Archivos para noviembre, 2014

Rajoy, tres años haciendo amigos

Publicado: 29 noviembre 2014 en Uncategorized

 

Rajoy es un plasma, un presidente más virtual que real. Así, tres años ya. Cuando quiere hacer política gubernamental utiliza a sus ministros; y para explicarla manda a la vicepresidenta, que esa sí es real, aunque sobradamente suficiente, excesiva en su acento chulesco y en definitiva, un mero sucedáneo, como el Nescafé.

Él prefiere irse al extranjero para mendigar un saludo de la Merkel o de Obama. Esos sí le comprenden, esos son sus verdaderos amigos, le dejan sentarse al lado, en un silla, sin necesidad de tumbarse en la alfombra como los perros al lado de sus amos: en definitiva le tienen que reconocer haberse plegado a sus mandatos y hacer al pie de la letra todo lo que ellos le han mandado: recortes de salarios e instituciones del bienestar, financiación de los pufos de la banca, privatizaciones, ocultamiento de los activos tóxicos que nos han colado entre sus inversiones y juguetitos financieros, endurecimiento de las leyes represivas, sumisión a EE.UU. en el uso de las bases militares de la OTAN, etc.

Bueno, ya contaba dentro del país con otros incondicionales amigos: Botín, Fainé, González, Alierta, Brufau, Amancio Ortega, etc., es decir, los representantes de la oligarquía financiera y económica, sus compadres, los que se han aprovechado de la crisis para enriquecerse más todavía (acumulación por expoliación, lo llaman los economistas críticos). Y las migajas, para el PP y sus amiguetes, que para eso habín recuperado “el poder”, patrimonio natural de la derecha de toda la vida.

Lejos del triunfo electoral del PP (44,6% de los votantes y 186 diputados) del 20N de 2011, sus palabras predican un milagro económico que nadie se cree, que es tan virtual como él mismo.  No le salen los cálculos: ni de los organismos oficiales, ni de las encuestas. Sigue aspirando a recuperar los votos perdidos en base a la repetición obsesiva de que España se ha puesto a la cabeza de la recuperación económica de Europa y del mundo. Pero la gente en su vida diaria vive otra cosa bien distinta. Y cada “certeza” que sale por su boca, suena a más “mentira” en los oidos de la gente. Vencida ya la mayor parte de la legislatura (tres de sus cuatro años de gloria), don Mariano no se da cuenta que cuanto más encomia sus “razones”, más cabreo provoca en el personal. Así que la política de Rajoy se ha convertido imperceptiblemente en una carrera por hacer amigos:

los trabajadores en general no saben cómo agradecerle que haya echado al paro a unas 507.800 personas, expulsadas del mercado laboral español en los últimos tres años; la tasa de paro en diciembre de 2011 era del 22,56% y había 5.287.300 parados; hoy dicha tasa está en el 23,67% y los parados son 140.000 más que cuando empezó Rajoy a desgobernar el país.

– y sigue insistiendo en que hay menos parados, porque se ha inventado una reforma laboral para sustituir trabajadores a jornada completa y con derechos por trabajadores parciales, sin derechos, ni capacidad real de negociar sus condiciones de trabajo; íntimos amigos, pues, los precarios, temporales y forzados a jornadas reducidas, (un 30% son mileuristas o menos), todos los trabajadores que pese a trabajar lo que pueden, son pobres (800.000 están en riesgo de pobreza afirman los sindicatos), cada vez más pobres, y no pueden ni siquiera tener un techo donde vivir él y su familia, a no poder pagar la luz, el agua, el alquiler o la letra de la hipoteca, y ni siquiera el transporte para ir a buscar un trabajo que no encontrarán.

– desde el extranjero, 300.000 españoles le agradecen a Rajoy haber tenido que emigrar para encontrar trabajo (el 60% de los jóvenes aspiran a hacer lo mismo)  500.000 emigrantes que antes trabaja en España se han tenido que volver a su tierra, desde la que le agradecen a España y su presidente, que, después de haber realizado aquí los trabajos que los autóctonos no queríamos, se les haya forzado a volverse a mendigar en su patria de origen.

– amigos fraternos de Rajoy los que se ven desahuciados de sus casas (calculan que unos 400.000 han sido desalojos de sus casas desde 2008 a finales de 2013, 140 diarios), pese a que el plasma presidencial intenta vender una ley que no obliga a los bancos a evitar esos inhumanos y canallescos desahucios, y ni siquiera a la dación en pago; y que incluso cuando una comunidad como Andalucía da un paso más allá de las consignas que los bancos le permiten, impugna su ley ante los tribunales para que no prosperen.

– y como los parados de larga duración son cada día más (desde 2007 a 2014 se han puesto en 2’58 millones de personas) pues las prestaciones y subsidios de desempleo se les agotan con el tiempo, y tienen que conformarse con los 420 miserables euros que por caridad les da el Gobierno, para que no se les ocurra salir a la calle alborotados y la armen. La prestación por desempleo ha caído de forma sostenida: del 72% sobre el total de parados en 2009 y 2010, se pasó al 64% en 2011, al 60% en 2012, al 57% en 2013 y al 53% en 2014. Más amigos para Rajoy.

