Archivos para julio, 2012

El síndrome de Vichy

Publicado: 4 julio 2012 en Uncategorized

El pasado viernes, 29 de junio, estuve en Madrid debatiendo en unas jornadas organizadas por IU Federal sobre las políticas de recortes en las comunidades autónomas. Desde el Federal de IU se había organizado una mesa de debate presidida por José Antonio García Rubio, secretario de economía y empleo de IU, y que contaba con representantes de las comunidades autónomas de Madrid, País Valenciá, Andalucía y Asturias. El representante de esta última no pudo estar por cuestiones de agenda. Yo tuve el honor de explicar lo que estábamos haciendo desde IULVCA, desde la sorpresa de los resultados electorales en Andalucía, hasta la gestación del cogobierno PSOE-IULVCA, pasando por el programa común y siguiendo por el ingrato aunque inevitable abordaje del escabroso tema del plan de ajuste.

Pese a mis explicaciones, algunos compañeros y compañeras (pocos) expresaron sus críticas a lo que IULVCA estaba haciendo en el cogobierno de Andalucía. Debe ser que yo me expliqué mal, aunque sólo fueron minorías los que expresaron su disenso, y por tanto sólo a ellos parece que comuniqué mal mis razonamientos. En cualquier caso, me alegró constatar que IU sigue siendo, tanto en Madrid como en Andalucía, esa fuerza viva de gente que debate y dice lo que piensa en cada momento. Aunque para mis adentros también me animó mucho recordar que los estatutos de IU prevén que haya órganos democráticamente elegidos que sean los que al final tienen la palabra, supeditando las respetables opiniones de las minorías a la también respetable opinión de la mayoría. Faltaría más.

Uno de los argumentos críticos que quiero aquí comentar es el siguiente: tal y como están las cosas de la economía española, es de esperar que haya una mayor contestación popular contra los recortes practicados por el gobierno de Rajoy y de las comunidades autónomas, y en consecuencia, que las expectativas electorales de los partidos que las apoyen (PSOE y PP en principio) se reduzcan, dando lugar a la posibilidad realista de que IU deba asumir el reto de tener que gobernar después de la próxima cita electoral, que incluso puede adelantarse. Y en este contexto, la posición de IULVCA copilotando con el PSOE-A un plan de recortes en Andalucía, puede ser nefasto para las expectativas generales de IU y las particulares de IULVCA, porque supone una contradicción insuperable entre el discurso pedagógico del “No a los recortes” y la práctica de recortar por parte de IU allí donde gobierna. El asistente al debate que así se expresaba acabó sugiriéndome que trasladase a IULVCA lo bueno que sería para todos que nos saliésemos del gobierno andaluz ahora, pues la gente vería que “lo hemos intentado” (hacer con el PSOE unos presupuestos de izquierdas), pero que no lo hemos conseguido y por eso “ahí se quedan”.

Para rematar su posición, reclamó de IULVCA que no cayera en “el síndrome de Vichy”. Ingeniosa forma de designar la práctica de los franceses rendidos al nazismo, con el mariscal Pétain a la cabeza, después de la ocupación alemana de Francia. El argumento que defendieron los parlamentarios franceses (incluido Schuman, que pasa por ser el padre de la UE) para aceptar las condiciones de la rendición que crearon el llamado “gobierno de Vichy” (por tener la sede oficiosa de la capitalidad de Francia en esa localidad turística) fue que no aceptar el status de un gobierno francés rehén del nazismo, podría endurecer las condiciones impuestas por los ocupantes del III Reich al pueblo francés. Así pues, “por el bien de los franceses”, el gobierno de Vichy abolió la democracia, persiguió a los masones y a los judíos, colaborando en todo momento con el nazismo y su régimen de terror.

Mi respuesta a esta cabrona provocación del “compañero” (con amigos así, ¿para qué queremos enemigos?) fue que las comparaciones son odiosas. El síndrome de Vichy del cogobierno de IULVCA, encabezado por Diego Valderas, consistiría, pues, en que en base al argumento de que la presencia de IULVCA en el gobierno andaluz va a dulcificar las condiciones del ajuste fiscal o los recortes, caemos en la rendición a los postulados neoliberales de la necesidad de los recortes. En el fondo de lo que el “compañero” estaba acusando a IULVCA es de alta traición al proyecto de IU.

