Archivos para julio, 2014

Si antes de la crisis había diferencias salariales, la crisis-estafa ha traído aparejado el incremento de la brecha existentes entre las rentas de los más ricos y la de los más pobres. Antes de estallar la llamada crisis financiera, esa brecha era enorme. Pero la oligarquía no aprovechada la coyuntura para incrementarla aún más. Eso pensando bien, pues dado los resultados, bien podríamos pensar que la crisis ha sido provocada intencionadamente precisamente para promover un nuevo ciclo de acumulación de riqueza en manos de unos pocos.

             Sea como sea, lo cierto es que el incremento desde 2007 hasta 2014 de las diferencias de rentas entre ricos y pobres es un hecho incuestionable.

             El dato más significativo de esta realidad se observa en Granada comparando lo que cobran los 903 granadinos que más cobran (un salario de más de 10.800 euros al mes) y lo que cobran los que menos cobran, que es al año una cantidad menor que la anteriormente citada (1.593 euros al año, 132,7 al mes). A ello contribuye el tipo de contratación de unos y otros: los que más cobran son ejecutivos, con contratos blindados e indefinidos; los que menos cobran  deben contentarse con contratos precarios, temporales, por unas pocas horas al día, a la semana o al mes. El dato se completa con otro: Los más pobres han perdido en los últimos tres años han un 1’8% de su salario del 1,8%, mientras que los que cobran más de diez veces el salario mínimo interprofesional son ahora menos, pero cobran bastante más, pues han incrementado su sueldo anual en un 13,6%. Datos que no incluyen las diferencias entre los más pobres y los beneficiarios de los grandes patrimonios, cuyas rentas son más abultadas, pero menos transparentes.

             En Andalucía, según EAPN (Red Andaluza de Lucha contra la Pobreza y la Exclusión) la brecha entre el 20% de la población más rica y el 20% de la más pobre se ha multiplicado por siete desde el inicio de la crisis. Lo que implica que más de 3,5 millones de personas se encuentren en el umbral de la pobreza. Nuestra comunidad autónoma encabeza el desdichado ranking nacional de pobreza, habiendo pasado desde el quinto puesto que ocupaba hace un año al primero. Todo un éxito. Rajoy, Montoro, Botín y cía se empeñan en demostrarnos que hemos superado la recesión y  que el presente es un momento fantástico porque España ha recuperado la confianza de los inversores, y la prima de riesgo ha vuelto a niveles razonables. Es decir, que la crisis está superada, pero no para todos, sino sólo para ellos.

             Lo cierto es que en la Andalucía del siglo XXI que estamos viviendo y en el futuro que nos están preparando estos neoliberales que nos gobiernan, los ricos son cada vez más rico y los pobres cada vez más pobres.

             Porque en la primera fase de la crisis, entre 2006 y 2010 (lo que considera el catedrático Santiago Niño Becerra que aún no era propiamente “crisis”, pues esta vino en 2011), la renta media de los andaluces entre el 2006 y el 2010 aumentó un 17% para el 10% de los andaluces más ricos mientras que disminuyó en un 41% para el 10% de los habitantes más pobres de Andalucía. Es un  datoextraído del informe “Desigualdad y pobreza en Andalucía: un estudio comparativo con los países de la Unión Europea” elaborado por la Universidad de Cádiz (UCA) para el Centro de Estudios Andaluces a partir de los microdatos de las encuestas EU-SILC (European Union Statistics on Income and Living Conditions) suministradas por Eurostat. Según el investigador principal de este estudio, Miguel Ángel Sordo, tras el primer impacto de la recesión “los ricos se hicieron más ricos y los pobres más pobres” por lo que se produjo un “aumento importante de la desigualdad económica”.

             ¿Y en España? Esta polarización de las rentas, este incremento de las desigualdades económicas y sociales, no son exclusivos de Andalucia, sino que se extienden a todo el Estado, en mayor o menor medida.  Andalucía es la cuarta del país con mayor desigualdad económica, precedida por Ceuta, Melilla y Extremadura. Navarra, Aragón y Asturias son las comunidades que menor desigualdad de rentas presentan.

             Y visto desde el dato de la pobreza, Andalucía también ocupa el cuarto lugar, con un 30% según un umbral estatal por debajo del cual se considera que las necesidades básicas no quedan cubiertas. Por encima de nuestra comunidad están Extremadura (38%), Ceuta (34%) y Canarias (31%), y en el extremo contrario, con las menores tasas de pobreza, están Navarra (7%) y Asturias (12%).

             Dos reflexiones:

             Una mía. ¿No pedía Rajoy que “todos” hiciéramos esfuerzos para salir de la crisis? ¿Por qué tolera que sean los de abajo, los trabajadores y otras capas de la sociedad, los que hacen los sacrificios, y otros en cambio se forran con la crisis?

             Otra de Thomas Piketti, apoyada por los Nobel de economía Krugman y Stiglitz. Es el incremento de las desigualdades, la acumulación de la riqueza en pocas manos, el que crea las recesiones económicas. Así pasó en 1928 y 2006. La lógica capitalista llevada a sus últimas consecuencias, la supresión de la intervención estatal, pone en peligro el bienestar y la democracia misma. Piketti augura que habrá crecimiento económico hasta 2030, pero cada vez menos; y decrecimiento hasta 2100. Como no cambiemos la lógica capitalista, nuestros nietos lo tienen muy crudo. Y nuestros hijos también.

 

PVP140715

 

Anuncios