–  Rajoy ha conseguido hacer casi 12 millones de personas amigas, los que viven en exclusión social y los 800.000 niños en los que ha crecido la pobreza durante su mandato, según los informes de Cáritas y Unicef sobre la pobreza en España. ¿Será esa la recuperación económica a la que se refiere el presidente?

– pero para todos esos excluídos, Rajoy ha previsto una serie de medidas que él prescribe como “ayudas sociales”, aunque son justo lo contrario: congelar desde 2012 los fondos para la tención de las personas dependientes, suprimir la ayuda de los 400 euros a los jóvenes que vivan con sus padres, dejar de dispensar gratuitamente pañales a discapacitados menores de 21 años en Baleares, por ejemplo; suprimir el Fondo de Acogida y Atención a las Personas Inmigrantes, y excluirles de la atención sanitaria universal, recortes de ayudas a los niños autistas en Galicia, a las personas discapacitadas en la Castilla La Mancha de Cospedal… y para qué seguir.

los sindicatos de clase se han hecho íntimos del presidente, pues les ha quitado liberados sindicales (activistas que movían demasiado el cotarro del descontento popular, promoviendo huelgas incluso generales, y ayudando a los compañeros que quisieran promover conflictos colectivos o individuales en defensa de sus derechos) y la capacidad de la negociación colectiva, su esencia vital, y con ello ha puesto a los trabajadores a los pies de los caballos de una patronal que con tan sólo argumentar que prevé un aminoramiento de sus ganancias (ni siquiera que vaya a haber pérdidas), puede despedir, reducir salarios, y demás desmanes. Trabajadores esclavos, y una buena campaña propagandística contra los sindicatos (que no todo lo han hecho bien en el pasado), para dejar desarmados a esos entusiastas amigos obreros del presidente del PP y de las Españas. Así que, muy a su pesar, tienen que limitarse a conseguir prórrogas de los 420 euros para los que ya no tienen nada, y negociar cupularmente una subida salarial del ¡0’6%!, ahora que dice el Banco de España que ya pueden subir los salarios… las empresas competitivas.

los pensionistas, siempre tan comprensivos con el gobierno de turno, sea del color que sea (al fin y al cabo son los que les dan su “paguilla” al final de mes, aunque sea un miseria en muchos casos y se les olvide que la pensión es fruto de su trabajo de toda una vida), están locos de contentos con Rajoy porque les ha garantizado que van a ganar 0’25% más cada año. No importa que el coste de la vida suba (salvo alguna deflación excepcional y coyuntural, de momento) y que por tanto eso que Rajoy plantea como una subida de la pensión sea más bien un recorte, año a año. Y los futuros pensionistas tendrán que jubilarse a los 67 años, no a los 65, pues en vez de morirse pronto la ciencia ha decidido prorrogar la vida de los mayores todo lo que pueda. Algún líder europeo ya ha pedido públicamente que vuelva Darwin y Malthus, que esto no hay quien lo aguante. Rajoy se ha conformado con retrasar la edad de jubilación y estudiar más a fondo cómo empequeñecer la cuantía de las futuras pensiones. Otra comisión de “expertos”… de los bancos y compañías de seguros, claro. Pero de momento, la reforma laboral está consiguiendo el mismo efecto por sí sola.

los empleados públicos también le agradecen que les haya quitado una paga extra y les haya congelado el salario durante cinco años consecutivos, además de no reponer la tasa de sustitución de los que se jubilan o dan de baja, por lo que tienen que trabajar más por menos salario, como quería Díaz Ferrán, hoy felizmente en la cárcel.

los investigadores, becarios de I+D, etc, es decir, los jóvenes (y no tan jóvenes) talentos a los que se les ha recortado la inversión para proseguir sus trabajos de descubrimiento e innovación, se tienen que ir a otros países de Centroeuropa, Canadá, Australia, Gran Bretaña o EE.UU., o tienen que llevarse el laboratorio a su casa, para seguir haciendo el trabajo para el que los impuestos de todos han creado universidades donde se han formado. La España de Rajoy crea científicos, inventos y avances tecnológicos que aprovechan otros. Por eso Alemania le está tan agradecida, y los investigadores, más.

la gente de la cultura no cabe en su camisa de puro gozo. Como el dinero de las comunidades autónomas y los ayuntamientos escasea (estos tienen que llegar al déficit cero y las CC.AA. al 0’2% en 2016), se cierran bibliotecas, museos, etc. Total, sólo los turistas y algunos listillos o snobs los visita, ¿no? No obstante, la gente de la cultura se ha puesto una camiseta amarilla y han constituido la “marea amarilla”, pues Montoro les ha subido el IVA al 21% y así solo los espectadores selectos podrán gozar asiduamente del arte, el cine, el teatro, el espectáculo musical, etc., Esas personas cultas, sensibles, preparadas, que son los artistas (profesionales o por descubrir), festejan a Wert como el ministro que de verdad les comprende, y a Rajoy como su “amiguito del alma”, que diría Camps, el de los trajes de la Gürtel.

