Archivos para julio, 2013

Cuando Griñán anunció que ya no iba a presentarse a ser candidato a la presidencia de la Junta de Andalucía, ya preveíamos que la música sonaba a la “tocata y fugaz” de Bach. Desde entonces se han sucedido, gota a gota, un rosario de declaraciones de Griñán en las que iba poco a poco preanunciando lo que hoy acaba de confirmar: que  dejará en septiembre la presidencia de la Junta en manos de su sucesora, la consejera de la Presidencia, Susana Díaz.

            Esa sucesión de aparentes globos sonda aparece ahora como una clara estrategia mediática bien planificada por la dirección del PSOE-A. No toda la dirección lo sabía, pero sí unos pocos. Menos aún su socio de gobierno, IULVCA. Habrá que preguntarle a Valderas cuándo se lo sopló al oído Griñán. Pero todo parece indicar que Diego fue el primer sorprendido cuando el discurso del debate del estado de la comunidad se tornó en el anuncio del “griñanazo”. Pero una vez consumado el anuncio, todo apuntaba a ese desenlace de una retirada definitiva en el corto plazo por parte de Griñán.

            Y lo que ha venido sucediendo de declaraciones en este sentido, ha resultado ser una pedagogía bien definida y planificada. El 25 de junio dijo que agotaría la legislatura. Nadie le creyó, pues hasta el menos experto sabe que si un presidente se declara él mismo interino, la autoridad que pueda ejercer se deteriora. Después anunció unas primarias en julio. Lógico: quería imprimir velocidad al proceso del relevo. Pretendía que hubiera una persona que le sucediera como cara visible de esa futura presidencia que él no iba volver a ocupar. Y tenía prisas en que así fuera.

            Lo suyo es que en las primarias haya varios candidatos. Pero todos se sorprendieron porque Luis Planas se presentaba incluso antes que la candidata señalada por el dedo del aparato, Susana Díaz. Nada que temer: las normas y el aparato del PSOE lo tienen todo previsto. Ni el verso libre del fantasma cibernético de Jun, ni el candidato felipista-rubalcabista Planas lograron los avales suficientes para ser candidatos. Porque lo cierto es que el trasfondo político de esta movida es una pugna por la hegemonía en la agrupación más grande del PSOE a nivel estatal, y la única comunidad donde gobiernan los socialistas. La derrota en el corto plazo del ala más carca y neoliberal  del PSOE no es definitiva, pues aunque el “griñanazo” ha triunfado de momento, nadie puede garantizar que la nueva generación del PSOE (Susana, Jimenez, etc.) sea menos neoliberal que la generación de Felipe González y cía. De momento, Griñán ha intentado marcar a los líderes de su generación el camino de la renovación. Y en este sentido, después de las primarias todo ha quedado “comm’il faut”, esto es, con una única candidata, por supuesto la oficial Susana Díaz.

            Este vuelco que sufría el calendario previsto para la renovación del partido no obedecía a un desgaste de Griñán. Era una estrategia bien pensada, en clave interna y con proyección externa, para preparar las próximas elecciones andaluzas. Pero la autoinmolación de Griñán no ha surtido el efecto más inmediato que pretendía: pese a que el presidente de la Junta señala la “extrema debilidad” de Rubalcaba, éste no se da por aludido. La renovación estatal del PSOE no se hará al menos hasta después de las europeas. Y don Alfredo tampoco descarta ser el próximo candidato a la presidencia del Gobierno.

            Distanciado de los líderes veteranos del PSOE, realizada su catarsis personal, Griñán ha vuelto a sus raíces socialdemócratas, keynesianas, contagiado de o compitiendo con su socio de gobierno. Ese Griñán rejuvenecido, ese “felipista bueno”, es consciente de que el sistema no le va a perdonar su resistencia a que la derecha-derecha entre en Andalucía, y sobre todo, aliándose con los comunistas; ni su intrépida defensa del decreto antidesahucios (tocar el sacrosanto derecho a la propiedad de los bancos es cosas de rojos), ni el estudio de la implantación de un banco de tierras, o del instituto del crédito público en Andalucía. Ni va a consentir que le dispute a las ONGs de la Iglesia la asistencia “caritativa” de las necesidades más primarias de ropa y comida a las personas excluidas o en riesgo de exclusión, etc. Demasiado escorado hacia la izquierda prohibida, depurable por el sistema. Roma no paga a traidores.

            A lo hecho, pecho. Fracasado el “griñanazo” en su intencionalidad más íntima, queda al menos una renovación que puede dar oxígeno al PSOE andaluz. Porque aunque las encuestas le vuelven a dar la mayoría sobre el PP, sin embargo el descrédito de la política, unido a los recortes que vía Junta realiza el Gobierno central en las condiciones de vida de los andaluces y andaluzas, pueden erosionar la futura hegemonía andaluza del PSOE. Máxime cuando IULVCA va subiendo en las encuestas y en el aprecio popular. No olvidemos que IULVCA ha realizado su renovación generacional en la XIX Asamblea de modo impecable. Como herencia del “griñanazo” queda al menos una renovación que compite en el espacio mediático-electoral poniendo a una mujer (punto bueno) joven (doble punto bueno) como candidata a la presidencia de la Junta.

            Tras la puesta en escena de Susana Díaz como presidenta in pectore, Griñán sabe que él ya no cabe en el escenario. Y aunque algunos dicen no temer la bicefalia, Griñán prefiere no experimentarla. Tampoco la soportó cuando Luis Pizarro era el factótum del partido y él ya era presidente de Andalucía: quiso ser secretario general del PSOE-A además de presidente de la Junta. Griñán es de los que quiere o todo el poder o ninguno. Por eso finalmente ha pasado a anunciar que en septiembre le deja la presidencia a Susana Díaz. En consecuencia, en septiembre dimitirá formalmente y propondrá en el Parlamento de Andalucía a Susana Díaz como nueva presidenta de Andalucía.

            ¿Y se acabó la historia? No. Susana Díaz se ha confesado partidaria de acabar la legislatura. Ella no miente, hace pedagogía. Igual que su antecesor. Todo está previsto y pactado entre ambos. Pero cuando sea presidenta, seguirá siendo una presidenta débil, pues no ha sido elegida directamente por los andaluces y andaluzas en las urnas. Y eso es algo que hay que remediar, convocando nuevas elecciones.

            Habrá adelanto electoral. Probablemente para hacerlo coincidir con las europeas en 2014. Y no solo para dar fortaleza a la titularidad de Susana Díaz como presidenta. Hay otra razón más de fondo: los socialistas lo negarán con la mano en la biblia si es preciso, pero lo cierto es que se trata de evitar la caída de votos que puede significar para el PSOE-A el goteo de noticias correspondiente a la nueva fase en la que va a entrar el “caso ERE”. Con Griñán fuera de todo cargo público, Alaya lo imputará. Y en todo caso, la instrucción del sumario de los ERE tiene que acabarse todo lo más a finales del 2013 o principios de 2014. En el entorno de esa fecha, habrá un chorreo de malas vibraciones para los socialistas en Andalucía.

            Mejor dicho, ese chorreo ya ha empezado. Y la jueza Alaya hace análisis político en sus autos más que interpretación jurídica de los datos que operan en su poder. Hasta se atreve a opinar en su escrito que el gobierno de la Junta actúa más como defensor que como acusación particular. Aunque fuera verdad, una jueza imparcial no se atrevería a emitir tal afirmación. Pero Alaya no lo es. Con estos elementos en juego, la tendencia al voto puede volver a invertirse. Eso lo ha previsto el PSOE-A.

