sabe si contabilizarán como core tier 1 el dinero recaudado mediante la emisión de bonos necesariamente convertibles en acciones. Si al final es así, mejor aún.
Tampoco se sabe si quedará tocada en la cumbre la deuda española, como se teme don Mariano, que por eso ha arremetido contra el gobierno por no defender las posiciones españolas. Aunque en esto es posible que tenga algo de razón: Porque el problema financiero de la banca española no es si tiene mucha deuda soberana (griega, ninguna, y la española no es insolvente), sino que tiene mucho activo inmobiliario colgado; y esto no está saliendo en la cumbre. Se podría defender que el FEEF (Fondo Europeo de Estabilidad Financiera) o fondo de rescate sirva también para defender a la banca de estos activos muertos o a largo plazo digeribles.
En todo caso, y centrándonos en si la deuda de España va a salir señalada como peligrosa, no parece que esto sea así, pues si la banca española tiene que recapitalizarse por tener demasiada deuda española, será en cantidades mínimas. O incluso nada. Más bien, al revés: Sarkozy ha señalado que España está fuera de peligro, mientras que todos los puntos malos los está sumando Italia, con una crisis incluso institucional, que podría forzar a una dimisión del gobierno, que retrasase aún más la solución global que los neoliberales quieren darle a Europa.
De momento Merkel ha anunciado que el FEEF llegará a más de un billón de euros. Eso sí, sin subir de los 440 mil millones de que está ahora dotado, pues Alemania no está dispuesta a poner un euro más de sus 211 mil millones. ¿Cómo van a multiplicar los panes y los peces? Pues apalancando (ampliando capital prestado desde fuera pero con aval o garantías varias). No será el BCE el que pueda dar más dinero al fondo (fórmula francesa, descartada) pero sí a través de una de estas dos fórmulas no incompatibles entre sí, según ha explicado Merkel: a) el fondo respondería de parte de las pérdidas (hasta un 20 ó un 30%) a las que se arriesguen los inversores que compran bonos de los países europeos; b) se crearían sociedades o vehículos de inversión que atraigan a fondos soberanos de los BRICS (Brasil, Rusia, China, sobre todo) o privados que compren deuda de los diferentes países combinada en paquetes de diferentes grados de riesgo.
La solución será mañana… o vaya usté a saber.
PVP111026