– la amistad de los docentes con Rajoy ha aumentado hasta convertirse en una auténtica “marea verde”. Es lógico: el presupuesto de 2015 (año electoral) dicen que va a subir, pero será un 30% que el de 2010. Se han recortado la cuantía de las becas, se han subido las tasas universitarias, los presupuestos de las universidades para que el Plan Bolonia se vaya cumpliendo y con él la paulatina privatización o supeditación de éstas a los intereses y planes empresariales, las plantillas de profesores se van reduciendo, a los interinos no se les ha renovado los contratos, la ratio alumnos/profesor ha aumentado, se han cerrado centros docentes de ámbito rural sobre todo, se ha subido el precio de las guarderías, no cubrir las bajas de los profesores de menos de dos semanas, hay menos ramas en los institutos, etc. Pero a Rajoy se le llena la boca de decir que el futuro, la competitividad, el crecimiento, etc. está en la formación.   Una fiesta.

– también los sanitarios han estrenado camiseta de “marea blanca” para festejar su intima satisfacción con los recortes de Rajoy: saben que el presidente todo lo hace por salvar la sanidad pública, incluso privatizarla, dándosela a los magnates del turismo sanitario, como quería Lasquetti e Ignacio González en la dura batalla por la sanidad pública que los profesionales y usuarios de la sanidad pública tuvieron que librar contra el gobierno pepero de la comunidad de Madrid. Pero no solo en Madrid: en Cataluña CiU ya lo había ido haciendo a la chita callando hace años; y la Comunidad Valenciana fue la que inventó la gestión Alcira, etc. La retahíla de cierre de ambulatorios y centros de salud, cierre de hospitales y servicios de urgencias, de medicamentos retirados de la financiación pública, recortes de un 40% en la pensión de enfermeras jubiladas (más de 400€ al mes), de repago en las vacunas del neumococo, de medicamentos comunes, del cambio de sexo, del cambio de medicamento para esquizofrenia de 4,14 euros por uno de más de 250, la falta de asistencia a niños inmigrantes, el crecimiento de las listas de espera, el abandono absoluto de la salud mental, los recortes en el tratamiento del sida y en el diagnóstico preventivo del cáncer de mama, el aumento del índice de mortalidad, etc.

los ciudadanos usuarios de los servicios públicos en general, y de los sanitarios y educativos en particular le estamos eternamente agradecidos a Rajoy por haber implantado el copago: ya las medicinas no serán gratis, ni los libros de texto, ni esos lujos con los que los españoles hemos vivido por encima de nuestras posibilidades. ¿Comprenden esa callada y meritoria labor pedagógica del presidente Rajoy? Es por nuestro bien, para que no nos acostumbremos a lo bueno.

– y en general por reducir nuestra capacidad de poder adquisitivo al subirnos los impuestos, incumpliendo su promesa electoral: los ayuntamientos han creado nuevas tasas, el gobierno acaba con la justicia gratuita y los pobres no podrá recurrir las sentencias que consideren injustas o lesivas a sus intereses; hasta la ITV nos cuesta más. Y la subida del IVA implica un cambio en la clasificación de productos (que pasan de tipo superreducido del 4% al tipo general del 21%), por ejemplo, el material escolar, etc…; los servicios veterinarios pasan del 8% al 21%, los de las funerarias pasan de un 8% de IVA al 21%, y los de las peluquerías pasan de un IVA del 8% al 21%. Los precios del transporte público se incrementa, y se reducen los servicios públicos “no rentables”, pues la rentabilidad tiene que ser económica (para las empresas concesionarias) no social (para los usuarios): sin ir más lejos, Renfe ha cancelado 52 líneas de media distancia, y la privatización de Aena traerá consigo recortes en los servicios de los aeropuertos considerados no rentables, seguro.

– lo mismo que en términos ecológicos ha reducido las ayudas a las energías renovables, pues en España estábamos pasándonos de hacer las cosas bien: ¡fuera tanta energía renovable, y a fortalecer nuestras multinacionales de las energías fósiles y convencionales, que son las que dan prestigio a España como país solvente y puntero en el mundo capitalista globalizado! (¿Se habrá enterado Rajoy de que estamos ya en el proceso inverso, en la desglobalización? ¿Se habrá enterado nuestro plasmático presidente de que el planeta está al borde del colapso, o seguirá asesorándole su primo el negacionista?). Puramente por el bien de los españoles en general y de los canarios en particular, Rajoy nos impone el fracking amablemente (tan solo una embestida militar a la lancha de Greenpeace). Imagínense que se descubre petróleo en territorio español, ¡qué serio competidor para la OPEP, ahora que el petróleo tiene los días contados como principal energía!

