Archivos para mayo, 2012

1. Acuso recibo del documento de propuestas alternativas al Plan de Reestructuración del Presupuesto de la Junta de Andalucía 2012 (PRPJA2012) que me ha enviado Oscar Blas Arenas de Soria, y que como él mismo nos informa “es una recopilación de propuestas de distintas compañeras/os (más de 20) que a su vez  se las han hecho llegar para que su opinión y voz también sean tenidas en cuenta en nuestro trabajo” de elaboración de enmiendas a dicho plan cuando éste se convierta en proyecto de ley en el Parlamento de Andalucía.

Como se trata de reunir una lluvia de ideas, los recojo en este blog, por si interesan a quienes en este momento estén negociando (sindicatos de clase) o intentando negociar (dirección andaluza de IULVCA) dichas enmiendas, de cara a paliar los efectos lesivos del ajuste en los salarios de los 267.000 empleados públicos de la Junta de Andalucía (ya, ya sé que según los sindicatos corporativos 23.000 de ellos no son empleados públicos, sino meros contratados o “enchufados” de las agencias; pero no comparto esa idea, lo siento).

Esto no quiere decir que ni Oscar ni yo mismo compartamos todas y cada una de las ideas que se transcriben a continuación. Pero es interesante que se puedan discutir en las jornadas de participación del día 16 de junio. Y si no sirven para la corrección de los recortes del PRPJA2012, que al menos sirvan (las que se consideren válidas) para la elaboración de los planes a financiar por el presupuesto de 2013 y futuros.    

Propuestas de reducción de gastos en la administración de la Junta de Andalucía.

 

Þ    Control efectivo  y eficiente de los recursos de papelería e informática. Dar lo que se necesita pero controlando el abuso de los mismos. Desde informática se puede controlar un uso racional de las impresiones: obligatoriedad de impresiones a doble cara. Desde las personas encargadas de material se puede controlar el uso racional, así como la adquisición de los materiales más económicos y realmente necesarios.

 

Þ    Aprovechamiento real del papel en sucio para notas, cuentas etc, disminuyendo el uso de post it.

 

Þ    Control de los accesos a internet: acceso restringido a uso laboral para todos los empleados públicos.

 

Þ    Control del uso del teléfono: que se imponga con carácter generalizado una restricción de las llamadas a móviles accediendo desde centralita para llamar a estos teléfonos.

 

Þ    Control del uso del aire acondicionado y la calefacción: REAL.

 

Þ    Obligación de cada funcionario/a. de apagar los aparatos eléctricos que use: ordenador, monitor, impresora, luces…

 

Þ    Control del uso de agua: instalando en grifos mecanismos difusores de ahorro, y en las cisternas algún dispositivo para que la descarga de agua sea controlada (p.ej. poner botella de 1,5 litros de agua dentro de la cisterna para ahorrar dicho volumen en cada descarga).

 

Þ    Información para un uso razonable de todos los recursos de los que se dispone en el puesto de trabajo: Para estas cuestiones se podría nombrar a un compañero como responsable que conciencie de la importancia de estas pequeñas medidas en las que podemos colaborar todos.

 

Þ    Reducción REAL del gasto de protocolo y del uso de los coches oficiales: Entiendo que los delegados por ejemplo, en su día a día se pueden desplazar perfectamente en transporte público, dejando el uso del coche únicamente para urgencias, y reduciendo drásticamente su número, uno por provincia.

 

Þ    IMPORTANTÍSIMO, un estudio real de los puestos de trabajo existentes y de su carga REAL de trabajo, distribuyendo a los efectivos de una manera racional y estableciéndolos en los sitios dónde realmente hay carga de trabajo. Empezando desde el ámbito del servicio o la unidad a dónde pertenezcan, y llegando hasta la movilidad entre delegaciones si es necesario.

 

Þ    Cooperación REAL entre administraciones: Comunicando en aquellos ámbitos donde las competencias están compartidas los datos necesarios en orden a sancionar, recaudar, etc. Por ejemplo SAE y SPEE: para sancionar según ley el rechazo de ofertas de trabajo…

 

Þ    Terminación de los servicios prestados por empresas externas que no sirven para nada: por ejemplo, yo para que me cambien el tóner de la impresora, en lugar de llamar a mis compañeros de informática directamente (que hay un departamento entero y están en la planta de abajo), tengo que llamar a CEIS (centro de información y servicios), donde coge el teléfono una persona que no es funcionaria ni nada parecido, que está no sé dónde para que ella/el avisen a mis compañeros que están en la planta de debajo mía para que suban a cambiarme el tóner. Es sencillamente demencial. Este es un ejemplo y estoy segura que hay un montón de servicios que se prestan de esta manera, cuando en la Junta hay incluso cuerpos específicos para estas tareas.

 

Þ    La adquisición de bienes corrientes, el catálogo de bienes que se pueden adquirir por la Junta, por ejemplo mobiliario, etc, que de una vez por todas se acoja al criterio de la calidad y mejor precio, como hacemos cada uno en nuestra casa. Las sillas que nos han puesto por ejemplo son carísimas y a la mayoría de los compañeros no les parecen cómodas, pero sólo se pueden adquirir esas. El sistema de adquisición de material está muy limitada, debería de ser más abierto y mirando por la economía.

 

Þ    Que se
establezca como obligatoria la asistencia al Parlamento
: igual que nosotros si faltamos a nuestro trabajo lo tenemos que justificar y nos disminuyen las retribuciones, que sea igual para altos cargos y miembros del Parlamento.

 

Þ    Eliminación de los privilegios de los parlamentarios en pensiones, cotizaciones etc. Que el tiempo trabajado le cuente y le genere los mismos derechos que a cualquier trabajador.

Þ    Eliminar la duplicidad de funciones entre administraciones, así como dentro de las mismas.

Þ    Reordenación de los RRHH, en todos los departamentos y centros de trabajo, compatibilizando tanto las necesidades de los servicios como de los trabajadores/as.

Þ    Control del gasto y seguimiento de las subvenciones y ayudas a organismos, entidades y beneficiarios finalistas.

Þ    Gestión de los servicios públicos, desarrollando mecanismos que nos acerquen a la transparencia, eficiencia y eficacia.

Þ    Reducción del gasto en los servicios de empleo y mejora de los servicios públicos.

Þ    Reducción de gastos en inmuebles y gastos de equipamiento e instalaciones: sería conveniente conocer el gasto comprometido de equipamiento y presupuesto en todos los servicios y departamentos de la JA, ya que sin existir una demanda real se han aumentado los ordenadores de autoconsulta de las oficinas SAE. También habría que saber con cargo a qué presupuesto y partida se pagan las sedes de las fundaciones y agencias (vgr, en la sede de la extinta FAFFE, no se sabe qué tipo de trabajo y servicios se desarrollan ni qué personal permanece allí).

Þ    Duplicidad de funciones y reordenación de los recursos de empleo y SAE: hacer un planteamiento de reordenación y distribución de los RRHH en función de la nueva realidad, que no debe implicar pérdida de derechos. Antes de despedir a cualquier trabajador, cabría preguntarse si son necesarios los coordinadores/as de ATE (directores de directores de oficinas SAE), directores/as de UTEDLT, Jefes de Servicio, Asesores y personal de confianza. La duplicidad de funciones más clara es la del personal perteneciente a las agencias y entres instrumentales y los empleados públicos, se asignan funciones y tareas que les corresponden a los funcionarios/as a los empleados de las agencias, dando la sensación de que los que sobran son los que han accedido a la Administración por méritos propios. La desdotación y amortización de puestos de funcionarios y personal laboral se ha producido en el SAE desde su creación en el 2003. Las oficinas SAE pueden abrir las puestas por el personal contratado temporalmente, por lo que la reducción de tiempo y sueldo en un 15% es una barbaridad, máxime cuando el personal de agencias y fundaciones –tanto en delegaciones como en oficinas SAE- no puede realizar casi ninguna tarea en los servicios públicos que impliquen el uso de las claves de uso de los programas de trabajo.

Þ    Homologación de retribuciones: la discriminación en sueldo y funciones entre los empleados públicos y el personal de las fundaciones y agencias está provocando situaciones complicadas.

Þ    Revisión y racionalización del personal externo de la JA: para que se ajusten sus salarios, categorías laborales, etc a  la de los funcionarios y laborales de la administración. Revisión principal en los puestos directivos de estas empresas públicas y entes instrumentales.

Þ    Eliminar duplicidad de funciones entre estas entidades y agencias: en la Consejería de Economía, Innovación, Ciencia y Empleo, existen dos entes encargados de asesorar y dinamizar al tejido empresarial, fomentando el empleo: la red Andalucía Emprende, y las UTEDLT`S,  solapándose sus funciones, territorios y potenciales beneficiarios. No existe claridad en los procesos selectivos de las personas que trabajan en dichos entes.  Los trabajadores de la Fundación Andalucía Emprende (en la cual conviven dos convenios diferentes el de las UTEDLT y el de la red) tienen diferencias salariales, por el mismo trabajo, de unos 10.000 €/anuales.

Þ    Seguimiento y control del fraude en la concesión de subvenciones y ayudas.

Þ    Como quiera que las propuestas deben preservar o salvaguardar los puestos de trabajo, voy a obviar la propuesta de mandar a su casa a esa  cantidad de “zascandiles” que pululan por distintos lugares sin que nadie sepa exactamente que cometido realizan. Tampoco voy a solicitar que algunos personajes de la política conduzcan sus propios vehículos y se les abonen los kilómetros recorridos (tal como pasa en la empresa privada). 

Þ    Fijación, por ley andaluza, de los sueldos de los alcaldes (siguiendo criterios de población, situación laboral del susodicho alcalde)…

Þ     Imposibilidad de que los políticos en general, y los alcaldes en particular, puedan recibir distintas pagas en el mismo horario de trabajo. Me explico: Si yo como maestro participo en una comisión de escolarización que se realiza dentro de mi horario laboral, no percibo ni un céntimo por ello. ¿Por qué un político puede formar parte de distintos patronatos, empresas municipales, consorcios… etc, que tienen sus reuniones en el mismo horario de trabajo y cobran por ello sin renunciar a la otra parte del sueldo?

 

Þ    En plan jocoso (pero muy serio) recomendaría que a todos los medios y altos cargos se les entregara, con cargo a los presupuestos, obviamente, una “guía del mochilero” a fin de que se dieran cuenta que hay un montón de sitios en los que se puede comer y alojarse por unos precios razonables. (Serían los precios que muchos pagarían si tuvieran que abonarlos de su bolsillo).

 

Þ    Y por supuesto, no a la acumulación de cargos en una misma persona, máxime si al cargo va anexada una paga.

 

Þ    Sin sentido de las UTEDLT´s, los ALPES que los gestionen directamente los Ayuntamientos por medio de sus concejalías de empleo

Þ    Unificar la Fundación Andalucía Emprende con la Agencia de Innovación.

Þ    Homologación salarial de los empleados de las agencias y fundaciones (cada una tiene su propio convenio y se producen diferencias salariales de cerca de 10 mil euros mensuales)

Þ    Evitar la financiación de servicios de otras entidades que ya presta la JA: que no se financien programas, servicios, etc. de diputaciones, agencias, etc. coincidentes con los ya gestionados y prestados por la propia JA. Que la JA no se haga la “competencia” a sí misma.

Þ    Enfoque de las oficinas CADE como oficinas comarcales de información y gestión de la Junta de Andalucía.

 

Propuestas en asuntos sanitarios

 

Þ    Eliminación de la figura del ENFERMERO GESTOR DE CASOS y que vuelvan a la atención directa y primaria donde se les sacaría más rendimiento.

Þ    Eliminación de la duplicidad de Trabajadores Sociales o mejor uso de los mismos: hay uno por centro de salud, más los de los Ayuntamientos, diputaciones, etc. ¿No sería más fácil establecer un equipo para el territorio determinado y no tener los recursos infrautilizados? Sistema público de servicios sociales unificado.

