Archivos para noviembre, 2012

Artur Menos

Publicado: 27 noviembre 2012 en Uncategorized

Las elecciones catalanas del 25-N no han pasado sin pena ni gloria. Todo lo contrario. Han sido un transcendental evento político. El pueblo catalán fue convocado a las urnas por su President justo a la mitad de la legislatura, y se ha pronunciado. Vaya si se ha pronunciado mediante las urnas. No sólo porque ha acudido a votar un 70% de los convocados (casi 11 puntos más que hace dos años), sino por la claridad con que lo han hecho.

            Quería el honorable president Mas traducir en éxito electoral el multitudinario éxito de la manifestación convocada por casi todos los partidos con motivo de la celebración de la Diada. Pero, al parecer, había leído mal lo que el pueblo catalán quiso decir ese día 11 de septiembre en la calle. A don Artur le pareció que ese era un signo inequívoco de respaldo a la reivindicación independentista, cuando en realidad la cosa debía de ser más compleja, a juzgar por los resultados electorales.

            Veámoslos: partiendo de los 62 diputados de CiU en el Parlament de Catalunya, Artur Mas quería una mayoría absoluta para encaminar a la nación catalana hacia la vía escocesa de la independencia o ruptura con el Estado español y su integración directa en la UE. Mas ha hecho una campaña muy personalista. Se ha presentado con un proyecto de viaje a Ítaca (como la canción de Lluis Llach), donde Ulises era él, atado al mástil para no escuchar los cantos de sirena del centralismo, y poder llevar así al pueblo catalán hecho un piña en su entorno, hasta las doradas arenas de las playas de Ítaca, donde ya no habría más crisis porque la independencia sería el fin del expolio que el gobierno españolista de Madrid le estaba haciendo desde la Constitución del 78 al sufrido pueblo catalán.

            Esos cantos de sirena del “centralismo” en realidad venían tanto desde fuera como desde dentro del pueblo catalán. Pues más de un intelectual catalán ya le había echado números al supuesto expolio españolista y le habían advertido que las cuentas del déficit fiscal de 16.000 millones de euros realizado por sus técnicos afines, no eran ciertas. Ver Xavier Vidal-Folch: El peso (leve) de ser español” (El País, 30/9/2012) y A.Zabalza: Malentendidos del saldo fiscal catalán” (El País, 19/11/2012), por ejemplo. Ambos desmontan el bulo de que desde el punto de vista estrictamente económico la independencia sea “rentable” para Catalunya. Incluso desde alguien tan cercano como Duran i Lleida, presidente de Unió, el partido coaligado con Convergencia, se habían mostrado inicialmente reticencias hacia un proceso independentista, del que Unió no es tan firme partidaria. Más bien al contrario.

            El cálculo sobre las posibilidades de éxito electoral era pura fantasía del honorable Mas. Las encuestas ya anunciaban que no iba a conseguir esa mayoría absoluta solicitada de forma explícita y machacona. Pero es que los resultados no han podido ser más nefastos para CiU, que ha perdido 90.000 votantes, pese al incremento de la participación, y ha bajado de 62 diputados a 50. ¡12 diputados menos! Como bromeó la candidata del PPC Alicia Sánchez Camacho, Artur ha ido de más a menos. Valga el jueguecito de palabras para tomarse a broma lo que puede acabar siendo un drama.

            Se hacen cálculos facilones sobre si ha ganado el soberanismo o no. Lo cierto es que lo que ha perdido la CiU escorada hacia el soberanismo radical de Mas, lo ha ganado ERC, que ha ganado 11 diputados. Y aunque SI (el partido con que se presentó el ex presidente del Barça Joan Laporta) ha perdido sus 4 diputados independentistas, una nueva candidatura de unidad popular y anticapitalista (CUP) ha ganado 3 para la opción independentista. Total en el suma y sigue, 2 votos menos en el independentismo en el Parlament catalán surgido de esta especie de consulta plebiscitaria.

            ¿Seguro? Porque los 8 diputados que ha perdido el PSC (de 28 a 20) y los 2 que han perdido las opciones más radicalmente independentistas se reparten entre los 3 que gana Iniciativa (ICV pasa de 10 a 13 diputados), 1 que gana el PPC (de 18 a 19) y 6 que gana Ciutadans (que pasa de 3 a 9). Eso siempre que ICV se mantenga en la opción federalista que Joan Herrera dice defender como propia y personal, lo que no está tan claro, pues en ICV se ha jugado siempre con la más escandalosa ambigüedad colectiva en este tema.