            La autoinmolación del exfelipista Griñán tiene su origen en un cálculo de probabilidades: es preferible adelantar las elecciones ahora que todavía puede obtenerse la mayoría de izquierdas en Andalucía, sumando los diputados a la baja del PSOE-A y los de IULVCA al alza, que esperar estoicamente a que la jugada PP-Alaya acabe ganando para la derecha en los tribunales lo que no consigue en las urnas: su patrimonio, el tesoro del Golum conservador, la presidencia de Andalucía. El PSOE-A prefiere garantizarse un nuevo mandato 2014-2018 que agotar el de 2012-2016. Ahora está a tiempo de hacerlo, y mañana puede ser tarde.

            Si esta hipótesis que expongo no se produce, mejor. Significará que finalmente el PSOE-A ha optado por anteponer los intereses de los andaluces y andaluzas a los propios de su partido, consumiendo el mandato electoral actualmente vigente. Serían casi tres años más de cogobierno del bipartito. Mejor para todos. Pero insisto en que esto no va a producirse, y habrá adelanto electoral en 2014.

            En menos de un año, se verá.

 

PVP130724

¡No nos toquen las pensiones!

Publicado: 17 julio 2013 en Uncategorized

¿Reformar las pensiones? La gente ya no se cree los eufemismos con que otrora los políticos del bipartidismo neoliberal engañaban a los ciudadanos. En el contexto de una estrategia política que utiliza la crisis financiera creada por los excesos del capitalismo globalizado como coartada para ir desmontando el bienestar conquistado por los trabajadores y los derechos democráticos extendidos a toda la ciudadanía en general, hoy nadie ignora que cuando desde el gobierno se nos presenta una “reforma” de las pensiones, no es para mejorarlas (que falta haría), sino para recortarlas.

            El cinismo de nuestros gobernantes llega al colmo cuando se nos quiere hacer tragar que los recortes son necesarios para sostener el sistema de pensiones públicas. Nada más lejos de la realidad. El principio de la sostenibilidad es un truco de trilero que conviene desenmascarar:

1º Si se rebaja la cuantía de las pensiones hasta tal punto que una buena parte de la población trabajadora y sus familias no tendrán en sus contingencias sobrevenidas en el futuro. -la vejez o la enfermedad entre otras- una renta pública que supla el nivel salarial de una legalmente prolongada etapa de actividad laboral como la que por ley se requiere para cobrar el 100% de la prestación (jubilación, invalidez, etc.), lo que se está haciendo es, como afirma José Luis Monereo, desnaturalizando el sistema público de pensiones que preveía el modelo de Seguridad Social previsto en nuestra Constitución: “derecho a una pensión digna”, “deber de los poderes públicos de garantizar y mantener un sistema público de pensiones” para ello. No se recortan solo las pensiones: se burla la Constitución, se convierte el sistema público de pensiones en una especie de “caridad pública” que lo único que garantiza es un mínimo de  asistencia pecuniaria que no cubrirá ni los gastos más elementales de supervivencia.

2º Entonces los trabajadores que puedan, pagarán con parte de su salario mientras trabajan, una cuota a un fondo de pensiones para garantizarse individual o colectivamente (planes de empresa u otros), pero de forma privada, un complemento que proporcione en el futuro infortunio una pensión algo más digna que la que garantiza el sistema público. Ese es el auténtico objetivo de la “reforma” de las pensiones públicas: remercantilizar, devolver al mercado financiero (bancos y aseguradoras privadas), las pensiones públicas, que suponen un suculento bocado del PIB al que la voracidad depredadora del capital no quiere seguir renunciando. Es un negocio demasiado rentable para renunciar a él.

3º Se argumenta la imposibilidad de mantener un presunto agujero o déficit de la Seguridad Social, derivado de la diferencia entre los ingresos (en cuarto menguante debido a la parálisis del modelo productivo y al paro creciente) y los gastos (en cuarto creciente por el llamado “efecto sustitución”, pues los nuevos pensionistas vienen con unas bases reguladoras más cuantiosas por haber tenido en activo salarios más grandes que los pensionistas fallecidos o rehabilitados para el mercado laboral); además, el factor demográfico establece que cada vez son menos los trabajadores que deben sostener las pensiones de cada vez más pensionistas, y sobre todo en la próxima década en que se incorporarán a la jubilación los hijos nacidos con el baby boom de la época del desarrollismo franquista. Hasta el jefe del Gabinete Técnico de CC.OO. ha picado con este argumento.

            El análisis demográfico no debe alimentar la falacia de la insostenibilidad del sistema: ya lo desmontó Jesús Albarracín cuando los bancos predicaban en 1994 un caos financiero de la Seguridad Social para el 2004 todo lo más, que no se produjo, pues como previó nuestro llorado compañero, el mercado iba a necesitar incorporar a los inmigrantes y a las mujeres de forma masiva tal, que el modelo de reparto del sistema de Seguridad Social público iba a tener superávits como los que, en efecto, ha tenido hasta 2011 inclusive. La tesis es bien sencilla: la sostenibilidad del sistema no depende del recorte de la cuantía de las pensiones, sino de la salud que tenga el mercado de trabajo, y la capacidad y vigor de nuestro modelo productivo. Esa es la madre del cordero.

            También Viçens Navarro desmonta con acierto esta agorera predicción: si prevemos que el coste total de las pensiones va a darle bocados al PIB de forma que del 10’1% que nos cuestan hoy, en 2030 puedan costarnos un 10’4% (así lo afirma Edmundo Fayanas), lo que tenemos que prever es un incremento de la productividad que compense este aumento; pero es que además, se supone que una economía sana debe seguir en la senda del crecimiento, de tal forma que si nos gastamos ese 10’4%, también el 89’6% restante habrá crecido en términos absolutos, de tal forma que pueda seguir cubriendo con creces los demás gastos públicos del Estado, incluso con mejoras considerables en otros ámbitos de la adecuación del modelo social y productivo a las nuevas realidades del futuro. Así ha venido sucediendo a lo largo de este siglo de existencia del sistema público de pensiones en una economía desarrollada como la nuestra.

            Tenemos margen. Italia gasta un 15’3% de su PIB en pensiones, Francia un 14’6%, y Finlandia un 12%%. Aún estamos dos puntos y pico por debajo de la media de la UE. Pero es que además tenemos un Fondo de Reserva de 63.400 millones de euros, que pueden cubrir el déficit de al menos 5 años más (en 2012 el gobierno echó mano de unos 10.000 millones). ¿Para qué es si no ese fondo previsto en el Pacto de Toledo? ¿O es que piensan que España va a seguir en recesión económica más allá de 2019? Que lo digan. Que el gobierno de Rajoy se atreva a decirnos que es incapaz de idear (o de acometer) un plan para sacarnos de esta crisis en que nos ha metido la codicia del capitalismo financiero. Que dimita y que pase otro que sí sepa cómo cambiar el modelo productivo, crear empleo y negarse a los recortes que nos impone la oligarquía político-financiera de la troika, la UE, los grandes bancos y las multinacionales.        