– también los autónomos y pequeños empresarios tienen motivos para apreciar el trato discriminado que están recibiendo de Rajoy respecto del que éste brinda a los bancos y corporaciones multinacionales: rescate de decenas de miles de millones para la banca, facilidades como la Sareb para que se libren de los lastres de sus nefastas gestiones, créditos y múltiples gestiones internacionales para la implantación de las grandes empresas españolas en el ámbito global, mientras que los créditos de la banca no llega a los emprendedores, autónomos y pymes.

las personas honradas, la inmensa mayoría del país, le está enormemente agradecida a Rajoy que haya envilecido el nombre de España asemejándolo al del “país de la corrupción”, (de los políticos, claro, pero también de los corruptores, los de las inmobiliarias y negocios que se han lucrado con las concesiones mutimillonarias: Gürtel, Bárcenas, Caso Nóos, Matas, Fabra, Cotino, Operación Púnica, Bankia…), empezando por su propio partido, el PP, y siguiendo por otros partidos y organizaciones. En tres años el Gobierno ha intentado encubrir, disimular, y no legislar para acabar con esa lacra; tan sólo prometer que iba a hacerlo.

– los demócratas confiados otrora en el buen funcionamiento de las instituciones, le agradecen  a Rajoy que les haya abierto los ojos, para que no se fíen desde el sofá de su casa y salgan a la calle a ver si les hacen caso esos representantes que eligen cada cuatro años. Desgraciadamente, un sistema democrático sin la confianza de la gente puede derivar hacia procesos liderados por salvadores de la patria, de los que este país aún no se ha vacunado del todo.

los pueblos que componen el Estado están entusiasmados con la recentralización que está provocando Rajoy con sus decisiones, invadiendo competencias autonómicas (legislando un impuesto a los depósitos bancarios, pero a tipo cero para impedir que las CC.AA. lo hagan con otro tipo, por ejemplo; pleiteando con Canarias sobre la capacidad de oponerse al fracking; etc.), y sobre todo imponiendo un reparto sectario del sistema de financiación autonómico.

– en especial los catalanes, a los que no se les deja decidir su futuro. Cuanto más se amordace a los catalanes, más independentistas habrá. Rajoy ve Cataluña desde las anteojeras de los más extremosos nacionalistas españolistas, y nos arrastra a todos los demás españoles a participar con él de ese extenso aliento de amistad que está cosechando entre el pueblo catalán.

– a los andaluces, a los que Montoro les ha robado 4.000 millones en los presupuestos desde el 2010 al 2015 (de 33.000 millones, a 29.000 previstos), y encima les echa las culpas de los recortes, de gestionar mal y de llevárselo crudo con la corrupción de los ERE, de las ayudas a los trabajadores que se quedan en paro y de la formación, como si estos escándalos (reales, por supuesto) fueran una causa general contra los andaluces y las andaluzas, y sobre todo contra un gobierno donde por la participación en él de IU las cosas van justo en el sentido contrario.

¿Quedan más colectivos a los que Rajoy haya motivado a profundizar una sana sintonía entre el pueblo y sus gobernantes? Tal vez esos machacados en la represión popular de las manifestaciones, escraches, acciones contra los desahucios, etc. Pero, pelillos a la mar. Ese marrón, que se lo coma el ministro del Interior, e incluso Gallardón, que como ha dimitido, puede ser la perfecta percha de los palos del gobierno.

Y hasta los suyos, los del PP de toda la vida, los curas conservadores y las asociaciones “pro vida”, se le ha vuelto en contra, como si de otra “marea violeta” se tratase, pero al revés. La Conferencia Episcopal y los ministros del Opus, con Rouco Varela (brazo canónico) Esperanza Aguirre (brazo político) a la cabeza, conforman otro colectivo que ha tornado complicidad con Rajoy por abierta enemistad: los antiabortistas en pie de guerra. Pero esos, al final tendrán que votarle o quedarse en su casa. Casi no cuentan, a los efectos de este balance. Para mí, como si no existieran…

Total, que Rajoy ha estado fumando puros detrás del plasma durante tres años, mientras hacía amigos de punta a punta de la piel de toro. Con tanto humo tóxico, el país está destrozado, esquilmado por corruptos, banqueros y empresarios oportunistas. Dentro del plasma, la figura de Rajoy ya ni se ve. Todo un éxito. En noviembre de 2015, verás cómo no bota (con b) por el triunfo electoral en el balcón de Génova. Ni Goebels les salva. M

Mejor para todos.

PVP141128

Los 20 trucos de los PGE2015

Publicado: 22 noviembre 2014 en Uncategorized

Según Montoro, estos PGE2015 (Presupuestos Generales del Estado para 215) son los presupuestos de la consolidación de la recuperación económica en curso, de la creación de empleo y de la devolución a los contribuyentes de lo que han contribuido al sacrificio de todos para salir de la crisis. Pero estos tres mandamientos se resumen en uno: el PP quiere recuperar el terreno perdido en año electoral. ¿Lo conseguirá? Si la gente se espabila y ve los trucos que contienen estos PGE2015, no.