No es el único reprochante agresivo de una decisión asumida en referéndum democrático por un 84% de la militancia de IULVCA. El universo virtual de las redes bullen de expresiones y reclamos tan agresivos o más que el enunciado anteriormente. El CSIF, ese sindicato falsamente independiente que es el ariete sindical del PP, ha llegado a señalar con el dedo la contradicción de IULVCA en el gobierno andaluz. De este modo, la extrema derecha y el izquierdismo barato se encuentran, no sólo en la red, sino en la prensa de derechas. Por todo ello creo que ha llegado el momento de poner en claro lo falaz de esta torpe e insultante argumentación contra la presencia de IULVCA en el gobierno andaluz. Así que me he propuesto insistir en el tema de las razones que existen para estar en el gobierno andaluz en plena época de recortes. Vamos a ello:

1. IULVCA, lo mismo que IU, sigue siendo contraria a la estrategia del ajuste fiscal o reducción del déficit público, pues no sólo provoca recortes salariales, laborales y del bienestar de los trabajadores y de los ciudadanos, sino que nos hunde más en la recesión, creando una crisis de demanda, que agudiza nuestra incapacidad de relanzar el crecimiento (o el desarrollo, no estamos en estos momentos para entrar en debates nominalistas).             

               2. En ningún momento ni IUVCA ni el gobierno andaluz han avalado la política de recortes. Debe quedar muy claro que son imposiciones de la UE y del gobierno de Rajoy. Lejos de avalar dicha política de recortes, tanto IULVCA como el gobierno andaluz:

Han protestado contra la imposición por parte del gobierno central de esa política de recortes que nos hace poner como objetivo el 1’5% del déficit en 2012, y en consecuencia nos obliga a recortar en 2.720 millones de euros el presupuesto andaluz del 2012. Tanto la consejera de Hacienda en el CPFF (Consejo de Política Fiscal y Financiera), como la de Salud y Educación en sus respectivos consejos sectoriales, han elevado la voz de Andalucía contra esa política de recortes. Es un hecho recogido en la prensa y en los telediarios de todas las cadenas privadas de TV, incluidas las más “peperas” o reaccionarias.  

– Han reclamado una especie de “nueva deuda histórica” del gobierno central con Andalucía, pues el gobierno de Rajoy está incumpliendo el compromiso del gobierno central (de la época de Zapatero) de pagarle a Andalucía los 1.504 millones de euros atrasados en concepto del cumplimiento de la Disposición Adicional Tercera del Estatuto de Andalucía que obliga por ley orgánica a transferir a Andalucía una   inversión equivalente a su peso poblacional respecto del conjunto del Estado. Montoro se niega a reconocerle a Andalucía ese derecho, y se niega a entregarle unos 400 millones que supondría este concepto en los presupuestos de 2012. Si estas deudas se saldasen, Andalucía no necesitaría hacer recortes. Mariscal, senador andaluz de IU, ha reclamado en el Senado 680 millones de euros para Andalucía, y la propuesta ha sido rechazada por el PP, con el incondicional voto en contra de insignes andaluces de derechas como Javier Arenas, Antonio Sanz y Rosario Soto. Para colmo de desdichas financieras, Montoro ejerce una férrea y discriminatoria política con Andalucía, a la que amenaza con la intervención si no paga religiosamente 813 millones de euros al año en concepto de pago de la deuda externa.

            – Han presentado recursos de inconstitucionalidad contra el RDL.14/2012 y el RDL.16/2012 que vienen a recortar los derechos de los ciudadanos en materia de educción y sanidad respectivamente, y que le hurtan a Andalucía su capacidad de autogobierno.