Þ    Compra centralizada a nivel andaluz de los pañales y absorbentes, y tiras reactivas para los diabéticos: se suelen recetar y van a la farmacia costándole a la JA mucho más dinero que si se hubieran negociado los precios y se dispensaran en los propios Centros de Salud en una especie de FARMACIA PÚBLICA Y SOCIAL.

Þ    Uso de los medicamentos y prescripción de los mismos por MONODOSIS, sólo se dan las que se necesitan para el tratamiento.

Þ    ¿Es necesario seguir abriendo Hospitales de Alta Resolución duplicando o triplicando los gastos en tecnología, personal, servicios?

Þ    Enfermero gestor de casos o enfermero de enlace: “no tengo funciones, soy políticamente interesante para el SAS con respecto a los cuidadores de personas dependientes. Pero este servicio se les podría dar igualmente en los centros de salud.”

Þ    Racionalización uso recursos sanitarios (no uso de las ambulancias como taxis o transporte privado y de lujo de enfermos).

Þ    Eliminación de las productividades durante 2 años, la estructura está mal planteada y la distribución no es justa.

Þ    Unidades Centralizadas de Compra de Tecnología Sanitaria y de Fármacos.

Þ    Reducción de la cartera de fármacos a prescribir (igualación con el resto del Estado; en Andalucía se pagan medicamentos con uso terapéutico no comprobado y que no se abonan en el resto del Estado).

Þ    Elaboración de indicadores de calidad/cantidad por cada facultativo.

Þ    Eliminación de la compatibilidad del personal sanitario público con sus actividades/consultas privadas.

Þ    Necesidad de Vías de concienciación ciudadana.

2. Hasta aquí las propuestas de las que me hago eco, sin que las comparta en su totalidad. Pero debo añadir que respecto a la necesidad de revisión de reestructuración del sector público, IULVCA en general y yo mismo en particular ya nos pronunciamos en la anterior legislatura. Sin prisa, pero sin pausa, se debe acometer una racionalización de los ingentes “recursos humanos” de que dispone la Junta de Andalucía, devolviendo a los funcionarios sus funciones, respetando el convenio del personal laboral, y sin despedir a nadie de las agencias; pero que esta directriz de mantenimiento de los puestos de trabajo y de integración de todo el personal (funcionarios y laborales que lo hayan solicitado, y personal procedente de las antiguas empresas, instituciones de derecho público y fundaciones) en las agencias, no sirva para desplazar a los funcionarios y postergarlos en la promoción a las correspondientes jefaturas y responsabilidades respecto de este personal cuya incorporación se realizó en el mejor de los casos con pruebas selectivas no tan exigentes como las oposiciones que tuvieron que superar los funcionarios de la carrera administrativa, o las que debieron realizar las personas adscritas como personal laboral de la Junta.

Junto a ello, se deberían devolver a las delegaciones provinciales y servicios centrales de las distintas consejerías competencias que hoy han sido asignadas injustificadamente a las agencias. A este respecto transcribo aquí una propuesta que me ha enviado un funcionario respecto de la reestructuración de los servicios sociales:

Reforma de la Agencia de Servicios Sociales y Dependencia

 

 Introducción.- Partimos de la base de que las Agencias deben hacer aquello que no pueden hacer las Consejerías con sus Delegaciones. En este caso serían muy pocas cosas las que no podrían hacer las Consejerías y las Delegaciones. Por lo que sería necesario adelgazar la Agencia de manera ostensible. Paso a paso y creando los menores daños posibles. Es decir, retornando a la Consejería y a las Delegaciones competencia a competencia y convocando ofertas de empleo público simultáneas para funcionarios de modo que se cubran las plazas necesarias para gestionar dichas competencias. Necesariamente habría que prescindir de efectivos. Hoy por hoy sobran personas en la Agencia. Desgraciadamente es así, pero es así.  No hay otro remedio. Ahora mismo están hipertrofiadas de personal y pueden estar poniendo en peligro el pago de las propias prestaciones.

            Lo primero que habría que hacer es modificar la  denominación, por ejemplo: De Servicios Sociales Complementarios o algo así.

            La idea general sería dejar en la Agencia, algunas competencias de la extinta Fundación Andaluza de Servicios Sociales, de la extinta Fundación Andaluza para la atención a las Drogodependencias e Incorporación social y todas las de FAISEM (Fundación que se incorporaría a  la Agencia).

En esa dirección, quedaría de la siguiente manera:

 

A.- COMPETENCIAS QUE PUEDEN CONTINUAR EN LA AGENCIA:

           

–                 Tramitación de la Tarjeta Andalucia Junta Sesentaycinco y de las prestaciones derivadas de ella.

–                 Gestión del Servicio Andaluz de Teleasistencia.

–                 Gestión de pagos de los comedores de los Centros de Participación Activa de Mayores.

–                 Todas las competencias que tiene ahora FAISEM.

–                 Otros programas que se le asignasen.

 

B.- COMPETENCIAS QUE DEBER RETORNAR A LAS DELEGACIONES:

 

–                 Valoración de la Dependencia

–                 Tramitación de PIAS

–                 Asignación de plazas

–                 Seguimiento de plazas

–                 Traslados

–                 Concertación de plazas de todo tipo de recursos

–                 Pagos de plazas concertadas. Tanto residenciales, como de UED, Fines de semana de UED y Respiro Familiar. Pagos de las prestaciones derivadas de los PIAS.

–                 Gestión del Programa de Atención Jurídica.

–                 Gestión del Programa de las Aulas de la Experiencia o Intergeneracionales Universitarias.

–                 Gestión del Programa de Turismo Social.

 

C.- ACTUACIONES PARALELAS

 

            Modificación del procedimiento de gestión de las prestaciones de dependencia en el sentido de evitar el ir y venir de documentos y expedientes desde los servicios sociales comunitarios a las Delegaciones.

 

            Modificar el sistema de valoración de la dependencia, ubicando a los profesionales necesarios en el Centro de valoración de Discapacidades, dando paso a que los dictámenes médicos que hicieran desde allí, con lo que se agilizaría la tramitación.

 

Creo que el esfuerzo de participación que han realizado los autores de las propuestas que he transcrito en cursiva merece cuando menos el agradecimiento. En esta última propuesta, por ejemplo, hay que observar que IULVCA tendría dificultades para encajarla en una de sus líneas rojas, pues se propone que se despida al personal de la agencia que vaya sobrando en la reestructuración. Pero tal vez habría que estudiar una forma de compatibilizarla, pues siempre es posible encontrar puestos de trabajo públicos que requieren ser cubiertos por el personal del que se deba prescindir en esa reestructuración.

PVP120530   

Anuncios

En un contexto de confusión en el seno de la izquierda andaluza provocado por la aprobación de ajuste del presupuesto de 2012 propuesta por el gobierno andaluz y su inmediata contestación por los sindicatos de los empleados públicos, conviene tener las ideas claras y adoptar las iniciativas que nos pongan a la ofensiva, pues en política no hay peor carcoma que la permanente duda y la permanente actitud de vacilaciones y reproches entre nosotros, que sólo aprovechan a la derecha. A tal fin van destinadas las siguientes reflexiones.  

1º) La única responsabilidad de los actuales recortes tanto en el Estado como en Andalucía es del gobierno del PP:

 

–        La decisión de recortar los gastos públicos viene dada por la estrategia neoliberal impuesta por Bruselas (PPE) y por Madrid (PP) de priorizar la reducción del déficit público por encima de todo.

 

–        Esta política se le impone a Andalucía (como al resto de las CC.AA.) “por imperativo legal”, esto es, mediante una ley de estabilidad presupuestaria.

 

–        Esta ley impide la llamada “insumisión política”, pues establece que en el caso de que el gobierno de la comunidad autónoma decida no ajustar el presupuesto de 2012 a un déficit máximo del 1’5%, el gobierno central intervendrá las cuentas de la comunidad e impondrá un nuevo presupuesto elaborado por el ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas.

Ello implica para Andalucía lo siguiente:

a)     No hay dos recortes (uno el del gobierno central y otro el del gobierno andaluz), sino un único recorte (el del gobierno central en el ámbito de las competencias estatales y el del gobierno central en el ámbito andaluz cuya concreción en Andalucía ha sido fijada en 2.720 millones de euros); en este sentido, el gobierno andaluz tan sólo tiene que concretar qué partidas del presupuesto va a reducir para sumar al final esa cantidad.

 

b)     El gobierno de Andalucía debe respetar el compromiso contraído en el CPFF, y en consecuencia priorizar y aplicar los recortes dentro de unos límites concretos:

 

ü  La cuantía a reducir (2.720 millones, salvo que aumente los ingresos mediante el incremento de los impuestos propios o compartidos, que en este caso son unos 1.000 millones de euros).

 

ü  Las cifras presupuestarias siguientes: de unos 30.000 millones, casi 10.000 son de sanidad y 7.700 son de educción y universidades, 2.000 son de servicios sociales, casi 2.000 son de políticas activas de empleo (¿qué queda para todo lo demás?), y transversalmente unos 10.000 millones son del capítulo 1 ó gastos de personal.

 

2º) Aciertos y errores en el Plan de Reequilibrio del Presupuesto de la Junta de Andalucía 2012 (PRPJA2012).- Lo que la consejera de Hacienda en nombre del gobierno andaluz ha presentado en el CPFF y éste ha aprobado es el PRPJA2012. Éste contiene aciertos y errores:

 

  • Aciertos:

 

a)     El compromiso de IULVCA en el cogobierno andaluz ha salvado a Andalucía de la mayoría absoluta de la derecha. Hemos salvado a Andalucía del ímpetu “reformista” d Arenas, que podría haber utilizado su mayoría absoluta para llevar a cabo el programa radicalmente neoliberal que el PP está consumando a nivel estatal y en las CC.AA. donde está gobernando. Que no se nos olvide nunca. La gente de izquierdas debemos estar orgullosos de ello.

 

b)     IULVCA también ha librado a Andalucía de las políticas de derechas. Por encima de todas las cosas, hay que valorar que las líneas rojas que IULVCA ha impulsado en el programa de cogobierno han funcionado, pues en términos generales el PRPJA2012 salvan la sanidad, la educación y el empleo público.

 

ü  Se podría haber optado por las políticas de reducción por las que han optado otras CC.AA. (privatización de hospitales o centros de salud, reducción de programas sanitarios o sociosanitarios, de horarios de apertura de quirófanos, o atención a los usuarios, o del copago de determinados servicios; elevación de la ratio alumnos/profesor, supresión de becas, elevación de tasas universitarias; etc.). La presencia de IULVCA en el gobierno andaluz garantiza que las políticas neoliberales que nos azotan no van a pasar en Andalucía por la destrucción de los servicios públicos básicos del bienestar.

 

ü  Se podría haber optado por la reducción del empleo público, y sin embargo, en términos generales no se ha optado por el despido de miles de empleados públicos, como quiere el PP-A, los sindicatos corporativos (que califican de “enchufados” a los 23.000 empleados del sector público de la Junta para justificar su opción por el despido masivo de estos trabajadores) o incluso algunos empleados públicos que, al ver que se les va a recortar el salario, opinan insolidariamente que mejor es que echen gente a la calle, creyendo que a ellos no les puede tocar la china.

 

Este último aspecto puede ser controvertido, pues algunos afirman que sí se va a despedir, o al menos a no renovar contratos a todos aquellos que ahora están cubriendo necesidades coyunturales con empleo eventual. Pero, sin negar en principio que ello pueda pasar en una cuantía determinada y no significativamente elevada, lo cierto es que hasta que no se conozca el decreto y la ley posterior, no se podrá concretar si esta afirmación obedece a la realidad o son elucubraciones. Hay que distinguir entre despedir a empleados públicos y no crear más empleo público del ya existente.

 

  • Errores en la elaboración del PRPJA2012:

 

  1. Se ha elaborado sin contar con la opinión de los sindicatos y demás aliados sociales.

 

  1. Se ha presentado sin contar con IULVCA, pues al Vicepresidente se le dio la propuesta hecha y con la prisa de tener que presentarlo necesariamente para su debate en el CPFF en una fecha que ni siquiera les daba tiempo a los compañeros de IULVCA recién incorporados al gobierno a aterrizar mínimamente. IULVCA ha pagado la novatada.