4º La Ley de 1997 que desarrolla el Pacto de Toledo prevé que en caso de insuficiencia financiera de la Seguridad Social para pagar las pensiones, la Hacienda del Estado podrá realizar las aportaciones que se acuerden  “para atenciones especiales o resulten precisas por exigencia de la coyuntura” (art.86.1.a). Lógico. Dependerá de la voluntad política del gobierno. Si es una prioridad, lo hará, es legal desde que el primer gobierno de Aznar así lo legisló. De recortar, que recorten subvenciones a la Iglesia, al Ejército o al Rey y su familia, pero no a las pensiones, ¿no?

5º Menos se traga la ciudadanía esa burda coartada del informe de “los expertos”. De todos es sabido que esos informes suelen contener las conclusiones dictadas por quien los encarga. “Al menos ocho de ellos están a las órdenes de las entidades a las que sirven” (FAES, BBVA, Fedea, 2 de la CECA, Unespa, DVK, Caser, VidaCaixa…), ha dicho Cayo Lara, con razón.

            La crisis en general es una gran estafa. Pero los recortes de las pensiones presentes y futuras en concreto nos muestran la cara más insensible y dura del capitalismo salvaje. Contra este atropello a la sensibilidad y a la razón, todo bien nacido debe responder con la movilización y la protesta, en la calle y en las instituciones. Sea del color político que sea.

Pedro Vaquero del Pozo,

15 de junio de 2013

Cuando llegue septiembre ya será tarde. El techo de gasto para el Presupuesto de la Junta de Andalucía (PJA) de 2014 lo fijará el Gobierno central en diálogo con la Consejería de Hacienda andaluza. Obsérvense estas tres puntualizaciones:

            – lo elabora el Gobierno central, no el andaluz, aunque en teoría sea así. En efecto, el art.35 de la Ley de Hacienda de Andalucía  establece que el techo de gasto lo propone la Consejería de Hacienda de la Junta, y  lo elabora y aprueba el Consejo de Gobierno, una vez que el Ministerio de Hacienda ha determinado la base de la propuesta, aplicando determinadas fórmulas técnicas complejas que le permiten a Montoro tener la sartén por el mango hasta el final. Son lentejas, suele decir el Montoro de turno (también Salgado, y antes Solbes, aunque con estos había menos margen para el pataleo). Lo único que suele ser inamovible es la fecha de fijación de dicho techo: último Consejo de Gobierno del mes de Julio. Después, en septiembre, habrá que repartirse la miseria, peleándonos los andaluces entre nosotros, tirando cada uno desde su esquina de la escasa manta que nos pueda cubrir.

            – en todo caso será un “diálogo”, no una “negociación”, pues el prepotente Montoro no es sino el reflejo de un prepotente PP con mayoría absoluta, que pretende ganar el gobierno de Andalucía no por méritos propios, sino por deméritos del contrario, inducidos por la escasa de recursos que se le transfieren dese el Estado. Ójala me equivoque y se produzca una auténtica negociación. Pero hasta ahora el Gobierno central le ha negado a Andalucía el pago de la que el vicepresidente Valderas llama “nueva deuda histórica”, que cifra en unos 3.500 millones de euros, y que se deriva del incumplimiento de la disposición adicional tercera del Estatuto de Andalucía, que obliga al Estado a invertir en Andalucía el porcentaje de su peso poblacional (17’8%) de los PGE destinados a tal efecto, acumulados desde que gobernaba Zapatero, que por cierto reconoció la deuda, pero no pagó; ahora Rajoy ni siquiera reconoce la deuda.

            – será la consejería de Hacienda y no el Gobierno andaluz en su conjunto el que dialogue o negocie. Pero el Gobierno andaluz tiene dos socios. IULVCA corre el riesgo de ser el convidado de piedra en la fase más decisiva del proceso de elaboración del PJA. Por eso estos 12 días que quedan del mes de julio son cruciales, si IULVCA no quiere gobernar a ciegas o simplemente hacer comparsa del PSOE que será quien realmente haya conocido (o incluso negociado con Montoro) desde el principio los límites del gasto.

            ¿Qué aspectos debe IULVCA conocer para influir en su determinación ab initio?

            a) Sin duda el techo de gasto, teniendo en cuenta que el Estado ya ha fijado el techo de gasto de los Presupuestos Generales del Estado (PGE) en 133.000 millones (un 9% más que en 2012), y que por tanto hay algo más de margen, teniendo en cuenta que el Gobierno debe seguir reivindicando a su vez la “nueva deuda histórica”. Pero teniendo en cuenta también que las previsiones que Hacienda había aprobado para 2014, ratificadas por el CPFF (Consejo de Política Fiscal y Financiera) cuando aprobó el PAF 2012-2014 (Plan de Ajuste Financiero) eran exageradamente optimistas: 152.639 millones de euros de PIB (lo que supondría respecto a 2013 un crecimiento del 2,9%, cuando en realidad a finales de año habremos cosechado una recesión del 1’6%, según los Analistas Financieros de Unicaja, 1’8% según el equipo de estudios del BBVA), y un déficit del 1%, cuando ya en el primer trimestre se situó en el 0’26%, uno de los más abultados de las CC.AA.

            b) Tampoco debe hacer trampas Hacienda respecto a la deuda acumulada por la CAA (Comunidad Autónoma de Andalucía) de 20.608 millones de euros (el 14’7% del PIB), pues en sus previsiones falta el reconocimiento y cuantificación de la deuda no presupuestada, esto es, de las facturas guardadas en cajones y de los gastos plurianuales no presupuestados (por ejemplo, las pólizas de prejubilación de los ERES). Teniendo en cuenta dos cosas: que Andalucía debe reivindicarle a Montoro un reparto más equitativo del FLA (Fondo de Liquidez Autonómica), y que el Conejo de Gobierno debe plantear el tratamiento de la deuda en su conjunto, y no dejar que cada consejería se las apañe con la suya, pues en este caso la consejería de Fomento y Vivienda naufragaría; pero también otras prioridades del gasto quedarían desprotegidas.

            c) Tampoco se sabe a ciencia cierta qué cuantía van a tener los Fondos Europeos (FF EE) destinados por la UE a Andalucía, a los que por cierto el gobierno del PP procurará darles una mordida para adjudicárselos en parte a otras CC.AA. gobernadas por ellos, como ya hicieron los gobiernos de Aznar en su momento. La UE aún no ha decidido del todo el Marco Financiero Europeo (MFE) 2014-2020. Andalucía no puede tolerar la picaresca de Montoro en este reparto. Pero después de que se asigne la cantidad de FF.EE. definitivamente transferible a Andalucía dese el gobierno central, el Consejo de Gobierno andaluz deberá redistribuirla internamente entre sus consejerías. Pero ¿qué fuente de criterios tiene el gobierno andaluz para ello? Debería haber una auténtica planificación económica. Pero en este sentido sólo existe la ECA (Estrategia de Competitividad de Andalucía 2008-2013), cuya vigencia, por cierto, concluye este año. IU LV-CA estuvo en contra de esta planificación light y orientada a la competitividad como supremo valor económico, y no a la cooperación y solidaridad. Su sustitución por otro instrumento planificador no debería ser elaborada en solitario por la Consejería de Economía Innovación, Ciencia y Empleo, por más que ésta cuente con la consulta a los agentes socioeconómicos. Pero en todo caso debe observarse con cuidado que esos FF.EE. no vayan solo a financiar el gasto en infraestructuras hidráulicas, cuestión a la que Andalucía debe hacer frente lo antes posible, ya que viene incumpliendo las directivas europeas sobre depuración. En resumen: en esta fase preliminar del Presupuesto de la Junta para 2014, hace falta negociar políticamente la distribución interna de los FF.EE.