Sobre la base del engaño de que la reforma fiscal y la mejora del empleo son los motores de la recuperación, el Gobierno trata de embaucar al personal utilizando en estos PGE2015 varios trucos.

 

Respecto de los ingresos, el primer truco es cuadrar las previsiones de ingresos a martillazos para que el gasto sea “populista”, esto es, expansivo en determinadas partidas socialmente más sensibles. El Gobierno Rajoy prevé conseguir un incremento del PIB del 2% en 2015. Imposible. ¡Y lo sabes! Montoro nos quiere hacer creer que los ingresos tributarios, crecerán pese a una reforma fiscal en la que quiere rebajar el IRPF de dos de cada tres españoles, y que el gasto va a reducirse gracias a la mejora laboral, porque se va a gastar menos prestaciones a parados y se va a ingresar más en concepto de cotizaciones por el incremento de los empleos que se van a crear. El cuento de la lechera:

El segundo truco es dar la sensación de que bajan los impuestos, justo en pleno año electoral Montoro dice que “España se puede permitir bajar los impuestos”. En efecto, se van a ingresar 3.400 millones menos (pero en conjunto, contabilizando los cambios de las reformas anteriores, los impuestos han subido 30.000 millones a lo largo de la legislatura gobernada por el PP; aunque en esta ocasión bajarán 5.000 millones entre IRPF e Impuesto de Sociedades).

El tercer truco consiste en fomentar las desigualdades,  pues Hacienda sigue sin equilibrar los ingresos de las rentas del trabajo con las rentas de los ricos. Han aumentado las condenas por delito fiscal, pero Hacienda denuncia menos. Montoro presume de que las grandes empresas ya pagan el 9% en impuestos, pero oculta que la ley fija un 30%. Las empresas defraudan un 21% de sus impuestos. Y los beneficios fiscales (deducciones, exenciones…) crecen hasta 40.719 millones, un 6,1% más. Según los expertos, es un coladero. Pero van a crecer más en el Impuesto de Sociedades (a las empresas se les perderán 3.949,74 millones, un 19,3% más); en el IVA se incrementan 18.383,92 millones, 10,6% más; en los Impuestos Especiales, 885,93M, 7,2% más; en cambio bajan en el IRPF (las rentas del trabajo), a 15.216,62 millones, un 1,9% menos.

El cuarto truco de esos PGE2015 es contempla un incremento de los ingresos por cotizaciones del 6,8%, que implican una inyección de 7.000 millones en comparación con la 2014, gracias, según el Gobierno, a la evolución en positivo de la afiliación tanto al Régimen General como al de Autónomos, además de al “comportamiento más favorable” de la remuneración media de asalariados y del empleo previsto para 2015. Los daos son mentira y la conclusión nos suena a farol. Las cotizaciones de los “nuevos empleos” son menores que las que han sustituido, ya que está empezando a notar el efecto de la reforma laboral regresiva en la disminución de la cuantía de las nuevas y futuras pensiones. Y el empleo no va a incrementarse salvo en cuantía ínfima. De la recaudación en cotizaciones, la gran mayoría, 101.868,8 millones, procede de las cotizaciones de empresas y trabajadores ocupados, un 8,6% más que en 2014. Por cotizaciones de desempleados, se ingresarán 7.805,4 millones, un 12,3% menos que el pasado ejercicio. Y por la prestación de cese de actividad de los autónomos se recaudarán 159,08 millones. Tras las cotizaciones sociales, las aportaciones del Estado son las que más contribuyen a la financiación de la Seguridad Social. Hacienda tendrá que aportar en 2015 13.073,65 millones de euros, un 0,6% más, sobe todo para financiar los complementos a mínimos. En total, que en 2015 el déficit en la Seguridad Social será del 0,6% del PIB, y lo que se prevé como líneas de actuación será  la perseverancia en la austeridad.

El quinto truco de Montoro es inventarse supuestas fuentes de financiación en caso de fallar las previstas. Me explico: el Tesoro Público deberá proveerse de 242.765 millones de euros (un 0,4% menos que este año) para su financiación neta y las amortizaciones correspondientes. Lo hará mediante emisiones de letras del Tesoro y de bonos y obligaciones del Estado. Y si con eso no basta, el Gobierno se propone realizar emisiones de otras deudas y divisas, “si surgieran oportunidades de financiación en otros instrumentos o en mercados distintos al del euro”. ¿Y si no surgen? En todo caso, incluso aunque surjan, será a un coste superior, que desequilibrarán las previsiones presupuestarias.

Pasemos ahora al escenario de los gastos, donde el mago Montoro se desmelena en dos sentidos: reducir aquellos gastos cuya valoración popular podrían dañar las perspectivas electorales del PP, y simular una ampliación de los gastos que las puedan beneficiar.