No obstante, Se ha podido rectificar este error inicial en un doble sentido:

–        Se ha convocado a los sindicatos para negociar enmiendas que podrán ser presentadas en el trámite parlamentario, pues IULVCA garantiza que el decreto no se va a convalidar sin que se convierta en proyecto de ley.

 

–        Se ha aceptado la propuesta de IULVCA de posponer la aprobación del decreto para darle más tiempo a la negociación y presentación de enmiendas.

 

  1. Se comete el error estratégico de enfrentar al gobierno andaluz de izquierdas con los empleados públicos que deberían ser los aliados necesarios y primarios de la acción gubernamental. Ya estaban cabreados con el episodio de la ley de reestructuración del sector público (tema agencias), y ahora se les vuelve a reagrupar en torno a la bandera de la integridad de sus salarios. Esta vez no va a ser fácil que los sindicatos de clase CC.OO. y UGT asuman la trinchera del cogobierno de izquierdas frente a la de la oposición del PP-A y los sindicatos corporativos.

 

  1. No se ha realizado un expurgo suficiente en otros capítulos que no sean el de personal (hay más partidas a recortar en el capítulo 2, 4 y 7 que podrían evitar ese fuerte recorte en el salario de los empleados públicos).

 

  1. No se están explicando suficientemente las razones de estos recortes, y la gente se queda con la idea general de que todos los políticos son iguales. La opinión pública mezcla temas como el dinero que el Estado le da a Bankia (23.500 millones de euros hasta la fecha) con los recortes de salarios y demás, cuando una cosa son las competencias del Estado y otra las de la comunidad autónoma de Andalucía.

 

  1. En el seno de la militancia y votantes de IUVCA está surgiendo el desconcierto, la frustración y el cabreo (según los grados) precisamente por la falta de mera información, de debate y de tiempo para madurar un cambio tan brusco de posicionamiento político (de estar permanentemente en la denuncia y la oposición, y ahora estar en el gobierno). Fallan los mecanismos de comunicación interna, y las políticas de comunicación diseñadas a nivel andaluz (ruedas de prensa en cascada, por ejemplo) no son seguidas por todas las direcciones provinciales.

 

En estas circunstancias, no todos los militantes de IULVCA juegan el papel de apoyo a la ofensiva que debe tener un gobierno de izquierdas, precisamente en el contexto de una ofensiva ideológica y orgánica de la derecha tan fuerte como la que estamos padeciendo.

 

  1. El PSOE-A no puede tratar a su socio de gobierno como si fuese una fuerza política como el PA. IULVCA es un movimiento político y social, muy plural y muy sensible con las opiniones de la calle, y que tiene a gala practicar la participación como la otra forma de hacer política. Por eso, si quiere que la experiencia del cogobierno de izquierdas triunfe, debe adaptar su forma de actuar a esta nueva y distinta forma de ser. El PSOE-A debe aprender de la lección que le han dado los electores, y compartir con IULVCA la información (toda la información) y las decisiones, sin llevarnos al retortero. Lo contrario es tirar piedras contra su propio tejado.

 

3º) La necesidad de la participación.- La dirección andaluza de IULVCA ha convocado para el día 16 de junio una jornada de debate y propuesta para elaborar enmiendas al PRPJA2012. Existe un grupo de trabajo dentro de IULVCA para analizar a fondo las posibilidades que otorgan las cifras presupuestarias. La dirección provincial de Granada ha convocado una reunión de puesta en común de propuestas con el mismo fin. Y seguro que en otros ámbitos se están adoptando iniciativas similares.

            En estas reuniones están surgiendo ideas interesantes que deberían ser estudiadas por el gobierno andaluz y por los sindicatos que están negociando con él. Recojo aquí algunas que han llegado a mis manos:

a)     Medidas de carácter general:

 

–        Evitar o al menos reducir los recortes sobre el capítulo I (personal) incrementando los recortes de los capítulos II, IV y VII (gastos corrientes, transferencias corrientes y de capital).

 

–        Establecer un período concretos de duración de cada medida (1 año, 2 años…). Respecto a las medidas que restringen derechos retributivos y de acción social, parece que se tiene prevista una duración distinta para cada concepto, ya que las partidas de “ahorro previstas para 2012 y 2013 son distintas. Pero como varias de esas medidas agrupan varios conceptos, conviene diferenciarlos para poder negociar su aplicación y comprobar sus efectos.

 

–        Creación con carácter inmediato de una Comisión o Grupo de Trabajo que acometa un estudio sobre la organización y régimen jurídico de todo el sector público, administración general y todos sus entes instrumentales. Bien sea en el seno del propio gobierno (con la participación de los dos partidos gobernantes) o preferiblemente en el ámbito parlamentario (con los tres partidos que lo componen), deberán intervenir en ella expertos de la Secretaría General para la Administración Pública que aportarán cuanta información  se requiera.

 

–        Creación de una Comisión de verificación de los reajustes en la que participen expertos de la DG de Presupuestos y representantes de los dos partidos gobernantes. Esta comisión tendrá como misión:

 

ü  Búsqueda y propuesta de alternativas en otras partidas presupuestarias de gastos que debido a la urgencia en la presentación del plan no se han advertido ahora.

 

ü  Seguimiento de la evolución de los créditos que se recortan y de los ingresos adicionales estimados para proponer recomendaciones relacionadas con la duración de las medidas y con las alternativas concretas derivadas de la revisión de los recortes de los capítulos II, IV y VII.

 

ü  Propuestas para un replanteamiento del ajuste paralelo a la confección del presupuesto para 2013.

 

–        Reversibilidad de las cantidades recortadas, en la medida en que el desarrollo de la ejecución presupuestaria lo permita: renegociación de los recortes en otoño, en función de las recomendaciones de la Comisión de verificación.

b)     Medidas concretas:

–        Disminución del 20% (alternativa 15%) del conjunto de retribuciones de:

  • Titulares de Altos Cargos, Delegados Provinciales y similares.
  • Gerentes de Agencias, Empresas y Fundaciones y asimilados.
  • Miembros de la Mesa del Parlamento y resto de Diputados/as.
  • Responsables, Directivos, Consejeros/as y/o Miembros de todos los Órganos Estatutarios y Órganos Colegiados de participación, consulta y asesoramiento.

–        Supresión del 20% de los cargos relacionados en el punto anterior, excepto Diputados.

–        Supresión del 20% de los créditos para Personal Eventual (aplicaciones 110 y 142).

–        Disminución del 20% (alternativa 15%) de las retribuciones del Personal Eventual (aplicaciones 110 y 142)

–        Homologación a la baja de las retribuciones del personal de la administración instrumental con las del personal de la administración general.

–        Aplicación de la disminución de las retribuciones y jornada laboral de interinos y laborales temporales de forma proporcional a sus retribuciones brutas, desde un 0% a un 15%

–        Aplicación de la disminución de las retribuciones y jornada laboral del personal de los entes instrumentales.

–        Aplicación de la disminución de las retribuciones de los funcionarios de carrera y personal laboral fijo de forma progresiva (o por tramos), proporcionalmente a sus retribuciones brutas (desde 0% a 5%).

–        El premio de jubilación no debe ser “suprimido” sino “suspendido temporalmente”, para abonar cuando finalice el plazo de efectividad de estos ajustes.

–        No eliminar la dotación de las plazas vacantes del sistema SIRHUS, que correspondan a oficios de prestación de servicios en centros de prestación de servicios (institutos, escuelas infantiles, centros sanitarios, centros de mayores, etc.).

–        No eliminar el complemento adicional de la paga extra de junio, pues ya está devengado.

–        Supresión del complemento de productividad del Personal Eventual.

–        Supresión de ayudas de alquiles de viviendas para diputados, altos cargos, gerentes y asimilados.

–        Reducción de indemnizaciones por desplazamientos de diputados, altos cargos, gerentes y asimilados.

–        Supresión de medios informáticos y tecnológicos no imprescindibles de diputados, altos cargos, gerentes y asimilados

–        En las Consejerías administradas por IU se adoptará preferentemente la estructura establecida en la Modificación de la Ley 9/2007, de la Administración de la J.A. por la Ley 17/2011 relativo al nombramiento de titulares de las Secretarías Generales Técnicas, Secretarios Generales y Directores generales y otros órganos directivos centrales.

 

–   Supresión del complemento de productividad de altos cargos y delegados.

– Supresión de los incrementos de la productividad de determinados altos cargos realizados incluso   después de aprobado el plan de reequilibrado.

–        Racionalizar el complemento de especial dedicación (110 horas).

–        Reducción económica en los conceptos de dietas y asistencia a los consejeros de los órganos colegiados de asesoramiento.

–        Reducción y/o eliminación de teléfonos móviles, portátiles, conexiones, tarjetas y todo tipo de privilegios, entradas espectáculos, ágapes, etc.

–        Implantación real de la administración electrónica como medio de ahorro y medidas ecológicas.

–        Disminución drástica en publicidad y propaganda.

–        Establecer en 1.000 € el suelo de salario susceptible de recortes.

–        Mantener la Acción social para los salarios más bajos.

–        Creación de un parque móvil de uso conjunto para todas las Consejerías y Delegaciones, racionalizando su uso y limitando los excesos particulares.

–        Supresión de los puestos de personal directivo de UTDLT si aún están integrados en SAE.

–        Anulación de todos los expedientes de contratación de servicios y asistencias técnicas que puedan encomendarse al personal de la Junta y de sus entes instrumentales.

 

4º) ¿Retirarse del gobierno andaluz? Dar un puñetazo en la mesa, pero ni un paso atrás.- Los más pesimistas piensan que en el caso de que no se acepte por parte del POE-A las enmiendas que presentemos (o las más importantes) IULVCA debería retirarse del gobierno andaluz. No debe descartarse a priori la adopción de tal medida, aunque deben hacerse esfuerzos por evitarlo:

–        Tanto la dirección andaluza, como el grupo parlamentario y los miembros de IULVCA del gobierno andaluz deben revisar la actitud a tener en cuanto a la relación con el socio de gobierno, el PSOE-A, de cara a que atiendan las reclamaciones de IULVCA y los aliados de la izquierda para hacer las cosas de otra forma, y en concreto para revisar los actuales recortes de salarios de los empleados públicos. Para decirlo con palabras que todo el mundo entienda: por parte de IULVCA hay que dar un puñetazo encima de la mesa (o sacar el zapato de Kruschev).

 

–        Deben arbitrarse las medidas propuestas o similares para prever la elaboración del Presupuesto de la Junta de Andalucía para 2013. Esta elaboración empieza con la fijación del techo de gasto y/o la envolvente financiera, que deberá estar fijada antes de las vacaciones de verano, a mediados de julio aproximadamente.

 

PVP120529

“Inevitable”

Publicado: 22 mayo 2012 en Uncategorized

¿Por qué será que al ver a Rajoy con Merkel en Chicago dándose un paseo en barco me he acordado con nostalgia del Titanic? Será porque estamos en su centenario. El del Titanic, no el del alineamiento Merkel-Rajoy, que es mucho más reciente. Porque Rajoy prefiere seguir erre que erre en su política neoliberal de fidelidad a la estrategia del ajuste fiscal preconizado por Merkel. Y en vez de aprovechar la victoria de Hollande para crear un frente de países dentro de la zona euro que intenten reblandecer el dogmatismo germano, don Mariano se alinea sumisamente con las consignas de Merkel.    