            d) Y lo que acabamos de analizar respecto de los FF.EE. es aplicable al reparto de todo el PJA en su conjunto: es necesario negociar políticamente el reparto de la cuantía designada a todas y cada una de las consejerías, sin dar por hecha la continuidad del reparto establecido por la inercia del tiempo.

            e) Cuando hablábamos de “gobernar a ciegas” no lo decíamos porque sí. IU LV-CA entró en el gobierno andaluz en mayo de 2011, y prácticamente cuando quiso darse cuenta de que estaba gobernando y de por dónde iba “eso de ser gobierno”, ya estábamos en septiembre, y para entonces ya se había guisado todo el PJA de 2013, no solo la envolvente financiera (techo de gasto y reparto de FF.EE. y otras transferencias desde Madrid a Andalucía). IU LV-CA ha gobernado este ejercicio presupuestario en el marco que se ha dejado su socio de gobierno, el PSOE, pero sin conocer todos los datos en juego. En esta ocasión se impone que IU LV-CA reclame la máxima transparencia y lealtad en la transmisión de información presupuestaria: las grabaciones y fichas de todas las consejerías, y en especial lo que atañe a esa trastienda presupuestaria que son las agencias y demás entes instrumentales, que son el 11% del presupuesto, y que navegan en un mar de confusión respecto al reparto de las competencias de sus empleados, sus objetivos, su eficiencia, y demás. De sus gastos, el Parlamento solo conoce y aprueba cantidades globales, pero no controla en qué se gasta realmente el dinero público. Lo que sí conocemos es que el gasto en personal es un 20%, poca cosa, dado que estos entes suelen acudir a la externalización para realizar su gestión. Entendemos que es en este ámbito donde se podrían realizar ajustes que impidieran tener que recortar prioridades de gasto como la sanidad, la educación, la dependencia, etc.

            Sabemos que lo suyo sería realizar una reforma de la Administración Pública y del Sector Público de la Junta en profundidad. Y que mientras que eso no se haga, no se resolverá el problema de la ineficiencia del gasto presupuestario. Pero mientras esto llega, se impone conocer a fondo en qué se gasta ese 11% del gasto del PJA, para evitar despilfarro, e ir gestionando sin externalizar.

            Otro día hablaremos de las prioridades del gasto. Ahora urge hablar de las previsiones de ingresos.

 

PVP130717

El 27 de junio de 2013 en el Parlamento de Andalucía, se han aprobado toda una serie de resoluciones, después del debate del estado de la comunidad. Como siempre. Y como siempre, pasarán inadvertidas, desconocidas por la inmensa mayoría de los andaluces y andaluzas, incluidos los militantes de los partidos, los iniciados en la cosa pública, tanto si son indignados como si son conformistas. A todo el mundo parece importarle un bledo lo que el Parlamento de Andalucía haya decidido de poner como tareas prioritarias al gobierno andaluz. En estas condiciones, ¿cómo se van luego a exigir su cumplimiento?

 

            La política es sus contenidos, lo que las instituciones hacen a favor o en contra de los intereses de la gente, no la salsa rosa o marrón de la politiquería de la que nos sentimos asqueados los ciudadanos. Por eso, precisamente ahora, cuando se habla con demasiada facilidad e ignorancia de lo malos que son los políticos que nos representan, conviene conocer las tareas que el Parlamento de Andalucía le ha marcado al gobierno andaluz. Así juzgaremos con mayor nivel de conocimiento si nuestros votos sirven o no para algo.

 

            Merece la pena, pues, hacer un esfuerzo y dar a conocer, -aunque sea sucintamente- dichas resoluciones. Paso a hacerlo a continuación. Voy a agrupar las resoluciones aprobadas en función de los apoyos o rechazos que han recibido. De este modo, se sabrá lo que cada uno de los partidos piensa y aprueba en concreto, más allá de las declaraciones huecas que a veces se les oye en los medios de comunicación a sus portavoces. Veamos:

 

A) Las resoluciones que se han aprobado por unanimidad de los tres grupos políticos, PSOE, PP e IULVCA. Hacen mención a los siguientes temas: 

 

– promover las medidas legislativas necesarias para garantizar la autodeterminación de la identidad de género con independencia del sexo biológico de la persona; garantizar la plena igualdad y la ausencia de discriminación en la comunidad transexual.

 

– garantizar los derechos de los inmigrantes, su acceso a la totalidad de los servicios públicos, sanidad, educación, justicia y bienestar social, instar al Gobierno Central al cierre del CIE de Algeciras e Isla de las Palomas en Tarifa.

 

– elaboración de un Plan de Lucha contra la Estacionalidad del sector turístico; elaborar un futuro Plan Director de Ferias y Congresos.

 

– impulsar un programa de apoyo y fomento al comercio de interior y tradicional de Andalucía; a aprobar un Plan de Liquidez para PYME comerciales, articulado a través del futuro Instituto Público de Crédito Andaluz; poner en marcha proyectos relacionados con la innovación y las nuevas tecnologías en el comercio; regular la marca de Artesanía para Andalucía.

 

 

B) Las resoluciones que se han aprobado con los votos de PSOE e IU, con la abstención del PP:

 

– poner en marcha un nuevo modelo productivo en España y en Andalucía: potenciar la I+D+I para la reindustrialización; que Navantia y el gobierno central doten de carga de trabajo suficiente a los astilleros de la Bahía de Cádiz; que el Gobierno Central elabore planes de reindustrialización para aquellas zonas de Andalucía que han sufrido el grave impacto de procesos de deslocalización industrial (Bahía de Cádiz, comarca de Linares–La Carolina–Bailén–Andújar); puesta en marcha de las medidas contempladas en el DL 4/2012 de protección socio laboral a extrabajadores/as andaluces afectados por procesos de reestructuración de empresas y sectores en crisis.

 

– creación de una Entidad Pública de Crédito en Andalucía.

 

– apoyo al sector pesquero artesanal de Andalucía, especialmente a las almadrabas; compromiso con un modelo social de agricultura productiva basado en la agrodiversidad, la agricultura y ganadería familiar, campesina, y ecológica capaz de alimentar al mundo, desarrollo de este concepto de soberanía alimentaria; elaboración de un proyecto de Ley Integral de Agricultura; acceso a la tierra de las trabajadoras y trabajadores agrarios; territorialización de la cadena productiva andaluza, y se garantice el acceso de los agricultores a los medios de producción, agua, tierra y semillas.

 

– rechazo del recorte del marco presupuestario de la UE para 2014-2020 en política agraria; profunda reforma de la actual PAC y defensa de los intereses andaluces en la reforma de la PAC: rechazo de la tasa plana, que pondría en peligro la viabilidad de miles de explotaciones ganaderas en nuestra comunidad autónoma; definir el concepto de “agricultor activo”; tope de ayudas  por explotación; que se aborde la gestión de los mercados y el reequilibrio de la cadena de valor, reforzando la posición de los productores en la cadena alimentaria y luchando contra la volatilidad de los precios, sin sumisión del comercio agrario a los grandes monopolios;  rechazo del trasvase de fondos entre desarrollo rural y ayudas directas.