La frase no es mía, sino de Toxo, secretario general de las CC.OO., el primer sindicato del país. Bueno, Toxo sólo habla de repensar el sindicalismo, no de morir por inanición. La frase no es mía, el añadido sí, pero estoy de acuerdo con toda ella en conjunto. Mi acuerdo con la frase no es de ahora, sino de hace ya algunas décadas. Pero en fin, bienvenida sea ahora que el sindicalismo ya no tiene más remedio de ser repensado o simplemente desaparecer.
El capitalismo neoliberal está a punto de logar convertir a los sindicatos en piezas de museo, pues un sindicato no es sino el acumulador de las fuerzas desplegadas por los trabajadores en un modelo de producción dado. Y el modelo de producción industrial donde nació el sindicalismo ya no existe, aunque aún existan empresas, sobre todo industriales, que agrupan centenares y miles de trabajadores, y que en este sentido mantienen la sensación de que el sindicalismo tiene vigor y no debe cambiar.
Hoy el sindicalismo está implantado fundamentalmente en ese tipo de grandes empresas, y en el sector público, en la sanidad, la educación, la Función Pública, de donde saca sus liberados, sus horas sindicales de las que viven sus estructuras de dirección y de acción en muchos casos. No es cierto lo de las subvenciones, pues lo que los sindicatos reciben del Estado es para la formación sindical o para programas de orientación a los parados, etc., que deberían estar perfectamente entendidos por la población. Y sin embargo, la gente se ha tragado eso de que los sindicatos viven de las subvenciones porque les considera una institución más del Estado.
Eso es lo que tiene que cambiar en el sindicalismo. Cuando nació UGT hace 150 años iba de la mano de la revolución social que entonces preconizaba el recién nacido PSOE contra las oligarquías industrial y terrateniente. Esta hermandad del sindicato y el partido se ha desdibujado a lo largo del tiempo en aras a potenciar la independencia de la UGT, pero nunca se ha perdido del todo. Por eso ahora que el PSOE pasa a la hibernación de un largo período de oposición contra un PP que se sabe ganador y va a implantar a sangre y fuego su programa neoliberal de recortes del estado del bienestar (sanidad, educación, servicios sociales), de reducción de la autonomía de las comunidades autónomas y los ayuntamientos, de quitarse obstáculos como el sindicalismo de clase (CC.OO. y UGT en el ojo de la diana), por eso –digo- ahora no es el momento de repensarse el sindicalismo, dice UGT, sino de atrincherarse en las barricadas contra los ajustes que tenga que hacer el PP, para recuperar así la fe de sus afiliados.
CC.OO. nació de otra forma, contra el franquismo y ligando luchas obreras con luchas estudiantiles, combinando la acción legal de la representación sindical dentro del aparato del Sindicato Vertical, con la lucha ilegal por la que cayeron tantos sindicalistas en la cárcel (proceso 1001) y hasta perdiendo la vida en la lucha (Patiño, los 3 de la Huelga del 70 de Granada, etc.). Todo eso sin pasar por las listas negras en las que los sindicalistas fascistas inscribían a los líderes sindicales de CC.OO. para que no se les diese trabajo en ninguna empresa. De ahí surgió la fuerza de las CC.OO., el prestigio y la capacidad de aglutinar en torno a sí a los indignados de entonces, que eran los estudiantes antifranquistas, los intelectuales liberales y de izquierdas, la gente más plural y diversa.
Recordar eso no es malo, ahora que se quiere repensar el sindicalismo por parte de CC.OO. Porque tal vez el sindicalismo se ha burocratizado en exceso. Conozco bien CC.OO. por dentro, y por tanto no es un reproche. Pero quizás se haya olvidado que para realizar una acción de protesta en apoyo de un colectivo o de una empresa no basta con convocar a los liberados que pululan por la sede del sindicato, sino que es necesario convencer en asambleas a todas las plantillas del ramo o sector, a fin de recabar la solidaridad que en definitiva es el núcleo sobre el que se asienta el sindicalismo.
Pero he aquí el problema, pues conseguir la solidaridad hoy es más difícil que ayer, por las condiciones objetivas en que se les ha puesto a los trabajadores, atomizados, precarizados, más dependientes de la aquiescencia del empresario a la hora de conservar su puesto de trabajo que antes. Pero si no se consigue el heroísmo de algunos, qué difícilmente se va a recuperar la fuerza de imantación que necesita el nuevo sindicalismo.
Dice Toxo que hay que crear una gran plataforma ciudadana para abrir el campo de actuación del sindicato. Sin ánimo de competir con el 15-M, pero sí crear un movimiento cuyo eje sean los sindicatos. No es mala idea. Pero hay un inconveniente: o cambia el discurso, la práctica y la estructura organizativa de los sindicatos, o no será creíble esa plataforma. Acudirán a ella los artistas y poetas de la izquierda, se sumarán unas cuantas organizaciones ciudadanas que aglutinan a muy poquitas personas cada una, pero al final no se producirá esa capacidad de dinamización ciudadana si no se articulan medidas más enérgicas de cara a recobrar la confianza de la juventud en el sindicalismo:
– No es sólo el discurso, sino el mismo lenguaje de la calle el que hay que recuperar. Cuando un sindicalista habla la gente no puede confundir su lenguaje con el de un ministro. Hay que recuperar la lucha ideológica, que el movimiento obrero siempre ha tenido ideología. No es posible que al final de una trayectoria de sindicalista como la de Fidalgo, se le vea asesorando al PP, como si la lucha de clases no tuviese también su propia ética, y hasta su más elemental estética.

– La práctica debe ser más asamblearia, más abierta, menos “enlatada”, “preparada”, con menos parafernalia, pues a veces se da el caso de que hay más pancartas que gente que las lleve. Antes de cada 1º de mayo debe haber miles de asambleas en los barrios, en los pueblos, en los centros de trabajo y de estudio para explicar por qué de la movilización de ese año. E incluso debe irse a los bares y a los centros de consumo a hablar con la gente para romper ese cinturón de fuego que separa el carácter de explotado de una persona como trabajador en su curro diario, del carácter de consumidor y “señorito” que se exhibe cuando sale del centro de trabajo.