              Hollande y Monti piensan que la tozuda deriva del ajuste fiscal en solitario de la Merkel es perjudicial para Europa y para el mundo. Lo mismo piensa Krugman, que lo considera un “política zombi”. Pero el gurú Krugman se ha pasado pronosticando la “inevitable” salida de Grecia del euro y el corralito en España. Respecto de la difícil situación por la que atraviesa Grecia, Timothy Garton Ash piensa que lo mejor es la claridad y ser claros en adoptar una decisión: o dentro o fuera. Y las autoridades europeas ya e están preparando para una posible salida de Grecia del euro, que Krugman estima que se producirá a lo sumo en un mes. Pero no parece que esta salida se vaya a producir sin que los acreedores de Grecia no hagan algo por evitarlo, pues hay muchos miles de millones de euros en juego. Como mínimo 230.000 millones. Pues si finalmente la bancarrota griega se produce como consecuencia del cambio del euro por el dracma en el país heleno, lo peor sería que se produjese un efecto dominó, en tuviera un efecto dominó en el que los siguientes en caer deberían ser España e Italia, por ese orden. Y esto sería demasiado para el futuro del euro. El plan B que preparan las autoridades europeas es que Grecia realice un abandono ordenado del euro, para evitar que países como Alemania o Francia, cuyos bancos poseen demasiados bonos de deuda griega  tengan que sacar dinero de sus propios erarios públicos para apuntalar el agujero que se crearía en sus respectivos sistemas financieros. Incluso afirman que de producirse este agujero, la cifra sería “manejable”. El problema es quién la pagaría. Los de abajo, a los que les tocaría apretarse un poco más el ya estrechísimo cinturón.

              Tampoco parece “inevitable” el corralito en España. Krugman podría haber sido más prudente, pues sólo con mencionar la palabra, ésta puede convertir en realidad lo que es una simple hipótesis. Bastará con que empiece a correrse la voz y que los amedrentados depositantes empiecen a sacar en masa su dinero.  Pero esto puede parecer evitable, pese a la nefasta gestión que el gobierno de Rajoy está haciendo de la crisis de Bankia, y que de Guindos ya ha intentado colarnos dos reformas financieras en lo que lleva de mandato, apenas cuatro meses.

              Pero la verdadera dimensión del problema es la nula confianza que suscita nuestro sistema financiero, lo afectados que estén de activos tóxicos e inmobiliarios sobrevalorados los bancos en su conjunto, no solo Bankia. Por eso a de Guindos se le ha ocurrido responder al reto que le lanzaban “los mercados” ajenos y va a contratar los servicios auditores de entidades externas para que acrediten la verdad de las cuentas de nuestros bancos y cajas. No es cosa de broma, pues según algunos dicen a nuestros bancos le harían falta desde 80.000 millones de euros (cálculo más benigno) hasta unos 300.000.

              El PP aprovecha para echarle todas las culpas de esta situación al gobernador del Banco de España, que en parte la tiene, pero que así le cubre las espaldas a Esperanza Aguirre (¿recuerdan el show de quién dirigía Cajamadrid, que si Blesa, que si Ignacio González, que si al final Rato?), mientras que prepara a uno de los suyos para sustituir a Fernández Ordóñez para que ocupe el cargo de gran supervisor.

              Bajando hasta Andalucía nos encontramos con que el presidente Griñán se ha quejado con razón del trato discriminatorio que ha recibido nuestra comunidad comparativamente con otras a la hora de distribuir los recortes que unas y otras tenían que hacer en cumplimiento de la ley de estabilidad presupuestaria. Pues siendo Andalucía una comunidad que significa un 14% del PIB nacional y el 17’8% de la población total, se nos impone un recorte del 20’4% del recorte total de todas las comunidades, que al final de la reunión del CPFF han decidido un recorte total de 18.349 millones de euros. Quejumbroso, Griñán recordaba cómo Montoro había hecho un daño irreparable a Andalucía al poner en tela de juicio las cuentas de Andalucía (es asquerosa la mala baba que exhiben algunos portavoces del PP-A al hablar de las finanzas públicas de Andalucía), cuando resulta que al final ha cantado la gallina, destapando que el déficit de 2011 no era 8’5, sino 8’9% porque tres CC.AA. gobernadas por el PP habían ocultado parte de sus deudas: Madrid (que se ponía de ejemplo de buena gestión económica), Valencia y Castilla y León. Mire usté por dónde.

              Por su parte, Carmen Martínez Aguayo, consejera de Hacienda y Administración Pública de la Junta de Andalucía, ha contraatacado frente a quienes no aceptan de ninguna de las maneras su plan de reequilibrio del presupuesto de 2012. No considera “inevitable” el recorte de los sueldos de los empleados públicos andaluces para responder a la obligación impuesta por Montoro y Rajoy de recortar en 2.720 millones de euros el presupuesto andaluz (220 más de los que llevaba el plan aprobado por el gobierno andaluz). Pero sí reta al PP-A, a la patronal y a los sindicatos a que le propongan otras alternativas para recortar. La cosa es así de sencilla: o se recortan los servicios públicos prestados a la ciudadanía (recortes en la atención sanitaria, elevación de la ratio escolar, etc.) o se recorta el gasto en personal; que digan los sindicatos si hay más que recortar por otros lados, después de un recorte del gasto corriente de un 50%, o de la reducción de consejerías, del parque móvil a la mitad, y de la estructura periférica de la Junta (las delegaciones provinciales) como la que se ha propuesto realizar en el plan de reequilibrio presupuestario aprobado por el CPFF.

              Sabemos que los sindicatos y la patronal representan en primer término intereses de sus respectivas clases. Pero en el Estatuto de Andalucía se les otorga (a los más representativos, CC.OO. y UGT, por un lado, y a CEA por otro) un papel de agentes sociales con competencia para negociar la planificación económica. Por tanto, aunque ahora algunos de sus oficiosos representantes (ayer mismo discutí con uno en un foro sobre la educación) se quieran hacer los tontos y digan que ellos no son “políticos”, que sean “los políticos” los que lo decidan, lo cierto es que con el poder de que están investidos deben mirar no sólo los intereses de clase, sino también el interés general de todos los andaluces y andaluzas. Cuando se está a las maduras (han firmado 7 acuerdos de concertación social, tan a gustito, y desde tiempo inmemorial llevan apoyando los presupuestos de la Junta cuando el PSOE-A gobernaba solo o en compañía del PA), se debe estar también a las duras. Es lo ético. Por eso deben decirnos si el gobierno debe recortar servicios públicos a los ciudadanos para preservar íntegro el sueldo de los empleados públicos, o si por el contrario existe otro sitio de dónde recortar. Porque ellos saben de sobra la estructura del presupuesto de la Junta, y tienen técnicos que pueden echar números para dar una alternativa completa.

              Y si los sindicatos de clase coinciden con IULVCA y PSOE-A no se quieren recortar los servicios públicos o privatizar parte de esos servicios públicos, vendiendo a la banca o a las aseguradoras hospitales, centros de salud, colegios, institutos o universidades (lo que es una línea roja de cualquier programa de izquierdas que se precie) y en consecuencia resulta “inevitable” recortar el capítulo I o gastos en materia de personal en 777 millones (más o menos), que digan los sindicatos si prefieren despedir a unos 30.000 empleados públicos (es la cuantificación que hace Carbonero), para echar a esos empleados públicos de las agencias a los que los sindicatos de derechas como CSIF y AFJA llaman “enchufados”, o reducir una parte de las retribuciones de los empleados públicos. El gobierno andaluz de izquierdas ha preferido no despedir a nadie (otra línea roja del gobierno andaluz de izquierdas), aunque ello signifique que se tenga que optar por el recorte en salarios.

              Nada es inevitable a priori. Pero si se quiere pasar de la demagogia a la política, y de ésta a las cifras presupuestaria, hay que optar. Optar, eso es lo inevitable. Hoy, por ejemplo, los compañeros/as de IU de Asturias están decidido iniciar negociaciones con el PSOE asturiano para entrar en el gobierno o no, una vez que ya se ha decidido UPyD por apoyar como presidente a Javier Fernández. Los que defienden el pacto de legislatura argumentan que así no tendrá que entrar IU a hacer los recortes que les impone la ley de estabilidad presupuestaria del gobierno central. Y podrán distanciarse de las políticas de recorte, según creen ellos. IU en Andalucía no lo ha hecho así, ha tenido que apoyar el plan de recortes del nuevo gobierno andaluz, y ahora se ve enfrentada a algunos/as de aquellos que la han votado, procedentes en buena parte de los trabajadores de los servicios públicos, los educadores, los sanitarios, los empleados de los servicios sociales, etc. ¡Qué mala pata!

              Se oye de todo entre los votantes de IULVCA, y lógicamente surge el desconcierto. ¿No hemos hablado pestes siempre de los recortes? ¿Por qué los hacemos nosotros ahora? Si eran inevitables, ¿no hubiera sido mejor dejárselos hacer o bien al PSOE en solitario (quedándose IUVCA fuera del gobierno, oponiéndose a los recortes, y que los pactase el PSOE-A con el PP-A), o bien al PP (simplemente dejando a Arenas gobernar con mayoría minoritaria)? ¿No se está produciendo una contradicción entre nuestro programa y nuestra práctica? ¿No va a romper este apoyo a los recortes la alianza estratégica con los sindicatos de clase?

              Yo mismo desde este blog he puesto de vuelta y media a Zapatero por su cambio de estrategia de política económica en mayo de 2010, cuando abrazó la política del pacto fiscal y el acuerdo PSOE-PP para constitucionalizar el déficit cero. ¿Por qué ahora justifico los recortes que hace el gobierno andaluz? No los justifico, y sigo estando en contra de ellos. Sobre todo cuando afecta a las condiciones salariales de los empleados públicos, que se ven recortadas. Mi posición debe quedar clara: si de mí hubiera dependido, no se habría ni siquiera planteado, por dos razones, la primera por lo que significa de retroceso en las condiciones de vida de los trabajadores públicos, y la segunda porque va a suponer un nuevo palo en las ruedas del consumo, uno de los factores de la demanda interna, que es uno de los ejes de nuestro desarrollo; por lo que este recorte del gasto de personal, unido al recorte en las inversiones puede significar hundir más la ya de por sí maltrecha economía andaluza.

              Pero dicho esto, hay que decir que los recortes no son propiamente decisiones del gobierno andaluz, sino imposiciones del gobierno europeo y del gobierno central, de Bruselas y Madrid, de Barroso y de Rajoy. No hay dos recortes, uno el de Madrid y otro el de Andalucía, no. Hay un solo recorte, que viene del gobierno central, del PP. El margen que le quedaba al gobierno andaluz era optar por dónde metía la tijera. Pero el tijeretazo había que darlo. Y era gordo, no bastaba con recortar calderilla (que si se recortan los sueldos de los altos cargos, que si los gastos en publicidad, que para qué tanto coche oficial: todo eso se recortar´, efectivamente, pero el cómputo final es pura calderilla, comparado con los 3.720 millones que hay que prevenir entre nuevos ingresos (1.000 millones) y recorte (2.720 millones).

              Y puestos a hacer recortes, ¡que los hagan ellos, dicen algunos! Así IULVCA hubiera mantenido su pureza virginal, su crédito político intacto. Pero este argumento hace aguas por todos los lados:

a)     El crédito político también se hubiera resentido, pues una parte de nuestros votantes nos hubieran reprochado (y con razón) que escurríamos el bulto justo cuando hacía falta estar ahí, en el gobierno andaluz, para defender los intereses de la mayoría social.

 

b)     Si les hubiésemos dejado hacerlo al PP en solitario, está claro que su opción hubiera sido no recortar salarios, pero sí recortar personal (o sea, despedir a los 23.000 “enchufados” que dice CSIF que hay en la Junta), recortar servicios (reducir la carta de servicios sanitarios, aumentar la ratio educativa o las tasas universitarias), y privatizar.

                                     

c)     E incluso si le hubiéramos dejado hacer al PSOE-A en solitario los recortes, vaya usté a saber lo que hubieran hecho.

 

              De momento IULVCA va a propiciar que lo que no se ha hecho antes (consultar con los sindicatos y otros aliados sociales de la izquierda) se pueda hacer ahora, convirtiendo en el Parlamento el decreto en un proyecto de ley con capacidad para hacer enmiendas. ¿Qué margen tendrán las enmiendas? Escaso. Por eso es imprescindible recomendar que el que quiera recortar el carácter injusto de los recortes en salarios públicos tendrá que ser consciente de que quitar dinero de una partida para dárselo a otra implica la posibilidad de trasladar la injusticia a otro ámbito, desvestir a un santo para vestir a otro. Pero siempre se pueden evitar situaciones especialmente lesivas.