 

– elaboración de la normativa sobre la función social de las tierras públicas propiedad de la Junta de Andalucía, para que, mediante un proyecto de economía social, ponga en valor las fincas públicas, posibilitando la creación de empleo en el medio rural y combatiendo el alto desempleo.

 

– elaboración de una Ley andaluza sobre rehabilitación y eficiencia energética, reactivación de los oficios de la construcción, e instar al Gobierno Central para que fomente el uso y efectiva ocupación de las viviendas que actualmente se encuentran deshabitadas.

 

– instar al Gobierno Central a respetar las competencias en materia de vivienda, regular la dación en pago con carácter retroactivo, eliminar las cláusulas abusivas en las hipotecas y quita de parte de la deuda en hipotecas cuyas viviendas han perdido valor.

 

– instar al Gobierno Central a mantener y ampliar los servicios públicos ferroviarios de media distancia y cercanías de Andalucía, inversiones para garantizar la conexión de Andalucía dentro de la Red Transeuropea del Transporte Ferroviario, electrificación del tendido ferroviario Algeciras-Bobadilla, y vertebración ferroviaria de Andalucía Oriental, y estudios informativos y de viabilidad de los trazados del Corredor Ferroviario Mediterráneo por el litoral (Almería-Motril-Málaga-Algeciras), la conexión Granada-Motril y la de Guadix-Baza-Lorca.

 

– compromiso firme con un Sistema de Servicios Sociales de responsabilidad, titularidad y provisión pública que garantice el principio de universalidad, promueva la equidad territorial y asegure la coordinación administrativa; mantener el sistema de atención a las dependencias, en colaboración con el tercer sector y esforzarse en el mantenimiento de los convenios y la regularidad de pago; impulsar una Ley de Servicios Sociales e Inclusión, la Ley Andaluza de Promoción de la Autonomía Personal y Atención a las Dependencias, y a crear un grupo de trabajo sobre “Renta Básica”; instar al Gobierno Central a mantener una financiación pública, suficiente y estable en el Sistema de Servicios Sociales.

 

 

C) Las resoluciones que se han aprobado con los votos de PSOE e IU, con el rechazo del PP:

 

– posición contraria a las políticas que persiguen el ajuste del déficit únicamente por la vía del recorte del gasto y reforma fiscal integral que acentúe su progresividad; explorar al máximo el aumento de recaudación y generación de ingresos propios de la Junta de Andalucía; posición favorable a la eliminación en la Ley de Haciendas Locales de la exención del IBI a la iglesia católica y otras confesiones religiosas, así como a sus organizaciones y centros de enseñanza.

 

– planes extraordinarios de empleo para familias que carecen de ingresos, demandando del Gobierno Central la dotación a un Plan de Empleo para Andalucía equivalente al concedido para otras Comunidades Autónomas.

 

– posición favorable a que el aumento del déficit sobre el inicialmente previsto permitido por la Unión Europea para el Estado Español se traslade íntegramente, para este ejercicio, a las CC.AA.; posición favorable a que las limitaciones impuestas a déficit y deuda de las mismas se basen fundamentalmente en el criterio de población tendiendo a la igualdad por habitante.

 

– su posición contraria a la actual Ley de Estabilidad Presupuestaria por priorizar el pago de la deuda financiera a las políticas sociales.

 

– instar al Gobierno Central a la paralización del proceso de aprobación del Anteproyecto de Racionalización y Sostenibilidad de la Administración Local al constituir una colisión flagrante con el Estatuto de Autonomía de Andalucía y el autogobierno andaluz; creación de un Fondo de emergencia para la atención a Ayuntamientos en situación de extrema dificultad económico financiera.

 

– instar al Gobierno Central a cumplir la Ley de Memoria Histórica en lo relativo a la retirada de denominaciones y símbolos vinculados a la Dictadura Franquista; anulación de todos los juicios del franquismo.

 

– mantenimiento de las transferencias destinadas a política de Cooperación Internacional al Desarrollo; Plan Especial de Apoyo a la Autoridad Nacional Palestina; atención preferente a la población del Sahara Occidental de los campos de refugiados.

 

– compromiso con Doñana, firme oposición al desarrollo de cualquiera actividad que suponga amenazas sobre su integridad; con la defensa de la sostenibilidad del litoral andaluz, derribo de “El Algarrobico”; concepción del acceso al agua y su saneamiento como Derecho Humano y rechazo a la liberalización de los servicios de agua; rescate del valor patrimonial, cultural, emocional, estético y lúdico de nuestros ríos; paralizar técnicas como la del “fracking”; instar al Gobierno Central a garantizar la buena calidad de las masas de agua relacionadas con el Guadalquivir.

 

– posición contraria a la actual política energética del Gobierno Central por su efecto de paralización del desarrollo e implantación de las energías alternativas limpias; elaborar un Plan para la Suficiencia Energética de Andalucía basado en las energías alternativas limpias y el apoyo a las  pequeñas instalaciones de generación eléctrica, básicamente minieólicas, y fotovoltaicas, destinadas al autoconsumo, así como a la conversión de plantas de generación tradicionales en renovables; elaborar un Programa de Valorización Energética de las Masas Forestales para la utilización de biomasa forestal.

 

– instar al Gobierno Central a la eliminación del requisito de exigir 20 jornadas para acceder al subsidio Agrario tanto a menores de 25 años como a mayores de 55 años.

 

– moratoria en Andalucía sobre la liberación de cultivos transgénicos; revisión de la normativa española en esta materia.

 

– instar al Gobierno Central para que se transfieran a Andalucía los inmuebles residenciales situados en nuestra Comunidad Autónoma que actualmente gestiona la SAREB (banco malo).

 

– reclamar al Gobierno Central el cumplimiento de la Disposición Adicional Segunda del Estatuto de Autonomía, que fija el porcentaje de inversión pública estatal en materia de infraestructuras en Andalucía con relación a nuestro volumen de población.

 

– mantener la subvención del peaje de la Autopista AP-4 en el tramo Jerez de la Frontera–Puerto Real; e instar al Gobierno Central a subvencionar el peaje de la Autopista AP- 4 en el tramo Sevilla-Jerez de la Frontera.

 

– garantizar una sanidad andaluza pública, universal, accesible y gratuita, eliminando los obstáculos que dificultan la atención normalizada a inmigrantes “sin papeles”; afirmar el papel esencial para la salud de elementos como la alimentación suficiente, el suministro de agua potable, la vivienda digna, unos ingresos mínimos que garanticen la inclusión, un medio ambiente libre de patógenos, una educación universal y de calidad y una adecuada atención a las situaciones de dependencia; crear un grupo de trabajo para la elaboración de propuestas a recoger en una futura Ley de Sostenibilidad Sanitaria; defender el uso de genéricos y las subastas sanitarias; y fomentar la participación de ciudadanos y ciudadanas en Centros de Salud, Distritos y Areas Sanitarias.

 

– realizar una política integral de juventud que se sustente sobre los pilares de la educación, el empleo y la participación, y ampliar el sistema de becas en contraposición al modelo academicista y sectario del gobierno central; instar al Gobierno Central a la retirada inmediata de la modificación de las condiciones académicas y económicas para tener acceso a las becas y ayudas al estudio; creación de empleo juvenil, no considerando a los jóvenes como sujetos aprendices en régimen de precariedad y escasez salarial; instar al Gobierno Central al mantenimiento del CJE.