               3. Más allá del cumplimiento del programa común pactado entre ambas fuerzas políticas, lo que significa la presencia de IULVCA en el gobierno andaluz es una política de resistencia frente al desmantelamiento del estado del bienestar, las privatizaciones y los despidos. Como decía el periodista Román Orozco el mismo día 29/6/2012 en El País, no son lo mismo los recortes de la sanidad, de la educación o los despidos que se están haciendo en las comunidades autónomas gobernadas por el PP, que la forma en que el gobierno andaluz está llevando a cabo la imposición del gobierno de Rajoy de recortar el presupuesto andaluz: mientras en Valencia se universaliza la privatización de la sanidad, y en Castilla La Mancha y Madrid se le encargan a los grandes constructores la construcción y posterior gestión de los hospitales “públicos”, y en Cataluña se recortan brutalmente los servicios en centros de salud y hospitales,   en Andalucía se están preservando de los recortes la gestión pública de la red sanitaria y la cartera de servicios; sólo el copago farmacéutico se le impone a Andalucía desde Madrid (RDL.16/2012). Mientras en Andalucía se mantiene la ratio de 25 alumnos por profesor, en otras CC.AA. se deteriora la calidad de la enseñanza pública. En Andalucía el gobierno no sólo recorta, sino que procura más ingresos, reformado la fiscalidad, incrementando los impuestos de los que más pueden pagarlos (tramos altos del IRPF, impuesto de patrimonio, actos jurídicos documentados, juego…).

La nómina de 262.000 empleados públicos de Andalucía se lleva un 37% del presupuesto andaluz. El gobierno está afrontando una política impopular de recorte de un 5% de media de los salarios de los empleados públicos. Se está intentando con ello evitar la política de despidos de funcionarios interinos y contratados temporales que se están practicando en las CC.AA. gobernadas por el PP.

            4. Los consejeros de IULVCA han paralizado durante un mes la tramitación del DL del recorte previsto por la consejería de Hacienda y Administración Pública, para poder dar tiempo y oportunidad a la negociación de ese recorte con los sindicatos de la Mesa General de la Función Pública. La importancia de la participación es para IULVCA una cuestión de principios. Desgraciadamente no se ha llegado a un acuerdo en dicha negociación, pero al menos se ha intentado.

5. Y por lo menos, IULVCA ha dialogado con su socio de gobierno y ha conseguido mejorar las previsiones del DL. Podrán ser insuficientes, pero no podemos despreciar el avance que suponen los siguientes logros:

– La reducción salarial no afectará a los que cobren por debajo de los mil euros (mileuristas).

– El recorte salarial se hará progresivo, es decir, más porcentaje a los que más cobren.

Se ha reducido el recorte de 777 millones del capítulo I en 30 millones, que se consiguen mediante recortes en otros capítulos de gastos.

– A los interinos y temporales se les recorta un 10% la jornada y el salario, y no un 15% como estaba inicialmente previsto.

No habrá privatizaciones ni en los servicios ni en las empresas públicas.

No habrá despidos en la Administración autonómica.

– La ratio profesor/alumnos no se aumentará en Andalucía.

– El recorte salarial del gobierno y los altos cargos de la Junta será del 7’5%. Y desde el 2010 el recorte se eleva al 27’3%.

– La medida de recorte es de carácter temporal, por lo que podrá darse la reversibilidad de la misma en diciembre de 2013.

– Se recomienda a los órganos de extracción parlamentaria (Consejo Consultivo, Defensor del Pueblo, Consejo Audiovisual…) que se recorten el salario al mismo nivel que los miembros del gobierno y altos cargos de la Junta.         

            6. Uno de los problemas que entraña esta coyuntura para IULVCA es la postura de los sindicatos de clase. Porque los sindicatos corporativos no van a parar hasta que el PP-A gobierne en Andalucía. Lo han intentado con Arenas-4ª edición, y ahora lo intentarán con Zoido, que también es funcionario, juez para más señas, y muy amigo (o conocido) de la jueza Alaya. Todos, más de derechas que don Pelayo. Pero los sindicatos de clase, CC.OO. y UGT en esta ocasión tampoco pueden echar una mano al gobierno andaluz, por mucho que sus líderes sepan distinguir lo que es un recorte salarial impuesto por las políticas neoliberales procedentes del gobierno central, y lo que es una política de recortes por convicción propia. CC.OO. y UGT no pueden dejar de movilizar contra los recortes. Hay que entenderlos. Como se debe entender el cabreo de los empleados públicos a los que les recortan el salario en una crisis que ellos no han proocado. Lo que no quita para que desde IULVCA valoremos que la principal alianza de la izquierda es con ellos, y que hay que intentar que vean en nuestros consejeros el mejor soporte para la consecución de sus aspiraciones a favor de los trabajadores. De hecho así lo han reconocido Carbonero de CC.OO. y Pastrana de UGT cuando han acudido a Valderas de IULVCA para que les facilite la interlocución con algunos consejeros que no se espabilan.      