              A tal efecto es una buena iniciativa la que el grupo parlamentario de IULVCA ha previsto proponer de que no se recorten los salarios que no superen los mil euros. Añado otra sugerencia, por si alguien quiere tenerla en cuenta: que los recorten no sean lineales, sino que se hagan según tramos de ingresos; pues no produce el mismo daño a la economía familiar recortar un 5% la productividad de quien cobra 500 euros por ella a final de año, que quien cobra 10.000 euros anuales. Otra posible enmienda: recortar la acción social selectivamente: no a los que perciben salarios bajos, y sí a quienes pueden con su salario hacer frente a los gastos de ortodoncia o de gafas del hijo o hija del empleado público, etc.

              No es inevitable la confusión. Yo mismo he oído decirle a un insigne sindicalista que con este plan de reequilibrio no es cierto que no se vaya a despedir gente. Cosa que contrasta con una simple lectura del decreto. Pero que conviene aclarar, pues en estos momentos la confusión de la gente de izquierdas es un peligro real. Urge que IULVCA explique en un panfleto la verdadera dimensión de los recortes y en qué consiste su posición ante ellos, que los compare con los que hace el PP en otras CC.AA. (ver el cuadro que publica El País el viernes 18 de mayo), y que dé a conocer las enmiendas que el grupo parlamentario piensa proponer. Alguien tiene que sacar tiempo para esa tarea, que es prioritaria.

PVP120522

Dice hoy la viñeta de El Roto que “los combustibles fósiles se acaban, en cambio ideas fósiles hay para rato”. En efecto, el gobierno de Rajoy sigue insistiendo en que ya ha hecho todo lo que tenía que hacer, y ahora le toca a la UE y al BCE echarle una manita a España. Se refieren Tanto Rajoy como Guindos a que las reformas y recortes que se le habían exigido a España se han culminado con la reforma financiera (que comprende además de dinero público, una auditoría por agentes independientes en la que el gobierno ha cedido soberanía implicando al BCE) y una voluntad de intervención de las autonomías que no reajusten su presupuesto para cumplir este año 2012 con el déficit público al 1’5%.

            Ideas fósiles justo cuando haría falta medidas extraordinarias para crear riqueza y empleo, y volver a dar crédito a las empresas. Porque España sigue “con el agua al cuello” (título de una excelente novela policiaco-política del griego Petros Márkaris, por cierto), con el horizonte de los 6 millones de parados ya a la vuelta de la esquina, con una crisis bancaria desatada por el falseamiento de las cuentas en la Bankia de Rato y Esperanza Aguirre que le van a costar al erario público unos 15.000 millones de euros(espera de Guindos que no más), con una prima de riesgo que se eleva ya por encima de los 500 puntos, con una obligación de pagar 30.000 millones por los intereses de la deuda, con unos recortes que significan profesores despedidos, más alumnos por aula, menos becas, menos comedores escolares, unas tasas universitarias más caras, peor calidad en la educación y la universidad pública; una sanidad con menos profesionales atendiéndola, con hospitales y centros de salud o cerrados o privatizados, con el copago farmacéutico, sanitario y hospitalario, con unas intervenciones quirúrgicas excluidas de los servicios mínimos de la sanidad pública, y en definitiva con una sanidad pública más privatizada y de peor calidad; con unos salarios que de media se han recortado en un 6%; con unas pensiones contributivas más inaccesibles cada vez, y unas prestaciones por desempleo cuyo coste previsto en el presupuesto de Rajoy ha sido sobrepasado, y por tanto tiene en el aire su financiación; con una I+D+i recortada en un 40%, lo mismo que la inversión en infraestructuras; con una Grecia a punto de salir del euro y de arrastrar con ellos a España a la ruina de la intervención, el rescate y una devaluación mayor de nuestro nivel de vida, ya de por sí condenado a una reducción del 30% de media respecto de la situación anterior a la llegada de la crisis; etc. Crisis económica que empieza a traducirse en una crisis social de consecuencias imprevisibles.     

Ideas fósiles. Pues se piensa de forma cada vez más extendida entre los expertos de EE.UU., de la UE y de España que lo que hacen falta son estímulos a la economía productiva y no seguir por la vía del ajuste fiscal que lo único que engendra es cada vez más recesión, como ya se ha demostrado largamente durante estos últimos tres años. Porque los mercados no sólo no se fían de las cuentas de los bancos, sino de que España pueda hacer caja suficiente para pagar sus deudas, con esta política de desecación de sus fuentes de creación de riqueza. Así, el ajuste que en principio se hace desde el gobierno para dar confianza a los mercados, se convierte justamente en lo contrario, en la causa de esa desconfianza. 

Pero Hollande lo tiene crudo si piensa que va a convencer a Merkel de que abandone el dogmatismo del Pacto fiscal, que es su objetivo único y su mayor mérito político. Serán las elecciones alemanas, región a región, y las generales de aquí a algo más de un año, las que apeen a Merkel, si los alemanes quieren. Pero así y todo, ¿quién apea a los mercados de su egoísmo y miedo irracional? ¿La solución socialdemócrata? No creo en ella, pues los PS cuando están en el poder se pliegan a los dictados de los mercados. Hace falta una buena sacudida, una auténtica revolución popular para crear una hegemonía de los de abajo, y que los inversores que quieran hacer negocios se frenen en sus aspiraciones de acumulación de beneficios y dejen de jugar a la ruleta rusa del casino financiero.

Y mientras eso llega, ¿qué puede IU? En Extremadura ha dejado que gobierne el PP de Monago, y lo va a pagar caro. En Andalucía donde también era la llave, ha pactado un gobierno de coalición con un programa común y sus líneas rojas marcadas en no asumir los recortes en los servicios básicos de la sanidad, la educación, la dependencia, además de prever la aprobación de 28 leyes, un plan de empleo y otro de protección social, entre otras muchas medidas.

Pero ayer mismo la consejera de Hacienda y Administración Pública, Carmen Martínez Aguayo, presentaba el mayor recorte que un gobierno autonómico haya podido hacer en toda la historia de Andalucía. La justificación de estos recortes de 2.500 millones de euros del presupuesto de 2012 es que se hace “por imperativo legal”. Es verdad que la recién aprobada ley de estabilidad presupuestaria obliga a las CC.AA. a cumplir con el objetivo del déficit del 1,5% del PIB en este ejercicio, bajo amenaza de intervención por parte del Estado en aquella o aquellas que incumplan. ¿Qué podía haber hecho IULVCA en ese cogobierno? ¿Negarse a cumplir la ley? No, hubiera sido pueril apearse de la responsabilidad de gobernar a las primeras de cambio, aunque en estas se tenga que recortar, y por tanto se deba asumir la contradicción de tragarnos todas las veces que hemos despotricado contra todo tipo de recortes, sin entrar en más consideraciones de su oportunidad o inoportunidad.     

Donde pueden estar más o menos justificadas las críticas son en cada uno de los recortes o de las  medidas en concreto. Ayer mismo tuve una ardorosa discusión con una amiga de toda la vida, votante de IU, que recogía las críticas de algunas otras votantes que no entendían y podían justificar cómo IULVCA había aprobado en el consejo de gobierno de la Junta de Andalucía la bajada de sueldo de los 266.999 empleados públicos que perciben una nómina de la Junta de Andalucía. Veamos si mi amiga tiene razón o no:

1º) Ya hemos dicho que los recortes se hacen “por imperativo legal”, es decir, porque hay que cumplir una ley que ha aprobado la mayoría absoluta del PP en el Congreso de los Diputados, para cumplir las directrices marcadas por la UE y el FMI. Pero el gobierno central podría tener una posición más beligerante contra las políticas de recorte, podría alinearse con Hollande, por ejemplo, y no hacerle el juego sucio a la oligarquía político-financiera que ahora gobierna Europa. Pero para eso el PP tendría que ser otro. Porque el problema es que tanto Rajoy como de Guindos se creen lo que dicen. Y así no hay solución posible. Luego la responsabilidad de los recortes en principio no están en el cogobierno andaluz, sino en el gobierno de Rajoy. Que no saque pecho Arenas, pues todo lo que diga será pura demagogia.

2º) Hay que explicar bien el conjunto de medidas adoptadas, pues la ignorancia hace a veces hablar más de la cuenta. Me decía mi amiga ayer que si no se podía haber subido más el IRPF para evitar tener que recortar los salarios de los empleados públicos. Pero es que eso ya se ha aprobado ayer mismo en el consejo de gobierno andaluz: en realidad el presupuesto andaluz de 2012 se recorta en 3.500 millones, de los cuales 1.000 se financian con una subida de la recaudación por la vía de una nueva reforma fiscal consistente en la adopción de varias medidas: aumentará en un punto la tarifa autonómica del IRPF para las rentas de entre 60.000 y 120.000 euros (con lo que se conseguirá recaudar 25 millones más), después de que la última reforma fiscal de hace dos años subió ya dos puntos; además se va a multiplicar la tarifa actual del impuesto de Patrimonio (9 millones más de recaudación) y por dos el de venta de hidrocarburos (120 millones más), salvo el gasóleo agrícola; el IAJD (actos jurídicos documentados) pasará del 1,2%al 1,5% (100 millones más); también se aumentará la tasa fiscal sobre las máquinas tragaperras (16 millones más). En consecuencia no parece una reforma fiscal regresiva, sino más bien todo lo contrario, aunque sí sería cuestionable que se redunde en gravar más la venta de hidrocarburos, lo que puede encarecer el transporte y por tanto hacer subir el IPC, para mayor desgracia de quienes menores salarios tienen, pudiendo además contribuir en teoría a una pérdida de competitividad de los productos andaluces; aunque el incremento impositivo es tan reducido que dudo mucho que el impacto pueda ser de verdad lesivo para dicha competitividad.

3º) ¿Cabía acudir a la emisión de más deuda? Imposible. Prohibido por el gobierno central. El principal problema que atraviesan ahora las CC.AA. es de liquidez. Las emisiones de deuda de las comunidades para 2012 son de cerca de 33.000 millones de euros, de los cuales 17.000 tienen vencimiento de deuda, y los 16.000 millones restantes, son para financiar con deuda nueva el déficit previsto este año, un 1,5% del PIB de las comunidades. Pero Andalucía, al no ser de las CC.AA. más endeudadas relativamente hablando, no le llegará de esta cantidad más allá de lo previsto en el presupuesto de 2012 para amortizar deuda, e ir liberando las cuentas de la losa que le impide tener suficiente liquidez y credibilidad en los mercados (porque lo que es ahora, si no está avalada por el Estado, para Andalucía no hay suscripción de deuda que valga en el mercado).

4º) También decía mi amiga que se podían recortar otros gastos. Pero esto ya se ha aprobado también en el consejo de gobierno de ayer, 15-M: en gastos corrientes, se reducen un 50% la flota de vehículos de altos cargos, se limita el cobro de dietas, se elimina la partida de protocolo para altos cargos y personal directivo de las empresas públicas, salvo la del presidente y los consejeros; y la partida en publicidad también se recorta un 50%.

5º) Desgraciadamente el gobierno andaluz ha tenido que congelar la inversión pública, por lo que no habrá obra nueva salvo en casos excepcionales. Esto no es una buena noticia, pues ello quiere decir que la consejería de fomento va a tener que restringir su acción prácticamente a mantener las carreteras que hay, y poco más. Lo cual reduce la aplicación de medidas anticíclicas, sobre todo en el castigado sector de la construcción. ¿Por qué se produce este recorte en inversiones? Porque el gobierno central incumple la Disposición Adicional Tercera del Estatuto de Andalucía que obliga al Estado a transferir en inversiones el equivalente a su peso poblacional (17’8%); el gobierno sin embargo le roba a Andalucía 1.504 millones, por lo que el presupuesto debe verse recortado. 