 

– promover la plena igualdad entre mujeres y hombres; medidas específicas para la empleabilidad de las mujeres, erradicar las dificultades de inserción laboral que ha supuesto la reforma del mercado laboral; programas transversales destinados a la incorporación de las mujeres al empleo; eliminar la brecha salarial y a acabar con la precarización de los sectores más feminizados; lucha contra la violencia de género, garantizar las pensiones alimenticias, poniendo en funcionamiento el Fondo de Pensiones Impagadas en Andalucía; instar al Gobierno Central a regular la interrupción voluntaria del embarazo de modo que garantice la total despenalización del aborto voluntario, su prestación sanitaria pública y gratuita para todas las mujeres residentes en nuestro país y la regulación de la objeción de conciencia.

 

– rechazo a la política de reiterado ataque al sistema público educativo y a sus principios rectores de igualdad y equidad puesta en marcha por el Gobierno Central y materializada a través de recortes presupuestarios, que han provocado la no contratación de 4.502 profesores interinos en el curso 2012/2013; instar al Gobierno Central a retirar el Proyecto de LOMCE; elaborar un Plan Alternativo a la LOMCE para minimizar los efectos de su aplicación en la Comunidad Autónoma andaluza.

 

– dotar al sistema educativo público andaluz de financiación suficiente y solidaria, dando estabilidad a la inversión en la educación pública, blindando el presupuesto anual de educación y declarando protegerlo ante los recortes por ley; replanteamiento de las políticas de concertación educativa, ampliación de vigencia de los libros de textos a más de cuatro años, revisión de la formación del Profesorado apostando por la “autoformación” y la formación en los propios centros y revisión de las competencias de la Agencia Andaluza de Evaluación Educativa (AGAEVE).

 

– instar al Gobierno Central a la rectificación y retirada de la subida del IVA en bienes y servicios culturales o de información del 21% al 4%; a retirar el impuesto indirecto de subida de las tasas aeroportuarias por suponer una amenaza para la industria turística andaluza.

 

– elaborar un Plan Integral de Turismo Sostenible del Litoral de Andalucía que sirva de complemento al Plan de Protección del Corredor del Litoral de Andalucía, conforme al modelo de turismo sostenible; instar al Gobierno Central a retirar los artículos 27 y 28 del Real Decreto Ley 20/2012, de 13 de julio, de medidas para garantizar la estabilidad presupuestaria y de fomento de la competitividad, ya que esa regulación en materia de comercio supone una invasión de las competencias exclusivas del Estatuto de Autonomía de Andalucía respecto de horarios comerciales y ordenación del comercio minorista.

 

 

D) ¿Qué presupuestas de IULVA son las que el PSOE no ha apoyado? La resolución número 35 de IULVCA ha sido rechazada con los votos conjuntos de PSOE y PP. Esta es la prueba más clara de que, pese al pacto de cogobierno entre PSOE e IULVCA, entre ambas formaciones políticas se mantienen las diferencias lógicas de unas formaciones políticas que parten de proyectos perfectamente diferenciados. Al ser una resolución-río (donde se contienen varios temas, como una especie de cajón de sastre), la citada resolución planteaba los siguientes elementos:

 

– valorar la estrategia de reducción del déficit público impuesta mediante el Pacto por el euro y la Estrategia UE2020, como la causante de los recortes sociales a los ciudadanos y ciudadanas, y el deterioro financiero de los estados y comunidades como Andalucía, que necesitan otro modelo económico de salida a la crisis y otro modelo de construcción de la Unión Europea.

 

– en consecuencia, instar al Consejo de Gobierno a instar al Gobierno central a rechazar ante la UE la Estrategia UE2020, que renovó la Estrategia de Lisboa, y a adoptar una actitud firme frente a los nuevos poderes fácticos antidemocráticos del mundo globalizado.

 

– valorar muy negativamente la dirección y contenidos de la negociación de un acuerdo comercial de largo alcance entre los EE.UU. y la UE, conocido como Tratado Transatlántico de Libre Comercio (TAFTA), por el impacto social y ambiental del acuerdo y las dramáticas consecuencias para el mercado de trabajo, sobre todo en el sur de Europa.

 

– solicitar el desmantelamiento de las bases militares extranjeras en Andalucía.

 

– instar al Consejo de Gobierno a instar al Gobierno de España a establecer como estrategia presupuestaria para 2014 la sustitución de las medidas de ajustes por un plan de reducción en el gasto consistente en: reducción y democratización del gasto de la Casa Real, de las subvenciones aportadas por el Estado a la Iglesia católica, del gasto militar en armamento, en la cuota de la OTAN y en el desplazamiento de soldados a zonas en guerra, hayan sido éstas declaradas o no declaradas.

 

            IULVCA no se ha mordido la lengua a la hora de proponer su propio programa. Porque no es incompatible estar cogobernando Andalucía con un partido con el que no se comparte más que un programa de gobierno acordado previamente, y mantener al tiempo el perfil y la identidad propias de una fuerza política que es alternativa, de izquierda anticapitalista, y que defiende un proyecto económico y social alejado tanto del proyecto de la derecha, como del proyecto de una socialdemocracia que ha demostrado estar acomplejada y ser muchas veces olvidadiza respecto de sus propios principios ideológicos.

 

PVP130629

Tocata y fuga de Griñán

Publicado: 3 julio 2013 en Uncategorized

No podía ser de otra manera. De todos es conocida la afición de Griñán, presidente de la Junta de Andalucía, a la música clásica, y en particular a la ópera. Así que para despedirse de la primera fila de la política, José Antonio Griñán –Pepe para los amigos- tenía que hacerlo así, desgranando las notas de esa “tocata y fuga” al órgano que Johann Sebastian Bach nos dejó en 1707 para la posteridad. Así, solemne, casi dramático, malutilizando al Parlamento en el debate supremo de rendición de cuentas a los ciudadanos y ciudadanas de Andalucía que es el debate del estado de la comunidad, anunció su propósito de no volver a presentarse a la candidatura para la presidencia de la Junta. Y con ello abrió en el PSOE el trámite estatutario de celebración de primarias.

            Queda dicho que a mí, como a muchos, el momento de anuncio de esta decisión –que respeto, como no podía ser de otro modo- ha sido muy inapropiado. Justo cuando había que hacer el balance del primer año de cogobierno de Andalucía, la noticia ha sido la decisión de Griñán y no el análisis de cómo va Andalucía, de la repercusión que tienen las políticas de recorte y privatizaciones que el gobierno de PP nos pretende imponer vía presupuestos, y del grado de cumplimiento del coprograma de gobierno que PSOE e IULVCA habían elaborado para que la izquierda gobernase en nuestra comunidad, y que así ésta no cayese en manos del PP y las prácticas del gobierno de Rajoy. Lo más suave que se puede decir del momento buscado para dar la noticia es lo que acabo de decir: que se ha “malutilizado” el debate del estado de la comunidad, priorizando desde el PSOE-A una noticia en clave de su propio debate interno

            No era improvisada esta fea jugada político-comunicativa, pues la fecha establecida para dichas elecciones primarias es el 29 de julio, es decir, un mes de plazo para recoger 7.000 avales y hacer su propia campaña entre los afiliados/as del PSOE-A. E incluso se ha barajado desde el primer momento que Griñán tiene su propia candidata, la consejera de Presidencia Susana Díaz. Pero lo cierto es que Griñán no ha querido ni inclinar él la balanza hacia ningún candidato, ni que la Ejecutiva del partido lo hiciera. Así, ya hay tres candidatos, dos de ellos “oficialistas” (amigos y consejeros de Griñán), y otro de chufla: el consabido alcalde de provincias (en este caso el de Jun) que, aprovechando la melée, se presenta como la alternativa “crítica” y “moderna”, por sus supuestas habilidades cibernéticas (él mismo se autodenomina “candidato 2.0”). A los que conocemos al sujeto, qué risa nos da. Y los socialistas de Jaén se están pensando en presentar una alternativa verdaderamente crítica, con Micaela Navarro a la cabeza.