Así pues, el sexto truco consiste en prever un recorte de un 15% en las prestaciones por desempleo, hasta los 25.300 millones. Lo achaca a que “empieza a experimentar el efecto positivo” de la reforma laboral delBáñez-Rajoy. Dicen que esas medidas bajarán la tasa de paro hasta el 22,9% en 2015, casi dos puntos por debajo de la tasa prevista para 2014. Lo cierto es que los parados cobrarán menos al mes, pues pasarán de ser beneficiarios de las prestaciones por desempleo a serlo de la renta activa de inserción, dirigida a los parados con especiales necesidades económicas y dificultades para encontrar empleo. Es fruto del proceso de alargamiento del período en el que deben sufrir el paro los desempleados, despedidos y víctimas de los EREs. El incremento de los parados y de los excluidos implica para el Estado la necesidad de elevar el presupuesto para esta renta en un 27,3% para 2015, hasta casi 1.500 millones de euros.

Sí, las prestaciones por desempleo bajan un 14’9%, hasta 25.300 millones, recortando 4.426 millones. pero no es porque vaya a bajar el paro un 7% o se vaya a crear más empleo, sino porque hay miles de desempleados que van a agotar el período de su prestación o subsidio, o porque ha habido unas 800.000 personas que han emigrado (500.000 inmigrantes y 300.000 nativos), o porque las prestaciones van a tener una cuantía menor, al pasar de ser prestaciones por desempleo (70% de la base reguladora durante los 180 primeros días y el 50% a partir del 181 día; pero esa base reguladora ha bajado en la medida en que han bajado los salarios y los contratos temporales y a tiempo parcial han sustituido a los indefinidos) a subsidio (80% del IPREM, al alza para aquellos parados con cargas familiares mayores de 45 o 52 años, hasta alcanzar el 133% del IPREM si se tienen más de tres miembros a cargo).

El séptimo truco es un puro engaño: dice Montoro que se van a pagar menos intereses por la deuda, aunque la partida sea un 11% del total (que supone la misma cantidad que el presupuesto conjunto de 22.421 millones del Ministerio de Empleo y Seguridad Social,  de 7.421 millones de Interior, y de 5.764 de Defensa). Los costes medios de la deuda estatal de 2014 han descendido siguiendo la pauta iniciada en 2012 y (en agosto el coste medio de la deuda en circulación era del 3,59%, frente al 4,07% de finales de 2012). También bajará en 2014 la ratio de la deuda de las administraciones públicas sobre el PIB, desde el 99,5% que el Gobierno preveía en abril, al 97,6%. Pero de bueno el dato tiene dos subtrucos: primero, el INE ha revisado al alza el PIB al incluir actividades no contabilizadas hasta ahora, como la prostitución y el narcotráfico, entre otras; segundo, no repercutirán en la misma medida que lo hicieron en 2012 y 2013 instrumentos como el Fondo de Amortización del Déficit Eléctrico, el Fondo para la Financiación de los Pagos a Proveedores, los programas de asistencia financiera a Grecia, Portugal e Irlanda, o el préstamo para la recapitalización del sistema financiero llevado a cabo por el Mecanismo Europeo de Estabilidad.

Todo eso es verdad. Pero en general la deuda se va incrementar: en 2015, llegará al 100,3% del PIB (1’05 billones), en 2016 continuará creciendo hasta el 101,5%, en contra de lo que auguraba hasta ahora el propio Gobierno, y hasta 2017 no empezará a bajar hasta el 100% del PIB, o como dicen los más optimistas, hasta tocar el 98,5% del PIB. Pero el Gobierno no debe arrogarse el éxito de esta variable, pues es el BCE el que lo ha conseguido, bajando el tipo de interés del euro. Y la parte del Gobierno en este logro ha sido “salvar a la banca” a costa de los sacrificios de los ciudadanos de a pie para “dar confianza a los mercados”. El último test de stress así la prueba: todos los bancos españoles han sido aprobados, porque antes hemos financiado entre todos los clientes de los bancos y contribuyentes (Hacienda somos todos) la pésima gestión de los bancos y cajas que han debido ser salvados con los 61.000 millones que se han utilizado de los 100.000 que el BCE puso a disposición de esta operación en 2012.

Octavo truco: las pensiones van a subir. Sí, el gasto en pensiones contributivas aumentará un 3,2%, hasta los 115.669 millones, lo que supone una subida de la pensión media del 0,25%. La suma de las prestaciones contributivas y no contributivas y clases pasivas, implica un gasto para la Seguridad Social de 131.658,93 millones de euros. Pero para agravar más el sistema público de la Seguridad Social sacará del fondo de reserva 9.000 millones para cuadrar el incremento de la cuantía de las pensiones, pese a que el incremento será de solo el 0’25%, y por tanto los pensionistas perderán poder adquisitivo, mientras que los ejecutivos del Ibex sumaron al salario anual 181 millones más por pensiones y dividendos en 2013. El gasto en pensiones (un 39% del gasto presupuestario total) sigue batiendo récords, con 8.054 millones en septiembre. Ello implica que se podrá financiar el 80,7% de su presupuesto. Para el Gobierno la salida fácil es tirar de la hucha de la Seguridad Social, de la que ya ha gastado el 20%; en julio, por ejemplo, sacó 500 millones para pagar la paga extraordinaria. El Banco de España ha alertado de una rebaja de la pensión media como consecuencia de la reforma del Gobierno, y lo que propone es “ahorrar” para paliar la bajada de las pensiones provocada por el Gobierno (que el deflactor del PIB sea un 0’6% significa pérdida automática de poder adquisitivo: 0’6-0’25); esto es, que el que tenga un salario que se lo permita, que suscriba un plan de pensiones o seguro privado. Eso es lo que van buscando estos corruptos privatizadores. ¿Quién dijo que la corrupción es sólo de quienes se llevan el dinero público? ¿Y los que privatizan no nos roban lo que es nuestro, de todos? El Banco de España (defensor de lo público, en principio), echando una mano a las compañías de seguro ¡privadas!