            Lo que sí está claro es que ICV siempre va a defender la realización de un referéndum para que se consulte al pueblo catalán si quiere o no la independencia. La izquierda siempre ha defendido el derecho a la autodeterminación de los pueblos y el carácter nacional de la identidad catalana. Por tanto, una eventual propuesta en el nuevo Parlament sobre realización de la consulta contaría con 87 votos sobre 135.

            Así que junto al aparente estrepitoso fracaso de Artur Mas, lo que también dan con claridad los resultados de las urnas el 25-N es que su compromiso de llevar al pueblo catalán a ejercer su derecho a la autodeterminación en un referéndum, sí va a poder cumplirlo sobradamente, aunque con el protagonismo compartido por ERC, ICV y CUP. Siempre que no se oponga el Estado en forma de ilegalización de la consulta en función de su presunta inconstitucionalidad, o por otros medios coercitivos. El follón, el enfrentamiento no debe pues descartarse porque Mas y CiU hayan fracasado.

            Porque lo que sí es cierto es que, junto a la consolidación de la opción soberanista (entendiendo como tal el ejercicio del derecho de autodeterminación, sin prejuzgar el resultado de independencia o no), el pueblo catalán ha radicalizado sus posturas, dando más votos y diputados a las opciones nítidamente españolistas (PPC y Ciutadans), preservando siempre la opción centrista del federalismo con que se presentó el PSC, que a pesar de su fracaso electoral, éste no ha sido tan estrepitoso como preveían las encuestas, y aunque se quede como tercera fuerza parlamentaria como 20 diputados, sin embargo sigue siendo la segunda en cuanto al número de votos, por encima de ERC que le gana en un escaño (21) por la distribución de sus votos, que no se concentra tanto en Barcelona y sí más en las otras tres provincias o unidades electorales.

            ¿Pero cabe solo una lectura de los resultados de estas elecciones catalanas de 2012 en clave de identidad nacional? No. Una lectura exclusivista en clase identitaria es no solo injusta, sino miope también. Pues lo cierto es que si lo vemos desde el punto de vista de la respuesta popular catalana a las políticas neoliberales anticrisis (los recortes, el ajuste duro, las privatizaciones, el crecimiento del paro) llevadas adelante por CiU en el gobierno de estos dos últimos años apoyado desde fuera por el PPC, entenderemos mejor el bajonazo que han sufrido tanto CiU como PSC (todavía está vivo el recuerdo de Zapatero a través de la profusa presencia de Rubalcaba en la campaña electoral), que entre ambos han bajado 20 escaños. Y junto a ello, han subido los votos de la izquierda: 3 para ICV, 11 para ERC, 3 para CUP.

            Lo más probable es que la alianza para formar gobierno se hará entre CiU y ERC. Pero ERC tendrá que olvidarse de sus exigencias de no recortar si quiere gobernar como socio de CiU en el nuevo gobierno de la Generalitat. Podrá hacerlo de otro modo, pero las políticas anticrisis de recortes y privatizaciones vienen impuestas por la UE y el gobierno central de Rajoy. Así que lo que es de esperar es que la alianza gubernamental se realice en torno al compromiso de la cuestión del referéndum, mientras que en el día a día los recortes se prodigan encubiertos bajo la bata-manta cubrelotodo de la injusticia fiscal que España le hace a Catalunya. El próximo gobierno catalán será épico en su mensaje identitario y lastimero en su prosa económica diaria.

            Lo que desde Andalucía podemos temernos es que estas elecciones catalanas han consolidado el paso hacia un replanteamiento del “café para todos” que se impuso en la transición gracias a la rebeldía del pueblo andaluz del 28-F y el tirón que su gesta supuso hacia la cohesión intercomunitaria que con más o menos claroscuros ha venido caracterizando el reparto propiciado por los distintos modelos de financiación autonómica. Porque se produzca o no el referéndum, gane Catalunya o no su independencia, lo que las elecciones catalanas imponen es una vía de diálogo bilateral entre el gobierno catalán y el gobierno central, en el que las piezas a intercambiar será el dinero que hasta ahora era de todos.