– Dice Toxo que a lo mejor hay que ir a los bares a convencer a los trabajadores. Seguro. La territorialización del sindicalismo es fundamental (sin perjuicio de que las federaciones deban cumplir su papel), y el salir de las sedes es aún más importante.

– Romper la idea de que el sindicato es una oficina donde le llevan a uno los papeles ante el CMAC, o ante el Juzgado de lo Social es fundamental. La idea del sindicato de servicios ha hecho mucho daño al sindicalismo de clase. Deben existir los servicios, pero ideologizados a tope. Porque ahora que el Derecho del Trabajo ya no defiende a los trabajadores con su antiguo carácter tuitivo (in dubio pro operario), sino que el núcleo del Derecho Laboral es la defensa de la empresa y su eficiencia productiva, muchos trabajadores e incluso delegados de empresa se preguntan para qué les sirve el sindicato.

– Dice Rossell, el de la patronal, que ya no son necesarias las horas sindicales, pues los nuevos medios telemáticos garantizan la comunicación del sindicato con sus afiliados. Genial. Luego es justo lo contrario. Es verdad que hay tablones de anuncios que dan grima, pero lo cierto es que la comunicación con los trabajadores en general y los afiliados en particular es fundamental. Pero una comunicación que sea escueta, bien pensada, moderna en sus formas para atraer a los más jóvenes, audiovisual en ocasiones. Usar twitter, facebook, etc. Pero sobre todo es el contacto con el delegado sindical, que se recorre los puestos de trabajo en sus horas sindicales, preguntando a cada compañero o compañera sus problemas e inquietudes, eso es imprescindible.

No se trata de agotar el repertorio de cosas posibles a hacer. El núcleo para recuperar la credibilidad es acabar con la sensación de que el sindicato es una organización paraoficial, que pacta lo que le echen encima de la mesa, porque si no se queda fuera de juego, que acompaña al gobierno de turno en todos sus movimientos; rezongando o no, pero al final, le acompaña.
Si de verdad se quiere repensar el sindicato y no es un farol para volver a ganar el próximo congreso de CC.OO. en enero de 2013, hay que entender que estamos en una nueva fase del capitalismo globalizado, en la que mucha gente no va a tener trabajo (5 millones de parados), en la que la mayor dificultad va a ser evitar la fractura de unos segmentos de la clase frente a otros, en la que las mayores batallas se van a dar territorialmente y en defensa de los servicios públicos fundamentales (la sanidad pública, con la misma carta de servicios amplia que hoy, sin copago, pero sin recortes; la educación pública de calidad; los servicios sociales frente a la caridad paternalista, etc.). Es recuperar el carácter sociopolítico del sindicato.
La lucha de clases es la lucha de los de abajo frente a los de arriba. En el antifranquismo hubo un libro que despertó muchas mentes; se titulaba algo así como “El poder de la banca en España”. Era una especie de tótem de la tribu antifranquista. Hoy hace falta ligar la intelectualidad de izquierdas con el sindicalismo. Pero no para ser utilizados en momentos puntuales, sino para de verdad ordenar el tráfico de ideas de izquierdas y la sobreinformación con que nos inunda la sociedad de consumo, para conspirar todos juntos en la construcción de un nuevo bloque social de progreso. Y para crear nuevos tótem, nuevas liturgias de la izquierda plural, desde lo sindical, pero sin rechazar lo político ni lo grupuscular (¡en menudo “grupúsculo” se ha convertido el 15-M!).
Como yo veo el panorama a medio plazo es que Rajoy se va a quemar como se quemó Zapatero, pero si no se construye ese Bloque Social de Progreso nuevo y abierto, sin protagonismo, quien recogerá el relevo de Rajoy será Esperanza Aguirre. La disyuntiva es o construimos entre todos el Bloque Social de Progreso (la plataforma que dice Toxo) o tenemos al Carajillo Party mandando en España de aquí a tres o cuatro años, e imponiendo ese modelo de sociedad de ricos y pobres, de dueños y esclavos.
Y yo no quiero esa sociedad para mis nietos.

PVP111025