El noveno truco es el recurso recurrente a la congelación del salario de los funcionarios por quinto año consecutivo, mientras los altos directivos de la Administración ganarán 3’4% más.  la paga ‘extra’ de los funcionarios costará 230,8 millones en 2015,  y se hará a plazos, o sea, que se seguirá sin pagarles desde el 1 de enero de 2015 lo que se les debe, sino que trimestre a trimestre se irá recortando esa deuda; lo que equivale a decir que los empleados públicos seguirán perdiendo la diferencia entre lo que se les sustrajo injustamente y lo que “graciosamente” Montoro les vaya devolviendo periódicamente a lo largo de 2015.

El décimo truco es vender la subida del 10% al 50% de la tasa de reposición como una mejora de la calidad de los servicios que prestan las administraciones públicas; siendo un avance, sigue siendo una reducción del número de empleados públicos del 50%, lo que repercute en el deterioro de la calidad de los servicios públicos. Menos que si fuera el 10%, sí, pero deterioro al fin. Según un estudio de la fundación HelpAge International, nuestro país ocupa el puesto 21 de 96, por detrás de países como Francia, Alemania, EEUU e incluso Estonia, informa TintaLibre.

El undécimo truco es aumentar un 1’8 en Sanidad, pero como la salud es competencia de las comunidades autónomas, a las que se les impone un nuevo recorte, pues el déficit pasará del 1% permitido en 2014 al 0’7% que no deberán pasar en 2015, al final de subida de la sanidad, nada.

El décimo segundo truco es congelar de nuevo el gasto en Dependencia (1.177 millones de euros), pese a los 175.000  que siguen esperando una ayuda que tienen reconocida y los 315.000 nuevos dependientes que están en lista de espera.

El décimo tercer truco es afirmar que el gasto de Defensa se incrementa un 1%, hasta los 5.700 millones. Lo mismo o parecido dijeron el año pasado, pero el presupuesto de 2014 se ha incumplido, elevándose el gasto hasta los 9.000 millones, ya que Aznar se comprometió cuando mandaba a pagar a plazos una compra de material militar que aún estamos pagando.

El décimo cuarto truco consiste en intentar hacernos tragar como austeridad ejemplificante de la Casa Real del nuevo monarca Felipe VI la congelación de su partida de gasto en los 7’7 millones que el último presupuesto le daba a Juan Carlos. Lo que esconden con esa supuesta austeridad monárquica es el contraste con el dato más significativo: que el conjunto de ministerios se reduce un 5’1%.

Otro mago supuestamente despistado, el ministro Wert, es el protagonista del décimo quinto truco.  El presupuesto de Educación y Cultura, aumenta un 4,5% (de 2.843M en 2011 a 2.273M en 2015), 4’3% en Cultura y el resto en Educación; aunque ello no es para tirar cohetes, pues hay una ley desprestigiada que poner a funcionar como sea, y además el gasto total en Educación es todavía 500 millones inferior al de 2011. Sin embargo la educación compensatoria pasa de 53,66 millones en 2012 a 5,25 para el que viene, o sea, casi liquidado. Y las becas y ayudas al estudio se congela y queda fijada en 1.470 millones de euros. En becas, habrá dos millones más que el año anterior, lo que supone un pequeño incremento del 0,2%. Wert no para de decir que “el presupuesto para becas es el más alto de la historia, pero no es verdad, pues haciendo las cuentas por curso y no por año, se ve que el dinero para las becas ha vuelto a bajar por segunda vez consecutiva. Utilizando datos del Ministerio de Educación, y no de los PGE, se han repartido 1.408 millones en becas, 75 millones menos que en el curso 2012-2013 (último curso del que hay cifras disponibles), o sea, una caída del 5%. Es la cuantía de becas más baja de los últimos cuatro cursos. Y, encima, el número de beneficiarios aumentó, por lo que los alumnos han recibido, de media, menos dinero.