            Habrá que estar atentos para que la salida a este conflicto se produzca mediante el diálogo. Siempre es mejor el diálogo que la confrontación. Pero el entendimiento no puede asentarse sobre las espaldas de las comunidades autónomas más atrasadas económicamente.

 

PVP121127        

El órdago de Griñán a la UE

Publicado: 21 noviembre 2012 en Uncategorized

El mus es un juego de azar, sí (pues el ganar depende en muchas ocasiones de las cartas que te salgan), pero sobre todo de ingenio y personalidad. Vamos, que con malas cartas se puede ganar, jugando al farol. Griñán lo sabe bien y al enterarse de que el presupuesto de la UE para el próximo periodo pude significar un recorte de las ayudas de la PAC (Política Agraria Comunitaria) que para Andalucía podría significar unos 500 millones de euros menos,  le ha echado un órdago a la UE. El presidente andaluz se ha preguntado (retóricamente, de farol) que si la UE se olvida de la cohesión, ¿para qué nos sirve la UE?

            Tiene razón Griñán. Algo se le está pegando de su socio de gobierno IU LV-CA, como maliciosamente censuran los señoritos del PP-A. Pero las palabras de Griñán tienen razón literalmente, no si son un farol, pues la UE no nos está sirviendo a Andalucía (y a España) más que para imponernos una política de ajustes durísimos como estrategia única de salida a la crisis que las oligarquías político-financieras globales y de la UE nos han creado a todos. Esta política fiscal de reducción del déficit a toda costa no la quiere nadie, o al menos, cada vez son más los que la rechazan como estrategia única. Lo ha dicho Dilma Rousseff, la presidenta de Brasil: “La austeridad exagerada se derrota a sí misma”. Y los países latinoamericanos lo saben bien, después de haber sufrido las recetas del FMI durante los 90 del siglo pasado.

            Precisamente es esa desconfianza y ese patente cabreo de la gente por las políticas de ajuste por lo que Rajoy se niega a convocar un referéndum sobre ella, como le han pedido los sindicatos de clase, CC.OO. y UGT, y los cientos de miles de trabajadores y ciudadanos en la calle con motivo de la huelga general del pasado 14-O.

            Ya no se fía de la UE ni Jean Claude Juncker, el jefe de la eurozona, que ha dicho que no se va (de la reunión para resolver el nuevo paquete del rescate de Grecia) desilusionado, porque “en Europa ya no me hago ilusiones”. Y es que aquí cada uno habla un idioma, esto es, que va a la suya y nada más. Este obstáculo en el camino de la solución del problema de Grecia no se resolverá hasta que hayan pasado las elecciones alemanas. ¡Y lo dicen tan frescos! Verán. Ya casi todos los representantes de la eurozona están de acuerdo en la necesidad de dar un respiro mayor a la obligación griega de reducir el déficit al 3% en 2016 en vez de en 2014, como era al principio. Pero incluso después de haber cumplido el presidente conservador griego Samarás las privatizaciones, subidas de impuestos, despidos de funcionarios, rebajas de pensiones, etc., si quiere que Grecia reciba el siguiente paquete de ayudas de 31.300 millones de euros, debe imponer aún más sacrificios a su escuálida población, y comprometerse seriamente a reducir en 2020 la deuda pública al 120% de su PIB, pues ahora está en el 180%.

            Merkel ha propuesto ampliar el FEEF en unos 10.000 millones de euros para propiciar una quita de deuda de Grecia mediante una recompra de la misma a bajo precio. A sabiendas de que lo suyo sería una quita de la deuda, la eurozona no aún está dispuesta a eso, pues sentaría precedente. De Guindos ha dicho claramente que se opone a la quita de deuda de Grecia, pues España tendría que poner un pico de esos 10.000 millones. Lo cierto es que tanto el BCE como Juncker estaban de acuerdo en posponer la fecha de la reducción de la deuda hasta el 2022. Pero el FMI no está en eso de acuerdo. Y la propuesta de Merkel intenta desbloquear la situación de la eurozona en la piedra del camino del rescate de Grecia. En plena precampaña electoral, quiere ejercer de sheriff europeo ante el Bundesbank y el electorado alemán.