                Pero esto son cosas de ellos. Allá ellos, y ójala les salga bien, por el bien de la democracia, de Andalucía y de la gente que ha puesto su confianza en ese partido. No es mi caso, ni el de muchos otros que, desde la izquierda en Andalucía habíamos confiado en la experiencia de cogobierno emprendida, y para los que esta decisión nos sume en un mar de dudas. Analicemos algunas de ellas:

ü  ¿Cuál es el verdadero motivo de esta decisión del presidente Griñán?

– Dicen que tiene motivos personales, pues hay acontecimientos familiares que centran su atención. No es lo que ha argumentado Griñán. Respetémoslo.

– Él ha esgrimido la necesidad de dar paso al relevo generacional, mostrando el camino de salida a Rubalcaba, al que ha invitado explícitamente que diga ya si quiere o no ser candidato a la presidencia del Gobierno; para que diga que no, lógicamente, pues lo que Griñán quiere propiciar es la sustitución de los líderes de su partido forjados en las luchas de la transición (que no del antifranquismo, ya que poco se les vio durante esa dura época de la dictadura) con Felipe González, para dar paso a la generación de los que ahora tienen de 35 a 50 años. “Yo me voy, haz tú lo mismo”, parece decirle Griñán a Rubalcaba. Aunque éste ya ha dicho que hasta después de las elecciones europeas no habrá primarias en el PSOE estatal, por más que Andalucía las haga ahora. Así pues, si el motivo ha sido éste, Griñán ha pinchado en hueso, su tentativa ha sido un fracaso a corto plazo. Ya veremos a medio.

– Por otro lado, el desenlace exitoso del relevo en IULVCA de Valderas por Maíllo en su XIX Asamblea andaluza, crea en la izquierda y en la población andaluza un reflejo de simpatía y fiabilidad hacia IU, al que el PSOE-A debía contestar, creando una situación en sus filas que le restase protagonismo a su socio de gobierno, para revertirlo en beneficio propio. Se trataría, pues, de hacer virar la mirada del electorado de izquierdas andaluz de nuevo hacia el PSOE-A, dándole como nuevo cartel electoral una cara joven y de mujer. “Tú pones a Maíllo, yo te echo el órdago de Susana Díaz”, sería el reto subyacente de Griñán a la IU de Valderas. Está claro que estas primarias están hechas a la medida de Susana Díaz. Y que Planas es la jugada al despiste, el acorde disonante, en la ejecución de la partitura de esta “tocata y fuga”. No olvidemos que PSOE-A e IULVCA son fuerzas rivales, que juegan en parte en el mismo espacio electoral; y que esa rivalidad es compatible con una experiencia de cogobierno de IULVCA con el PSOE-A que está siendo un inesperado éxito tanto por la ausencia de peleas entre ambas fuerzas políticas, como por las novedosas iniciativas y adopción de medidas de carácter social que este gobierno andaluz está adoptando; gracias a IULVCA, sin duda, pero gracias también a que la socialdemocracia encabezada por Griñán está mostrando “la otra cara del felipismo”, su perfil más avanzado, más keynesiano; y de ahí que no sólo no existan peleas en el seno del gobierno, sino que el PSOE-A también quiera obtener de este giro en su modelo estratégico que ha supuesto su participación en el cogobierno andaluz, sus réditos electorales. Vamos, dicho en plata: que detrás de la decisión de Griñán de dejarse sustituir por Susana Díaz, está quitarle protagonismo a una IULVCA que está avanzando más de la cuenta.

– El PSOE-A de Griñán quiere prever para evitar el supuesto que apuntan las encuestas: un crecimiento excesivo de IULVCA, que podría subírsele a las barbas, exigiendo en un futuro gobierno de coalición demasiados avances hacia lo que ellos consideran posiciones izquierdistas utópicas, propuesta de medidas poco asumibles en el tiempo en que vivimos, inaceptables para un momento de crisis económica cuyos resortes de solución política ni el PSOE ni nadie puede controlar. La postura siempre diletante del PSOE-A entre la socialdemocracia consecuente y el social-liberalismo acomplejado obedece a la necesidad autoimpuesta de representar no sólo a la izquierda, sino al centro-izquierda e incluso a esa derecha más civilizada que en un momento dado puede promover el voto al PSOE-A como un mal menor. Y en una coyuntura de desplome del PP-A, con un Zoido noqueado, el PSOE-A podría estar tentando la suerte de una nueva mayoría absoluta con ese voto desencantado del PP-A. O al menos, que el próximo gobierno de la Junta esté sustentado en una correlación de fuerzas menos escorada hacia la izquierda. Así, Griñán prepara al PSOE-A de Susana Díaz para recoger los despojos del PP, mientras que IULVCA recoge los desencantados del PSOE, y al final, suma cero.

– Desde la caverna del PP-A se argumenta que quien ha decidido la huida de Griñán es la jueza Alaya con su auto. Pero eso no tiene ni pies ni cabeza. Primero, porque Griñán no está imputado, ni creo que Alaya lo impute a corto plazo, mientras sea aforado, pues la jueza podría perder el control del sumario, que pasaría al TSJA o al TS. Segundo, porque la línea argumental del auto de Alaya (y toda su estrategia) es más política que jurídica, se soporta sobre la presunta “irregularidad” del procedimiento de adjudicación de subvenciones, ayudas a trabajadores o empresas; no cabe duda de que el procedimiento debía ser cambiado, pues ha resultado ser un coladero para los bribones que han aprovechado su opacidad o discrecionalidad en su propio beneficio; pero de ahí a colegir la responsabilidad penal de todos los cargos públicos que se imputan o se presume se imputarían si no fueran aforados, va un buen trecho. Suponiendo que el procedimiento fuera “ilegal” (no “irregular”, que no es un término definitorio de nada): entonces serían responsables los diputados del Parlamento de Andalucía que lo aprobaron, como cualquier otra norma jurídica. Lo que Alaya encausa es un procedimiento administrativo, no unas actuaciones contrarias a la norma. Un dislate jurídico, o al menos, un tema polémico desde el punto de vista jurídico.

            Otra cosa es que Griñán haya querido quitarse de en medio para poner como candidata a alguien fuera de toda sospecha. Pero ese es el argumento que antes señalábamos, de la idoneidad del relevo generacional, para dar otra imagen al hastiado electorado del PSOE-A.