6º) El recorte de gastos es 2.500 millones de euros, 200 millones menos que el anunciado. Ello pese a que el gobierno central también va a transferir a Andalucía 800 millones menos para Dependencia, gratuidad de los libros de texto, políticas activas de empleo, etc. ¿Se debe recortar este gasto social? ¿O tendrá que salir el dinero que cubra esos gastos no cubiertos por las transferencias del Estado de otras partidas?

7º) No olvidemos que el capítulo I o de personal son más de 9.000 millones de euros del total de 29.500 en que va a quedar, y que la sanidad se lleva casi 10.0000 millones y la educación más universidades representan unos 7.700 millones. En las condiciones antes explicadas, ¿de dónde va a salir el recorte a que nos obligan Rajoy y Arenas? Del capítulo de personal. Pero esto se puede hacer de dos formas: o se recortan servicios sanitarios y educativos despidiendo a unos 30.000 empleados públicos de la Junta de Andalucía, o hay que reducir una parte de los salarios. El dilema es claro, y la solución que el gobierno PSOE-IULVCA ha sido no tocar la calidad de los servicios sanitarios y educativos, pues es una de las líneas rojas del acuerdo programático, como tiene que ser. Luego no quedaba otro remedio que reducir las retribuciones de los empleados públicos, se mire por donde se mire.

8º) Hay que recalcar que se trata de evitar el repago sanitario, el cierre o privatización de centros sanitarios, el incremento de las ratios de alumnos por clase. Los sanitarios, los educadores y demás empleados públicos deben saber valorar esto, pues la sanidad y la educación públicas son salario diferido, patrimonio de todos, de ellos también. Me preguntaba mi discrepante amiga ayer que entonces, ¿cuál es la diferencia entre los recortes del PP y lo que ha hecho el gobierno donde participa IU? Pues precisamente eso: que en las CC.AA. gobernadas por el PP se está prescindiendo o despidiendo a miles de empleados públicos, se están privatizando hospitales, se aplica el copago (o repago), mientras que la presencia de IULVCA en el cogobierno va a evitar esa reducción del estado del bienestar, en la medida de lo que pueda.

9ª) También en el sector privado, en empresas como Seat, por ejemplo, se ha pactado entre los trabajadores y la empresa la reducción de salarios y/u horarios para evitar despidos. En el colectivo del personal de la Junta de Andalucía también es necesario ejercer este tipo de solidaridad entre los trabajadores; desde la izquierda no se puede entender afirmaciones como las que algunos mantienen de que “a los interinos que les despidan”.

10º) La medida más polémica consiste en suspender de forma temporal la percepción de los complementos que perciben hasta ahora. La eliminación de los pluses significará una reducción del salario de hasta un 6%, aunque la rebaja para los interinos será el doble, con reducción porcentualmente similar de su jornada laboral. También se disminuirán las horas extraordinarias.

11º) La reducción de salarios afectará al presidente de la Junta, a los consejeros y viceconsejeros que se bajarán el sueldo en un 5%, después de que en 2011 sufrieran un recorte del 15%, y desde hace dos años tuvieran el sueldo congelado. En cuanto a los cargos elegidos por el Parlamento, habrá que esperar a que la medida se apruebe por éste, pero la propuesta ya está hecha y es la misma.

12º) Una cuestión de formas: se tendría que haber convocado a la Mesa General de la Función Pública de Andalucía antes de adoptar la decisión en el consejo de gobierno. Porque las condiciones laborales y salariales hay que negociarlos. Posiblemente los sindicatos no hubieran estado de acuerdo en ningún caso. Pero en democracia las formas son muy importantes, y para IULVCA la democracia debe ser participativa, no sólo representativa. Es un error en el que no debería incurrir el gobierno de izquierdas de Andalucía.

Conclusión: ¿Eran inevitables estos recortes? Por imperativo legal, sí. ¿Se podrían haber hecho en otros conceptos? Siempre es posible rebuscar más partidas en las que recortar, pero quedaba muy poco margen si no se quería recortar la calidad de los servicios públicos de la sanidad y la educación. ¿Se podría haber hecho de otra forma? Sí, convocando antes a los sindicatos del sector de empleados públicos.

 

PVP120516

 

 

Dice hoy la viñeta de El Roto que “los combustibles fósiles se acaban, en cambio ideas fósiles hay para rato”. En efecto, el gobierno de Rajoy sigue insistiendo en que ya ha hecho todo lo que tenía que hacer, y ahora le toca a la UE y al BCE echarle una manita a España. Se refieren Tanto Rajoy como Guindos a que las reformas y recortes que se le habían exigido a España se han culminado con la reforma financiera (que comprende además de dinero público, una auditoría por agentes independientes en la que el gobierno ha cedido soberanía implicando al BCE) y una voluntad de intervención de las autonomías que no reajusten su presupuesto para cumplir este año 2012 con el déficit público al 1’5%.

            Ideas fósiles justo cuando haría falta medidas extraordinarias para crear riqueza y empleo, y volver a dar crédito a las empresas. Porque España sigue “con el agua al cuello” (título de una excelente novela policiaco-política del griego Petros Márkaris, por cierto), con el horizonte de los 6 millones de parados ya a la vuelta de la esquina, con una crisis bancaria desatada por el falseamiento de las cuentas en la Bankia de Rato y Esperanza Aguirre que le van a costar al erario público unos 15.000 millones de euros(espera de Guindos que no más), con una prima de riesgo que se eleva ya por encima de los 500 puntos, con una obligación de pagar 30.000 millones por los intereses de la deuda, con unos recortes que significan profesores despedidos, más alumnos por aula, menos becas, menos comedores escolares, unas tasas universitarias más caras, peor calidad en la educación y la universidad pública; una sanidad con menos profesionales atendiéndola, con hospitales y centros de salud o cerrados o privatizados, con el copago farmacéutico, sanitario y hospitalario, con unas intervenciones quirúrgicas excluidas de los servicios mínimos de la sanidad pública, y en definitiva con una sanidad pública más privatizada y de peor calidad; con unos salarios que de media se han recortado en un 6%; con unas pensiones contributivas más inaccesibles cada vez, y unas prestaciones por desempleo cuyo coste previsto en el presupuesto de Rajoy ha sido sobrepasado, y por tanto tiene en el aire su financiación; con una I+D+i recortada en un 40%, lo mismo que la inversión en infraestructuras; con una Grecia a punto de salir del euro y de arrastrar con ellos a España a la ruina de la intervención, el rescate y una devaluación mayor de nuestro nivel de vida, ya de por sí condenado a una reducción del 30% de media respecto de la situación anterior a la llegada de la crisis; etc. Crisis económica que empieza a traducirse en una crisis social de consecuencias imprevisibles.     

Ideas fósiles. Pues se piensa de forma cada vez más extendida entre los expertos de EE.UU., de la UE y de España que lo que hacen falta son estímulos a la economía productiva y no seguir por la vía del ajuste fiscal que lo único que engendra es cada vez más recesión, como ya se ha demostrado largamente durante estos últimos tres años. Porque los mercados no sólo no se fían de las cuentas de los bancos, sino de que España pueda hacer caja suficiente para pagar sus deudas, con esta política de desecación de sus fuentes de creación de riqueza. Así, el ajuste que en principio se hace desde el gobierno para dar confianza a los mercados, se convierte justamente en lo contrario, en la causa de esa desconfianza.  

Pero Hollande lo tiene crudo si piensa que va a convencer a Merkel de que abandone el dogmatismo del Pacto fiscal, que es su objetivo único y su mayor mérito político. Serán las elecciones alemanas, región a región, y las generales de aquí a algo más de un año, las que apeen a Merkel, si los alemanes quieren. Pero así y todo, ¿quién apea a los mercados de su egoísmo y miedo irracional? ¿La solución socialdemócrata? No creo en ella, pues los PS cuando están en el poder se pliegan a los dictados de los mercados. Hace falta una buena sacudida, una auténtica revolución popular para crear una hegemonía de los de abajo, y que los inversores que quieran hacer negocios se frenen en sus aspiraciones de acumulación de beneficios y dejen de jugar a la ruleta rusa del casino financiero.

Y mientras eso llega, ¿qué puede IU? En Extremadura ha dejado que gobierne el PP de Monago, y lo va a pagar caro. En Andalucía donde también era la llave, ha pactado un gobierno de coalición con un programa común y sus líneas rojas marcadas en no asumir los recortes en los servicios básicos de la sanidad, la educación, la dependencia, además de prever la aprobación de 28 leyes, un plan de empleo y otro de protección social, entre otras muchas medidas.

Pero ayer mismo la consejera de Hacienda y Administración Pública, Carmen Martínez Aguayo, presentaba el mayor recorte que un gobierno autonómico haya podido hacer en toda la historia de Andalucía. La justificación de estos recortes de 2.500 millones de euros del presupuesto de 2012 es que se hace “por imperativo legal”. Es verdad que la recién aprobada ley de estabilidad presupuestaria obliga a las CC.AA. a cumplir con el objetivo del déficit del 1,5% del PIB en este ejercicio, bajo amenaza de intervención por parte del Estado en aquella o aquellas que incumplan. ¿Qué podía haber hecho IULVCA en ese cogobierno? ¿Negarse a cumplir la ley? No, hubiera sido pueril apearse de la responsabilidad de gobernar a las primeras de cambio, aunque en estas se tenga que recortar, y por tanto se deba asumir la contradicción de tragarnos todas las veces que hemos despotricado contra todo tipo de recortes, sin entrar en más consideraciones de su oportunidad o inoportunidad.      

Donde pueden estar más o menos justificadas las críticas son en cada uno de los recortes o de las  medidas en concreto. Ayer mismo tuve una ardorosa discusión con una amiga de toda la vida, votante de IU, que recogía las críticas de algunas otras votantes que no entendían y podían justificar cómo IULVCA había aprobado en el consejo de gobierno de la Junta de Andalucía la bajada de sueldo de los 266.999 empleados públicos que perciben una nómina de la Junta de Andalucía. Veamos si mi amiga tiene razón o no:

1º) Ya hemos dicho que los recortes se hacen “por imperativo legal”, es decir, porque hay que cumplir una ley que ha aprobado la mayoría absoluta del PP en el Congreso de los Diputados, para cumplir las directrices marcadas por la UE y el FMI. Pero el gobierno central podría tener una posición más beligerante contra las políticas de recorte, podría alinearse con Hollande, por ejemplo, y no hacerle el juego sucio a la oligarquía político-financiera que ahora gobierna Europa. Pero para eso el PP tendría que ser otro. Porque el problema es que tanto Rajoy como de Guindos se creen lo que dicen. Y así no hay solución posible. Luego la responsabilidad de los recortes en principio no están en el cogobierno andaluz, sino en el gobierno de Rajoy. Que no saque pecho Arenas, pues todo lo que diga será pura demagogia.

2º) Hay que explicar bien el conjunto de medidas adoptadas, pues la ignorancia hace a veces hablar más de la cuenta. Me decía mi amiga ayer que si no se podía haber subido más el IRPF para evitar tener que recortar los salarios de los empleados públicos. Pero es que eso ya se ha aprobado ayer mismo en el consejo de gobierno andaluz: en realidad el presupuesto andaluz de 2012 se recorta en 3.500 millones, de los cuales 1.000 se financian con una subida de la recaudación por la vía de una nueva reforma fiscal consistente en la adopción de varias medidas: aumentará en un punto la tarifa autonómica del IRPF para las rentas de entre 60.000 y 120.000 euros (con lo que se conseguirá recaudar 25 millones más), después de que la última reforma fiscal de hace dos años subió ya dos puntos; además se va a multiplicar la tarifa actual del impuesto de Patrimonio (9 millones más de recaudación) y por dos el de venta de hidrocarburos (120 millones más), salvo el gasóleo agrícola; el IAJD (actos jurídicos documentados) pasará del 1,2%al 1,5% (100 millones más); también se aumentará la tasa fiscal sobre las máquinas tragaperras (16 millones más). En consecuencia no parece una reforma fiscal regresiva, sino más bien todo lo contrario, aunque sí sería cuestionable que se redunde en gravar más la venta de hidrocarburos, lo que puede encarecer el transporte y por tanto hacer subir el IPC, para mayor desgracia de quienes menores salarios tienen, pudiendo además contribuir en teoría a una pérdida de competitividad de los productos andaluces; aunque el incremento impositivo es tan reducido que dudo mucho que el impacto pueda ser de verdad lesivo para dicha competitividad.