            Y si la única posibilidad que ofrece la UE de ayudar a los países con problemas es la de pasar por el aro de los rescates, ¿para qué nos sirve la UE? Hasta Rajoy se ha dado cuenta de lo malo e impopular que es depender de un rescate para subsistir, y está posponiendo el momento de pedirlo para España todo lo que puede. Aunque ya algunos expertos prevén que la fecha está fijada para enero de 2013. De ahí España no pasa sin pedir el rescate a la UE, dicen. Y ójala se equivoquen, pues las consecuencias de un segundo rescate (el primero ha sido concedido para salvar la ruina inmobiliaria de los bancos españoles) para los trabajadores y ciudadanos españoles serían aún más nefastas que las de los recortes que estamos viviendo hasta ahora. “Lo peor está por llegar”, ha dicho también Griñán, haciendo de profeta de males.

            Griñán debe saber que en política no se puede jugar de farol. Comprendiendo como comprendo lo que Griñán quiere decir, debo añadir que sólo de un europeísta convencido como él puede salir ese reproche, esa especie de insinuada –que no enunciada- amenaza de rebeldía. Otros ya dijeron antes que para qué nos iba a servir una UE con un euro así montado. Pedro Montes, Juan Francisco Martín Seco y otros han analizado que el euro sin una auténtica unión política o federación de Estados europeos, sin un presupuesto que merezca tal nombre y no la birria que tenemos, sin una unión fiscal, sin la prometida y preterida unión bancaria, sin la unión de políticas laborales y sociales (que precisamente la hegemonía conservadora en los organismos de poder de la UE están desmantelando), etc. no va a servir sino para disciplinar a los estados miembros a someterse a los principios neoliberales, único denominador común capaz de poner de acuerdo a populares y socialistas en una UE en la que quienes realmente mandan son los lobbies financieros y de las grandes empresas transnacionales. Julio Anguita lo ha denunciado con la audacia política que le caracteriza no hace muchos meses, por más que podamos discrepar de la oportunidad política de su mensaje, pues entendemos que IU no debe volverse a estas alturas euroescéptica, sino seguir luchando con el PIE para cambiar la actual correlación de fuerzas de la UE.  

            Lo que Griñán trata de hacer es ampliar las posibilidades de España en la negociación del reparto de las ayudas de la PAC y de los fondos de cohesión derivados del presupuesto de la UE, cuya revisión a la baja y para los próximos siete años (2014-2020) puede perjudicar tanto a Andalucía. Pero llega tarde, pues no se puede decir que la UE no nos sirve cuando nos quitan el caramelo de las ayudas comunitarias y no mientras disfrutábamos de los 44.000 millones que España ha recibido de la UE en ayudas durante los años 2007 al 2013. Junto a la crítica coyuntural de los recortes presupuestarios de la UE, Griñán debe añadir en nombre de Andalucía la crítica estructural de la UE.

 

PVP121121  

PJA2013: No le demos más vueltas

Publicado: 19 noviembre 2012 en Uncategorized

El Pleno del Parlamento de Andalucía ha rechazado la enmienda a totalidad o de devolución presentada por el PP-A al proyecto de Ley del Presupuesto de la Junta de Andalucía para 2013 (PJA2013). El voto negativo a dicha enmienda da por tanto luz verde al anteproyecto de PJA2013 aprobado por el gobierno andaluz, en cuyo trámite caben, como es lógico, las correspondientes enmiendas parciales o de detalle, una vez que la mayoría de los grupos parlamentarios que apoyan el actual gobierno, PSOE-A e IU LV-CA, han consolidado el marco estructural tanto de los ingresos como de las principales cifras del gasto presupuestario para 2013 a desarrollar por la junta de Andalucía en su conjunto a lo largo del ejercicio 2013.

            Frente a su tradicional posición negativa a todos y cada uno de los PJA que el PSOE-A ha presentado a lo largo de la historia de la Andalucía democrática, es éste el primer presupuesto en el que la izquierda andaluza (IU LV-CA) no ha presentado enmienda de devolución, sino que ha aprobado el anteproyecto. Y eso que el presupuesto es restrictivo (contrae el gasto un -4’1%) y va a propiciar por tanto un serio recorte a las posibilidades de crecimiento en Andalucía. Es legítimo por tanto preguntarse si IU LV-CA ha hecho bien o no al adoptar esta decisión.