– Hay quien piensa que Griñán se ha adelantado a una previsible ruptura del pacto de cogobierno, en la medida en que IULVCA no aguante la contradicción que puede suponer los ajustes presupuestarios para 2014, cuyo debate está previsto para el último trimestre del 2013. Ciertamente, en las condiciones de restricción presupuestaria que ha decidido el Gobierno de Rajoy imponer a las CC.AA., no se sabe si será posible aguantar el tipo que se ha podido aguantar en los del 2013, pues con un 1’4% de déficit será difícil mantener el gasto social y el empleo público en los niveles en que está ahora. Este razonamiento es más verosímil, pues IUVCA cogobierna con líneas rojas plasmadas en el pacto de cogobierno. Si las posibilidades presupuestarias impiden cumplir dicho pacto, IULVCA se verá en el compromiso de revisar su presencia en y apoyo al gobierno andaluz. Esa sí es una razón de peso, en la medida en que el PSOE-A prevea que él sí está dispuesto a transgredir esas líneas rojas establecidas en el pacto de gobierno, es decir, sí está previendo que va a incumplir el acuerdo. Tanto Griñán como el candidato Planas han insinuado que el PSOE-A tiene que prepararse para un otoño especialmente difícil. Griñán ha ido más lejos: sabe que Valderas ha llevado a IULVCA por la vía de la responsabilidad política, pero ignora cómo irá una IULVCA coordinada por Maíllo. Es la táctica de poner la pelota en el tejado ajeno, cuando realmente está en el suyo.

            Esta hipótesis sí es más seria, y ante ella habrá que contemplar la siguiente interrogante.   

ü  Después de las primarias del PSOE-A, ¿habrá adelanto electoral?

           

            Lo cierto es que esta decisión de Griñán abre una etapa nueva. La IULVCA de Maíllo será diferente a la de Valderas, al menos hasta cierto punto. Por mucho que Maíllo sea del equipo de Valderas, el nuevo coordinador no está sujeto a los compromisos del gobierno, sino más bien a las decisiones de los órganos de dirección de IULVCA, que desde ahora aspirará legítimamente a ser quien establezca “la tesis”, y que sean los que ocupan cargos en el cogobierno los que establezcan “la antítesis” en la dialéctica de las decisiones colectivas del conjunto de IULVCA.

 

            Pero sobre todo el PSOE-A de Susana Díaz será un partido más “seguro de sí mismo”, con menos deudas pendientes, y por tanto menos propenso a estar dependiendo de otras fuerzas políticas. Griñán dice querer consumir la legislatura. Pero el proceso que ha abierto ya no lo va a controlar él. Los jóvenes socialistas son una incógnita: han aprendido las virtudes, pero también los vicios de sus mayores, y la prepotencia es una de las características de quienes llevan gobernando 35 años en Andalucía, y sólo un año y medio haciendo políticas consecuentemente de izquierdas.

 

            Y el mayor vicio del PSOE es “el electoralismo”; es decir, entender que la política se reduce a lo institucional y electoral, cuyos resultados dependen de la mercadotecnia electoral: ponemos una cara nueva, y ¡ya está!, ya se ha resuelto el problema de credibilidad del PSOE. Olvidan que la nueva fase que se abre ante nosotros es, -se quiera o no-, constituyente de una nueva base social, de una nueva sociedad, donde la política y los políticos deben ceder terreno a la participación directa de los ciudadanos, que quieren ser protagonistas de un cambio para cuya consecución no se fían de la mediación de los viejos partidos.   

 

            El PSOE tiene dos almas, una que gira hacia el centro-izquierda, y otra que se siente más cómoda en el sistema, en el papel de rueda de repuesto de la derecha pura y dura, gobernando desde el pragmatismo posibilista del centro-derecha. Hasta ahora Griñán se había visto obligado por el pacto con IULVCA a ceder al izquierdismo de denunciar la constitucionalización de la prioridad del pago de la deuda, que Zapatero y Rubalcaba pactaron con Rajoy; etc. La distancia entre Griñán y Rubalcaba era, al menos formalmente, de estrategia en la política económica y social. Pero escarbando un poco, ni el PSOE de Griñán ni el de Rubalcaba han puesto nunca en tela de juicio el modelo europeo, o el de políticas de ajuste. Dicho de otro modo: el PSOE siempre ha dicho que austeridad sí, pero hasta cierto punto; es una cuestión cuantitativa más que cualitativa.

           

            Los jóvenes cachorros del PSOE-A han mamado ese chip. Y si su ego colectivo se ve reforzado, podrían estar tentados de dar el “sorpasso” al bipartito, por la derecha, buscando la mayoría absoluta para gobernar en solitario de nuevo. Susana Díaz podría verse tentada de exigirle a Griñán que convoque elecciones anticipadas para aprovechar un posible desplante de IULVCA ante la imposibilidad de acordar un apoyo a los presupuestos de la Junta para 2014. (Y si quien gana es Planas –hipótesis que no contemplo-, más todavía). Griñán en ese caso, se sentiría encantado, estaría preparado para dejar la presidencia de la Junta de Andalucía.

 

            Así pues, el adelanto electoral depende de varias condiciones: de hasta dónde puedan llegar las posibilidades del Presupuesto para 2014 de cumplir el programa de gobierno; de cómo evolucione la capacidad de síntesis en el seno de IULVCA; de cómo evolucione la correlación de fuerzas dentro del PSOE-A; de cómo sitúen las encuestas electorales la tendencia (hacia arriba o hacia abajo) tanto del PSOE-A como de IUVCA. Yo me inclino a pensar que el PSOE-A está sopesando que en el marco de las elecciones europeas, el PSOE-A tiene más posibilidades de volver a gobernar en Andalucía (con mayoría relativa o incluso absoluta) que si deja pasar el tiempo; un tiempo de políticas de ajustes aún más duros, de necesidad de despedir y cerrar servicios públicos, en la medida que sea, aunque sea la menor posible. Y por tanto, que habrá adelanto electoral de las elecciones andaluzas para hacerlas coincidir con las elecciones europeas. Los interrogantes de Griñán sobre la incógnita de cómo actuará la IU de Maíllo, echaándole a IULVCA el muerto de la ingobernabilidad, es un primer paso en la preparación del futuro a medio plazo:.

 

            IULVCA también debe prepararse para este tiempo de medir bien los pasos. Habrá momentos de provocación, de intentar provocar que IULVCA se vuelva al monte, allí donde reina la filosofía utópica, la denuncia de lo mal que lo hacen los demás, la hermenéutica de la teología del libro, y la prédica escatológica del paraíso que un día vendrá, olvidando la compatibilidad del mantenimiento de los principios con la práctica de la política concreta, sobre la base del “análisis concreto sobre la realidad concreta”, como quería Lenin. Sería una torpeza caer en esas provocaciones, vengan de donde vengan, de dentro o de fuera, desde la izquierda o desde la derecha.

   

ü  ¿Aprovechará el PP este momento de incertidumbre en la izquierda andaluza?

 

            El PP-A también intentará prepararse para la nueva etapa. En su momento el PP-A elegirá un candidato más creíble que Zoido. Pero mientras Rajoy no avance, el PP-A no avanzará. Y no es de prever que el PP logre superar su tendencia hacia el vacío más abismal. En Andalucía, de momento, la derecha no ganará nunca. Si acaso, perderá la izquierda.

 

            Pero que conste: no tengo una bola de cristal, y puedo equivocarme, como todo el mundo. Y si, equivocándome, llegamos al final de la legislatura en su plazo completo, cumpliendo el programa acordado entre el PSOE e IULVCA, pues mejor.

 

PVP130703