3º) ¿Cabía acudir a la emisión de más deuda? Imposible. Prohibido por el gobierno central. El principal problema que atraviesan ahora las CC.AA. es de liquidez. Las emisiones de deuda de las comunidades para 2012 son de cerca de 33.000 millones de euros, de los cuales 17.000 tienen vencimiento de deuda, y los 16.000 millones restantes, son para financiar con deuda nueva el déficit previsto este año, un 1,5% del PIB de las comunidades. Pero Andalucía, al no ser de las CC.AA. más endeudadas relativamente hablando, no le llegará de esta cantidad más allá de lo previsto en el presupuesto de 2012 para amortizar deuda, e ir liberando las cuentas de la losa que le impide tener suficiente liquidez y credibilidad en los mercados (porque lo que es ahora, si no está avalada por el Estado, para Andalucía no hay suscripción de deuda que valga en el mercado).

4º) También decía mi amiga que se podían recortar otros gastos. Pero esto ya se ha aprobado también en el consejo de gobierno de ayer, 15-M: en gastos corrientes, se reducen un 50% la flota de vehículos de altos cargos, se limita el cobro de dietas, se elimina la partida de protocolo para altos cargos y personal directivo de las empresas públicas, salvo la del presidente y los consejeros; y la partida en publicidad también se recorta un 50%.

5º) Desgraciadamente el gobierno andaluz ha tenido que congelar la inversión pública, por lo que no habrá obra nueva salvo en casos excepcionales. Esto no es una buena noticia, pues ello quiere decir que la consejería de fomento va a tener que restringir su acción prácticamente a mantener las carreteras que hay, y poco más. Lo cual reduce la aplicación de medidas anticíclicas, sobre todo en el castigado sector de la construcción. ¿Por qué se produce este recorte en inversiones? Porque el gobierno central incumple la Disposición Adicional Tercera del Estatuto de Andalucía que obliga al Estado a transferir en inversiones el equivalente a su peso poblacional (17’8%); el gobierno sin embargo le roba a Andalucía 1.504 millones, por lo que el presupuesto debe verse recortado.  

6º) El recorte de gastos es 2.500 millones de euros, 200 millones menos que el anunciado. Ello pese a que el gobierno central también va a transferir a Andalucía 800 millones menos para Dependencia, gratuidad de los libros de texto, políticas activas de empleo, etc. ¿Se debe recortar este gasto social? ¿O tendrá que salir el dinero que cubra esos gastos no cubiertos por las transferencias del Estado de otras partidas?

7º) No olvidemos que el capítulo I o de personal son más de 9.000 millones de euros del total de 29.500 en que va a quedar, y que la sanidad se lleva casi 10.0000 millones y la educación más universidades representan unos 7.700 millones. En las condiciones antes explicadas, ¿de dónde va a salir el recorte a que nos obligan Rajoy y Arenas? Del capítulo de personal. Pero esto se puede hacer de dos formas: o se recortan servicios sanitarios y educativos despidiendo a unos 30.000 empleados públicos de la Junta de Andalucía, o hay que reducir una parte de los salarios. El dilema es claro, y la solución que el gobierno PSOE-IULVCA ha sido no tocar la calidad de los servicios sanitarios y educativos, pues es una de las líneas rojas del acuerdo programático, como tiene que ser. Luego no quedaba otro remedio que reducir las retribuciones de los empleados públicos, se mire por donde se mire.

8º) Hay que recalcar que se trata de evitar el repago sanitario, el cierre o privatización de centros sanitarios, el incremento de las ratios de alumnos por clase. Los sanitarios, los educadores y demás empleados públicos deben saber valorar esto, pues la sanidad y la educación públicas son salario diferido, patrimonio de todos, de ellos también. Me preguntaba mi discrepante amiga ayer que entonces, ¿cuál es la diferencia entre los recortes del PP y lo que ha hecho el gobierno donde participa IU? Pues precisamente eso: que en las CC.AA. gobernadas por el PP se está prescindiendo o despidiendo a miles de empleados públicos, se están privatizando hospitales, se aplica el copago (o repago), mientras que la presencia de IULVCA en el cogobierno va a evitar esa reducción del estado del bienestar, en la medida de lo que pueda.

9ª) También en el sector privado, en empresas como Seat, por ejemplo, se ha pactado entre los trabajadores y la empresa la reducción de salarios y/u horarios para evitar despidos. En el colectivo del personal de la Junta de Andalucía también es necesario ejercer este tipo de solidaridad entre los trabajadores; desde la izquierda no se puede entender afirmaciones como las que algunos mantienen de que “a los interinos que les despidan”.

10º) La medida más polémica consiste en suspender de forma temporal la percepción de los complementos que perciben hasta ahora. La eliminación de los pluses significará una reducción del salario de hasta un 6%, aunque la rebaja para los interinos será el doble, con reducción porcentualmente similar de su jornada laboral. También se disminuirán las horas extraordinarias.

11º) La reducción de salarios afectará al presidente de la Junta, a los consejeros y viceconsejeros que se bajarán el sueldo en un 5%, después de que en 2011 sufrieran un recorte del 15%, y desde hace dos años tuvieran el sueldo congelado. En cuanto a los cargos elegidos por el Parlamento, habrá que esperar a que la medida se apruebe por éste, pero la propuesta ya está hecha y es la misma.

12º) Una cuestión de formas: se tendría que haber convocado a la Mesa General de la Función Pública de Andalucía antes de adoptar la decisión en el consejo de gobierno. Porque las condiciones laborales y salariales hay que negociarlos. Posiblemente los sindicatos no hubieran estado de acuerdo en ningún caso. Pero en democracia las formas son muy importantes, y para IULVCA la democracia debe ser participativa, no sólo representativa. Es un error en el que no debería incurrir el gobierno de izquierdas de Andalucía.

Conclusión: ¿Eran inevitables estos recortes? Por imperativo legal, sí. ¿Se podrían haber hecho en otros conceptos? Siempre es posible rebuscar más partidas en las que recortar, pero quedaba muy poco margen si no se quería recortar la calidad de los servicios públicos de la sanidad y la educación. ¿Se podría haber hecho de otra forma? Sí, convocando antes a los sindicatos del sector de empleados públicos.

 

PVP120516

Cada año tiene su 15-M

Publicado: 14 mayo 2012 en Uncategorized

            Sólo se conmemora lo que ya pasó. Por eso no deberíamos hablar de “conmemoración” del 15-M como un movimiento que existió a partir del 15-M de 2011, sino más bien como reanudación o cumpleaños, como se quiera. Lo importante es que la memoria no se pierda, y eso está asegurado porque cada año tiene su 15-M en el calendario. En este 2012 ha sido el 12-M el día elegido por las asambleas coordinadas del movimiento para volver a convocar concentraciones y manifestaciones masivas en decenas de ciudades españolas (unas 80). Y se han visto llegar a la Puerta del Sol de Madrid, por ejemplo, columnas de manifestantes procedentes de los distintos barrios o distritos de la ciudad, pues en su momento el movimiento había decidido descentralizarse y organizarse por barrios, para realizar acciones más pegadas al terreno, como han sido el apoyo a los desahuciados de sus viviendas, impidiendo que muchos casos que estos desahucios se llevasen a cabo.  

            ¿Ha sido un éxito o un fracaso? Se han vuelto a reunir en cada una de las plazas decenas de miles de personas, y eso es un éxito. Según el Ministerio del Interior, 35.000 en Madrid, 40.000 en Barcelona, 8.000 en Valencia, 6.000 en Vigo, 5.000 en Alicante, 3.000 en Bilbao, 2.000 en Sevilla, 2.000 en Málaga, etc. Cifras todas ellas a la baja, pero no pueden ocultar el elevado numeroso de personas que siguen indignadas en este 12-M. Las reivindicaciones se han reflejado en slogans tan imaginativos como en otras ocasiones; por ejemplo: “¡Devolved el país, a los ciudadanos!”, “¡Son maleantes, los que cazan elefantes!”, “¡Es mentira! ¡Sí hay dinero! ¿Quién lo tiene? ¡Los banqueros!”, “¡Apaga la tele, enciende tu mente!”, “¡El próximo parado, será el diputado!”, “¡Que no, que no tenemos miedo!”, “¡Con este Gobierno, vamos de culo!”, “¡La ley de extranjería, a la reina Sofía!”, “¡Mariano, que no llegas al verano!”, “60 millones para la Iglesia y si te pones enfermo, agua bendita”, “Sin escuela pública muchos no hubiéramos puesto tildes en esta frase”, “Más elefantes y menos gobernantes”, etc.

El 15-M español ha sido celebrado no sólo en las ciudades españolas, sino que se ha extendido a otras ciudades del mundo, como Lisboa, Londres, Frankfurt, Atenas, Roma y otras ciudades europeas. La indignación es global, y en todas ellas se han mezclado las reivindicaciones contra el capitalismo global junto con las reclamaciones más caseras, de los propios países, sobre todo en los que más se han cebando las injustas medidas de recorte que han impuesto las oligarquías político-financieras del mundo globalizado: Portugal, Grecia, Italia…

Ahora bien, en esta ocasión la policía ha estado armada hasta los dientes y perfectamente preparada para ejercer su papel represor, impidiendo las acampadas, y disolviendo las concentraciones más allá de determinada hora de la noche. El gobierno había decretado una especie de “toque de queda” a las 22 horas, como en las ciudades sitiadas o en estado de guerra o excepción. Aunque los manifestantes desafiaron este horario, las concentraciones se fueron disolviendo de forma natural, y sólo cuando ya quedaban pocos indignados en las plazas, se produjeron las intervenciones policiales. Ha habido desalojos en Madrid, Palma de Mallorca, Cádiz, Valencia, entre otras. Se han producido detenciones, palos de la policía, algunos heridos, aunque han sido la excepción.

¿Qué es lo que ha variado desde el 15-M del 2011 al 12-M del 2012? Pues el carácter ideológico del gobierno. Porque pese a lo espléndidamente movilizador que fue el 15-M del pasado año, la derecha del PP arrasó en las elecciones generales del 20-N del mismo 2011. Porque se quiera o no, la derecha del PP que gobierna hoy España con Rajoy a la cabeza tiene en su seno a la extrema derecha que en otros países va por libre, y ese sesgo represor y violento se nota en el tratamiento al ejercicio ciudadano de la defensa activa en la calle de las libertades y los derechos. El gobierno no ha escatimado medios: miles de policías, cientos de furgonas, decenas de helicópteros… Hay más represión, como era de prever.

Y contra la represión consecuencia de la acción, vuelta a la reacción, que  su vez generará más represión. Es un círculo vicioso acción-represión-acción. El 13-M ha vuelto a ser el escenario de las movilizaciones contra las detenciones y los desalojos habidos el día anterior. De nuevo se han convocado asambleas y se ha desafiado el toque de queda. Algunos indignados se preguntan qué falta tenía la policía de desalojar cuando ya quedaban personas en las plazas de los convocados. Los que hemos vivido otras épocas de represión en dictadura, sabemos que la represión ejercida a destiempo está en el ADN del autoritarismo. Algunos piensan que ha sido un fallo caer en las provocaciones policiales. Ingenuidad. La represión no se ejerce contra quienes presuntamente puedan haber realizado tal o cual actuación más o menos violenta, sino como simple medida disuasoria contra la extensión del movimiento, y para enfrentar a la opinión pública (convenientemente manipulada por sus medios de comunicación) contra el movimiento 15-M. Pues les molesta sobre todo el prestigio social que adquirió en 2011 por su carácter pacífico y por su eficacia frente a los desahucios. Ingenuidad cuya raíz es que a veces se nos olvida que el nuevo régimen que pretende imponer la derecha neoliberal en el mundo, incluido el gobierno de Rajoy en España, es un régimen autoritario con la legitimidad prestada por el formalismo democrático del pase por las urnas cada equis tiempo. Pues en eso estamos. En una especie de dictadura de los mercados con apariencia democrática.   