            El que suscribe se ha tirado la friolera de unos 10 años como responsable del Área de Economía y Empleo de IU LV-CA y, dentro de ellos, 7 años como diputado portavoz de esta fuerza política en el Parlamento de Andalucía, elaborando durante todo ese tiempo los respectivos informes que avalaban el voto negativo a cada uno de los PJA elaborados tanto por el PSOE-A en solitario, como por éste más el PA cuando durante 8 años han gobernado juntos. Sirva por tanto este dato como modesta tarjeta de presentación, por si los argumentos que vienen a continuación pudieran sorprender a algún desavisado lector.  

            Porque lo que tengo que decir respecto de este PJA2013 es que me sumo a los compañeros consejeros y al grupo parlamentario de IU LV-CA que pidieron a la Ejecutiva andaluza (a la que por motivos de hospitalización no pude asistir) el voto favorable, en base a los siguientes elementos de juicio:

  1. Frena las políticas de la derecha, con defensa de los servicios      públicos (sobre todo la sanidad y la Educación).
  2. Introduce acciones de fomento del empleo.
  3. Supone un giro en las políticas y de las prioridades del gobierno      andaluz.
  4. En términos generales, mantiene el empleo público andaluz (dentro de      los limites que para esto han supuesto los decretos-ley del gobierno      central que limitan la oferta de empleo público, amplían el horario de los      empleados públicos, reduce las partidas globales del gasto educativo,      sanitario, de dependencia, etc., con lo que ello conlleva de imposibilidad      de mantener cierto empleo eventual o interino con el que la Junta ha      venido tradicionalmente enjugando los déficits coyunturales de personal de      estos sectores básicos).
  5. Dentro de las competencias autonómicas, inicia una ofensiva fiscal en      el objetivo de redistribuir la riqueza.
  6. Aminoran la deuda de las consejerías, afrontando el pago de      importantes deudas atrasadas que paralizaban la economía.
  7. Se garantiza el carácter público de CanalSur.
  8. Abre un periodo para replantear el sector público andaluz.

            Hemos de destacar la valoración positiva que nos merecen algunos programas concretos, en función de su adecuación a los principios y propuestas contenidas dentro del programa de gobierno acordado entre PSOE-A e IU LV-CA, y en especial por su incidencia en la creación de empleo, por su contribución a la justicia social, adaptándola a las nuevas necesidades de la gente surgidas de la prolongación de esta crisis y los ajustes que propicia la oligarquía, a la memoria histórica, al mantenimiento de los servicios públicos del Estado de Bienestar, etc.:

  1. Plan de acción social vinculado al empleo y gestionado por los      Ayuntamientos (60 millones de euros)
  2. Red de Solidaridad Alimentaria (20 millones de euros)
  3. Salario Social (70 millones de euros)
  4. Rehabilitación de viviendas (45 millones de euros)
  5. Construcción de vías ciclistas (10 millones de euros)
  6. Conservación de carreteras (78,5 millones de euros) (crece un 10%)
  7. Incremento del PFEA (78 millones de euros)
  8. Energías Renovables (86,5 millones de euros) (incremento 10%)
  9. Cooperación al desarrollo (55 millones de euros)
  10. Becas de Estudio (205 millones de euros) (crecen un 7%)
  11. Plan de choque contra el desempleo 2013 (177 millones de euros)
  12. Introduce una partida para la memoria democrática de Andalucía      (450.000 euros)
  13. Mantiene todo el presupuesto para salud, educación y dependencia      (recortes 0)
  14. Potencia con subidas importantes las partidas destinadas a igualdad y      lucha contra la violencia de género.
  15. Introduce el plan de lucha contra la estacionalidad turística.
  16. Garantiza la inversión en los metros de Granada y Málaga.

            No le demos más vueltas: esto es lo que hay. Nadie puede sentirse satisfecho con este PJA2013. Porque es un presupuesto de guerra, hecho desde las barricadas. Pero además es un presupuesto hecho desde la realidad de los datos. Si en los PGE2013 el gobierno de Rajoy-Montoro cuentan con que el próximo ejercicio la economía española caerá tan sólo un 0’5% (un tercio de lo que todos los organismos internacionales auguran para España), en las previsiones del PJA2013 s espera que la economía andaluz caiga desgraciadamente en torno a un 1’4%, lo cual es mucho más realista. De ahí que los ingresos y los gastos e contraigan un 4’1%.  