7. Respecto al argumento de que la presencia de IULVCA en un gobierno que recorta puede poner en peligro la capacidad de IU de patrimonializar la eclosión de un presunto conflicto social, hay que decir que IU no va a dejar de subir en las encuestas, pues la oposición a las políticas de recorte de toda IU (incluida IULVCA), es innegable. IU no puede hacer política federal sin afrontar con coherencia las coyunturas de cada una de las CC.AA. No debería IU incurrir en dos errores:

–  Las movilizaciones contra los recortes no van a dar una mayoría absoluta a IU. Puede que arrebaten a la derecha la mayoría absoluta. De acuerdo. En la hipótesis de un incremento electoral importante de IU, con un estancamiento del PSOE y una caída en picado del PP, ¿estará en condiciones IU de entrar en un gobierno central? Sólo si la tentación de Rubalcaba de configurar la “gran coalición” PSOE-PP (como defiende Felipe González) tiene contrapesos tan importantes como el interés del PSOE-A de Griñán de mantener el cogobierno andaluz, aunque sea a costa de no hacer las políticas neoliberales a las que “les obliga” la UE. En Andalucía se está contribuyendo desde IULVCA a evitar una derechización definitiva del PSOE de Rubalcaba por el simple hecho de estar en el gobierno andaluz. ¿Quién ha puesto esta la realidad política en valor? Ni lo he leído ni se lo he oído a nadie, ni dentro ni fuera de IU.

IU es un instrumento, no un fin en sí mismo. Abandonar el gobierno andaluz por meros cálculos de rentabilidad electoral, bien de IU federal (para un futuro incierto de dentro de 3 años y medio) o bien de IU en Andalucía (para evitar un desgaste electoral para dentro de 4 años), es olvidar que lo que el gobierno andaluz está intentando es salvaguardar avances históricos del movimiento obrero como la sanidad pública, universal y gratuita. Esa sí que es una cuestión de principios.

A veces se argumentan como “principios” la preservación de cuestiones que son pura estética: estar encabezando las pancartas de las movilizaciones corporativas que eluden la defensa del interés general de los ciudadanos o del conjunto de los trabajadores, no es un principio de la izquierda responsable, sino del izquierdismo barato. IU debe ensayar una y otra vez su doble condición de movimiento político y social de lucha y de gobierno. Está superespecializada en la lucha, un poco en el gobierno de pequeños municipios, o en cogobierno en grandes ciudades y diputaciones (es curioso que en este nivel casi nadie pone reparos a cogobernar, aunque el PSOE sea igual en todos los niveles).

Pero no tiene casi ninguna experiencia en gobernar en comunidades autónomas. Con mayoría absoluta, en ninguna. Y cuando se ha decidido a gobernar, lo ha hecho con las reticencias, conflictos internos y prejuicios de parte de IU. Véase Asturias, Catalunya o Illes Balears, por no poner Euskadi. Cuando los ciudadanos le dan la oportunidad de gobernar (aunque sea en minoría en cogobiernos con el PSOE), debe responder al reto de hacerlo, y hacerlo lo mejor posible. Eso sí: defendiendo siempre los intereses de los de abajo, en la medida de lo posible. Y debe explicar (ay, la política de comunicación) el por qué debe tomar decisiones que no son gratas, como es el caso del recorte del 5% de los salarios públicos andaluces. Pero debe también popularizar decisiones positivas; por ejemplo: ¿quién sabe que la consejera de Fomento y Vivienda ha suspendido la ejecución de desahucios de viviendas públicas?, ¿quién conoce que se  han paralizado la construcción de más campos de golf en Andalucía? Son logros de la política de IULVCA en el gobernó andaluz que ni se conocen ni se valoran.

8. IULVCA ha pagado la novatada con este PJA2012.  La Ejecutiva de IULVCA ha trasladado a su grupo parlamentario que “deje pasar” el DL de los recortes. Y ha puesto el objetivo y la artillería de su política en que de cara al presupuesto de 2013 no se den situaciones de premura de tiempo y falta de conocimiento en profundidad de la intrincada realidad de las partidas presupuestarias, de cara a posibilitar que IULVCA contribuya desde la participación de sus aliados sociales y desde el gobierno a hacer un presupuesto de verdad de izquierdas.

Pero ese será otro capítulo…

 

PVP120704

Anuncios