Pero en medio de la movilización, el debate sobre cómo seguir el movimiento. Se habló sobre desarme nuclear, sobre el derecho a la vivienda, sobre el derecho a la mujer a decidir, sobre la objeción fiscal con respecto a la subida del IVA. Al parecer el consenso se centra en la defensa de sanidad y la educación públicas. Perfecto. Es lo que lleva haciendo la izquierda organizada en los partidos, y sobre todo en IU, desde la acción asociativa y parlamentaria desde antes y después de la constitución del 15-M como movimiento. Bienvenidos a la lucha por el estado del bienestar.     

            No me atrevo a afirmar lo que dice José María Izquierdo en su blog titulado “el ojo izquierdo” cuando recuerda que el movimiento iba a beneficiar el voto de la derecha y que hoy, un año después, sigue manteniendo la misma tesis, Pero lo cierto es que un movimiento como el 15-M tiene un problema congénito: si quiere ser “amplio” no puede “ideologizarse”, y menos institucionalizarse organizándose. Por eso deberá seguir autoorganizándose sobre la ficción de la ausencia de líderes, cuando en realidad sí los hay, aunque estos no ejerzan la autoridad si no es reconocida asamblea a asamblea. Y por eso no pueden converger con partido alguno. Más aún, deben negar como San Pedro tres veces la coincidencia con fuerzas como IU, por más que las propuestas a las que llegue el 15-M sean calcos de propuestas que IU lleva defendiendo desde hace años. ¿Coincidir con la izquierda? Imposible, pues entonces el movimiento se define y corre el riesgo de disolverse.

            Pero ese apoliticismo militante que en términos generales domina el 15-M se vuelve en contra del movimiento, pues al disociar la protesta espontánea de la gente con la organización política en la izquierda, la gente no organizada políticamente que se identifica con el 15-M, queda huérfana de orientación política, y a la hora de votar, sigue la inercia, y la derecha represora, -el PP en este caso-, gana y por goleada. No es una posibilidad en abstracto: ya ha pasado, y se llama 20-N. El apoliticismo se vuelve en contra del 15-M, pese a ser una de las condiciones de su existencia misma, pues lo que predica serán otros los que lo lleven a cabo, o los que se lo pasen por el arco del triunfo; y lo que organizan de sociedad difusamente articulada por un lado, por otro crean las condiciones de gobiernos profusa y armadamente jerarquizados que van a destruirlo. Contradicción insalvable.

            Del 15-M no obstante saldrán dos elementos enormemente positivos: primero, la extensión de una conciencia anticapitalista entre la juventud y segmentos de las clases medias; segundo, saldrán los cuadros anticapitalistas del futuro, cuando con el correr de los tiempos cada cual haya optado políticamente. Que lo harán.

            Enhorabuena por su primer aniversario, y larga vida al 15-M.    

Hollande, ¿otra frustración?

Publicado: 10 mayo 2012 en Uncategorized

La victoria de François Hollande en las presidenciales francesas han sido vividas en el seno de la izquierda española como un triunfo propio. Sobre todo, lógicamente, entre los desahuciados socialistas del PSOE, que ven cómo el PP sigue aventajándoles por 11 puntos en la encuesta del CIS, y que su líder Rubalcaba tampoco despega. Al menos tienen un líder europeo que sí triunfa, y ese es Hollande.

            Y no vamos a negar que el resto de la izquierda europea también se ha alegrado de la victoria de Hollande en Francia. Las razones son variadas: para empezar, porque el frente de izquierdas de Melénchon y los comunistas franceses había pedido en segunda vuelta el voto para Hollande, por lo que su triunfo se convierte en el de toda la izquierda francesa, aunque luego el poder no se vaya a repartir en absoluto; en segundo lugar, porque se acaba con el desparpajo populista de un Sarkozy que durante la campaña electoral le había hecho guiños a la extrema derecha, con reclamos xenófobos incluidos; en tercer lugar, porque es la segunda vez que se ve a un socialista ocupar el Elíseo, después de Miterrand, que tan contradictorio sabor agridulce nos dejó en la memoria.

            Pero si en algo nos puede satisfacer la victoria de Hollande es que se produce en el contexto de otra gran victoria de la izquierda en Grecia, y de un fracaso del partido de Merkel en las elecciones de una de las regiones alemanas, tan difícil de pronunciar y de transcribir en el papel. Porque si Hollande ha triunfado en Francia es por haber lanzado el compromiso de hacer virar la política europea hacia otro rumbo distinto de el del tándem Merkozy, repudiando la estrategia económica de la austeridad y el ajuste, y priorizando la del crecimiento y el empleo, o al menos haciéndolas compatibles. Y porque si por algo ha fracasado el socialista Pasok griego (asestando en las urnas una caída de más de 30%) y la derechosa Nueva Democracia (con la una caída del 14’58%), a la vez que Syriza (la IU griega) se convertía en la segunda fuerza política griega, con un 16’76% de los votos, es precisamente por lo mismo: por el rechazo popular que cosecha la política de recortes entre la población griega, que prefiere la aventura de salirse incluso del euro, a tener que seguir soportando la injerencia de la troika. Junto al voto de izquierdas de Syriza hay que destacar que el partido comunista KKE también ha subido al 8’47%, y que otra fuerza de izquierdas llamada Izquierda Democrática ha obtenido un 6‘10%, por lo que sumadas todas esas fuerzas hubieran tenido ni más ni menos que un  31’33% de los votos, es decir, que se hubieran convertido juntos en la primera fuerza política del país.

            No todo es positivo en el cómputo final de ambas citas electorales, pues hay que constatar la fuerza que han cobrado también las fuerzas de extrema derecha, tanto en Francia, con una Marie Le Pen que obtiene casi el 20% de los votos en la primera vuelta, como el importantísimo incremento de votos que obtiene ese partido neonazi de cabezas rapadas griego llamado Amanecer Dorado (6’97%). El peligro del crecimiento de una derecha no democrática en Europa como respuesta de una parte de los pueblos que la componen a las políticas de ajuste y recortes, es una realidad que puede seguir creciendo si rápidamente no se rectifican estas políticas tan injustas que en nombre de la legitimidad democrática están haciendo las oligarquías político-financieras de los países de la UE.     

Hollande se ha comprometido a hacer virar a la UE en el sentido de propiciar el crecimiento, sí, aunque como dice Felipe Alcaraz en twitter la izquierda no debería predicar la vuelta al “crecimiento”, pues este parámetro no es sino la capacidad de un sistema productivo de permitir la acumulación capitalista de la riqueza, con independencia de si reparte mejor o peor lo que en definitiva serían las migajas del bienestar y el salario que se les conceden a los trabajadores y a las demás capas populares. En efecto, la izquierda debe hablar si acaso de “desarrollo sostenible”, aunque también este término está puesto en cuestión por los que proponen el decrecimiento (Serge Latouche, la bioeconomía, el ecologismo político, etc.) o incluso el crecimiento cero como respuesta a la crisis económica. Pues como señala Susan Georges, cada 25 años se duplica el PIB mundial, y esto es sencillamente insostenible para el mantenimiento ecológico del planeta.

Pero más allá de este importante debate que se produce en el ámbito de la izquierda o de las ideas progresistas, lo cierto es que en Europa se está abriendo camino la idea de que por la vía de la mera disciplina fiscal o reducción al déficit a cero, no sólo no se avanza hacia una salida del túnel de la crisis, sino que se ahonda aún más ésta, y se perpetúan las recesiones que ya padecen cada vez más países de la zona euro.      

               

El triunfo de François Hollande viene dado porque se ha comprometido a añadirle al tratado que consagra la austeridad un anexo de crecimiento. Ojo: la renunciar a la austeridad ni al pacto fiscal, sino a añadirle un capítulo más sobre cómo propiciar en esas condiciones el crecimiento. Algunos piensan que esto es la cuadratura del círculo. Y otros creen que eso se podría convertir en realidad si junto al mantenimiento de los objetivos de reducción del déficit (o incluso de su flexibilización en los plazos de ejecución de los planes), se habilitan algunos fondos para desarrollar determinados programas que propicien en los países en recesión y con altos índices de paro (España uno de ellos) mecanismos de estímulo al crecimiento y a la creación de empleo.   

De momento en la UE esta línea de inflexión hacia una nueva estrategia económica no se ha traducido más que en buenas palabras, y la convocatoria de una cumbre ”informal” para hablar de ello, a la vez que  se le da la bienvenida al nuevo y flamante presidente francés Hollande. Barroso, el presidente del gobierno europeo (si es que a la Comisión Europea se le puede llamar así) ha lanzado en la prensa un lema más claro que el agua: “Acción para el crecimiento, acción para el empleo”. Pero no ha dicho cómo va a ponerlo en práctica. Y menos con ese raquítico presupuesto europeo. Además, ha añadido que esto se tiene que hacer sin sacrificar la política de reducción del déficit, que es premisa esencial. Entonces, ¿cómo?, ¿quién calcula con precisión la dosis de austeridad y la dosis de crecimiento que hacen falta? Y sobre todo: ¿de dónde salen los dineros para financiar esos programas de crecimiento, si no pueden salir de un mayor endeudamiento? Barroso sin el apoyo de Berlín y de Londres no es nada, y él lo sabe.

¿Nuevos fondos? Cabría la posibilidad de realizar un plan de estímulo a través del Banco Europeo de Inversiones, o creando una tasa de transacciones financieras, o establecer nuevas reglas de reutilización de los fondos estructurales. Pero Alemania recela. Alemania tiene dos motivos para resistirse a esta nueva línea estratégica: primero, el dogmatismo neoliberal al que no renuncia la canciller de hierro Merkel; segundo, que probablemente la financiación de esos programas tendrían que salir de Alemania y otros países saneados económicamente. Y no están dispuestos a poner más dinero, pues –piensan ellos- bastante caro les está saliendo la factura que está pagando por Grecia, Portugal e Irlanda. Ya ha dicho que no está dispuesta a crear “espejismos de crecimiento” financiados con deuda. Alemania se resiste al viraje. Así que Merkel está dispuesta a “recibir con los brazos abiertos a Hollande”, pero sin apearse del burro ni soltar un euro más.  

Hollande puede convertirse en una nueva frustración para la izquierda y para la gente en Europa. Porque mientras que el pacto fiscal tiene un calendario, unas normas que obligan jurídicamente y unas cifras concretas que cumplir, lo suyo son meras palabras y buenas intenciones. ¿Conseguirá Hollande convencer a Merkel y concretar también eso del crecimiento en calendario, normas y cifras? Esa será la prueba del algodón.

Eso sí. Hablar por hablar, en Bruselas se está hablando de concederle a España un año más para flexibilizar sus compromisos de reducción del déficit. Pero de momento quieren conocer mejor las cifras de España, por qué se incumplió en 2011 el compromiso del 6%, y por qué están fallando también las previsiones del presupuesto de Rajoy. Ahora bien, si al final a España se le concede que llegue al 3% del déficit en 2014 en vez de en 2013, el gobierno de Rajoy dará botes de alegría. Así que si Rubalcaba está contento por el triunfo de Hollande, y Rajoy más, pues todos contentos.

¿Todos? La crisis de Bankia nos ha devuelto a la cruda realidad. Al final el dinero de todos deberá servir para salvar los desmanes urbanísticos cometidos en los últimos quince años. Y los recortes de la calidad sanitaria y educativa de los españoles más pobres servirán para tapar las vergüenzas de los banqueros y de los políticos metidos a banqueros, como don Rodrigo Rato.

Nacionalizar las pérdidas (de los bancos y el ladrillo) y privatizar las ganancias (el patrimonio público de la sanidad, la educación, la protección al desempleo, la dependencia, las pensiones).Esa es la cuestión.  

PVP120510