            Sencillamente, mientras el PP miente para España, el gobierno andaluz PSOE-IULVCA dicen la verdad a los andaluces y andaluzas. Mientras Rajoy-Montoro meten la tijera tanto en el gasto de todos los ministerios como en la inversión (3.814 millones para Andalucía, un 20% menos), en Andalucía el presupuesto se alarga hasta los 30.706 millones de euros (muy parecido a lo ejecutado en 2012) y prioriza el mantenimiento del gasto en sanidad, educación y dependencia, e incluso le dedica un 2’2% del PIB a la inversión (lo que es un esfuerzo muy estimable, dadas las circunstancias). Todo lo cual es revolucionario a estas alturas de la crisis y su salida neoliberal, guiada por la experta mano de la troika… experta en arruinar países, como le han dicho a Rajoy tanto Rafael Correa (Ecuador) como Dilma Roussef (Brasil) en la Cumbre Iberoamericana celebrada en Cádiz ese pasado fin de semana. Pero por un oído le entra y por otro le sale. Rajoy como Don Tancredo.

            Si el gobierno central del PP hubiese tratado con mayor justicia a Andalucía en el reparto de las transferencias diseñadas por los PGE013, Andalucía no habría tenido que realizar ningún recorte. La culpa de los recortes en Andalucía son del gobierno central del PP, por más que Zoido lo quiera disfrazar. Por el camino que va la economía guiada por De Guindos y Merkel, España tardará 15 años en recuperar el empleo perdido. Son los cálculos que hace Griñán. Claro que el camino lo inició Zapatero desde mayo del 2010, se le olvida decir…

            Aguayo ha argumentado que, si el Gobierno permitiera a Andalucía un déficit en función de la población y se aplicara de forma correcta el modelo de financiación, la Junta dispondría de más de 1.676 millones más, o 2.377, según que el límite de disponibilidad del gasto se calcule en función de su PIB o de su población, respectivamente. Pero es que además los PGE2013 le han recortado por la cara a Andalucía 758 millones, 70 menos por un injusto reparto de los FFCCII (fondos de compensación interterritorial) y  688 menos en transferencias finalistas. Con ellos se podría incluso crecer y crear empleo. Y si el gobierno central le diese a Andalucía los fondos comprometidos por escrito (unos 1.504 millones de euros) de las deudas pendientes de liquidaciones de ejercicios que van del 2008 al 2011, más del 600 millones del 2012, entonces tendríamos 4.530 millones más para gastarnos en creación de empleo, en inversión, en I+D+i, etc., o incluso 5.231 millones más. Pero el gobierno central aplica a Andalucía la ley del embudo: lo ancho para Cataluña y Valencia, Cantabria y La Rioja, y lo estrecho para Andalucía..  

 

            El gobierno andaluz nos está salvando hasta la fecha de la privatización de la sanidad. ¿Saben Vds. lo eso significa? ¿Valoramos lo suficiente que un gobierno de progreso como el que hay en Andalucía no se dedique a desmantelar el Estado del Bienestar, y sobre todo la sanidad pública? Más allá de la solidaridad que nos suscitan los casos de los andaluces y andaluzas que han perdido su empleo por los recortes presupuestarios que el gobierno central le impone injustamente a Andalucía, tenemos que valoran el esfuerzo titánico de resistencia que está realizando el gobierno andaluz, gracias a que IULVCA está dentro (y a que el PSOE no está gobernando en Madrid, dicho sea de paso, en honor a la verdad).

            Yo sí lo valoro, pues llevo año y medio viviendo en mis propias carnes (y nunca mejor dicho) lo que significa para un trabajador, para un ciudadano corriente, la sanidad pública. Todos los partidos o formaciones políticas, -incluso el mío-, no son más que un instrumento, una herramienta, nunca un fin en sí mismo. Priorizar si nos vamos a desgastar por estar en el gobierno no es sólo una mezquindad, sino un error político de bulto. Pues la gente sabe ver quién es quién.

            Los andaluces y andaluzas van a saber valorar el esfuerzo de integridad y autenticidad que está haciendo IU LV-CA en el ejercicio del gobierno conjunto.

 PVP121119