En general, hay las previsiones macroeconómicas son alegres y gratuitas. Ese podría ser un truco genérico, el décimo sexto truco: Hacienda dice que va a recaudar más porque la economía va a crecer. Pero Merkel nos impone una reducción del déficit de 13.000 millones de euros. Y sin embargo Montoro es optimista porque piensa que junto a la mejora que propicia reforma del mercado laboral en el funcionamiento del tejido productivo, la reforma fiscal permitirá incrementar los ingresos tributarios un 3,5%, hasta alcanzar los 186.111 millones de euros. Este aumento responde a una fuerte subida de la recaudación por IVA (9,9%),  por el Impuesto de Sociedades (5,6%) y por los Impuestos Especiales (2,7%). Mientras que la recaudación por IRPF caerá un 0,6% hasta los 72.957 millones. Pero si nos fijamos en lo que ha pasado en 2014, puede que las cuentas de Montoro sean las del Gran Capitán: los ingresos del Impuesto sobre Sociedades sumaron 6.048 millones de euros, esto es, descendieron un 12%, resultado de las devoluciones realizadas, que han crecido un 18,1%, y de los elevados ingresos extraordinarios obtenidos en 2013 que no se han producido este año. Lo que sí es más realista es que sigan esquilmando la capacidad adquisitiva de los consumidores con el IVA (el Estado recaudó 39.076 millones, un 21,8% más), y de los impuestos especiales que aportaron unos ingresos de 12.924 millones, un 1,9% más. En total, el truco de Montoro consiste en una reforma fiscal regresiva: que sean los impuestos indirectos los que más recauden (alcanzaron los 58.834 millones de euros, un 15,9% más).

Y si nos fijamos en las ayudas recibidas por España desde la UE, vemos que su evolución de 2010 a 2015 va descendiendo: 2.091,99 millones e euros en 2010; 1.319,32 en 2011;  2.794,29 en 2012; 1.205,38 en 2013;  176,42 en 2014;  547,97 en 2015. La alegría de Montoro no se alimenta con estos datos, sino todo lo contrario.

            El décimo séptimo truco consiste en presentar como un gran avance lo que es un mero guiño electoralista: van a reactivarse las infraestructuras. En los PGE2015 la inversión crece por vez primera en la crisis y suma casi 11.490 millones, un 32% más, hasta alcanzar los 11.490 millones de euros. El ferrocarril copará más de la tercera parte (el 35,9%, 4.127 millones de euros) del gasto previsto en infraestructuras de transporte y medioambientales; el plan para reactivar obras del AVE se llevará 3.626 millones, un 31% del gasto.

El décimo octavo truco es fardar de invertir en reindustrialización del país. En teoría el Ministerio de Industria incrementa su presupuesto en un 4,3%, hasta 6.027 millones de euros. Pero un 70% de esta cantidad (4.207 millones) financiará el desfase entre los ingresos y los costes del sistema eléctrico (el impuesto a la producción de electricidad, el canon hidráulico, el mayor coste de la electricidad en las Islas Canarias -900 millones-, la tasa a los residuos nucleares, y de las subastas de derechos de emisión de gases de efecto invernadero). Además dicen que aumentan un 10% hasta 525 millones de euros para reindustrializar, cuando de lo que se trata es de subvencionar el ajuste de los sectores en crisis, para adaptarlos a la competitividad internacional: sector naval, evitar deslocalizaciones… Total: que, limpia de polvo y paja, la partida destinada al desarrollo industrial desciende un 9,9%, hasta 375 millones de euros, mientras que los incentivos regionales al desarrollo industrial se mantienen en 81,5 millones. Y sin embargo la partida para explotación minera caerá un 16%, hasta 345 millones, y el desarrollo de las comarcas mineras recibirá 50 millones, un 18% menos que en 2014.

El décimo noveno truco es un puro error de cálculo del Gobierno, asentado sobre la dogmática fe en la progresiva mejora del entorno económico y su favorable repercusión en la evolución de la economía española. Pero la actual deriva de un mundo desglobalizado y de la eurozona no aconseja precisamente  practicar esa fe del carbonero. Estamos al borde de una nueva recesión. Japón es la primera señal. Y la UE de Juncker no va a cambiar la estrategia del ajuste fiscal por la del impulso del desarrollo sostenible, o del crecimiento económico, como dicen los más ortodoxos reformistas del sistema.

El vigésimo truco consiste en lanzar el capote de la política general para tapar el debate a fondo de los últimos presupuestos que Rajoy tiene que presentar en el Congreso antes de las elecciones generales de noviembre de 2015: la confrontación del Estado contra la Generalitat de Catalunya, la cascada de casos de corrupción, el supuesto peligro económico y social de la inestabilidad política que durante años generaría una victoria de la izquierda, en esta ocasión con la irrupción de una incógita como Podemos (en cuya promoción indirecta se les ha ido la mano tanto al PP con sus trasnochadas descalificaciones cloacas como a los propietarios de los medios de comunicación que le han regalado una publicidad de difícil evaluación pecuniaria). Y para rematar la faena, la muerte de la duquesa y la entrada en prisión de la tonadillera.

Pan y circo.

PVP141122

PVP141122

Los dos socios del gobierno andaluz, PSOE-A e IU LV-CA han acordado aprobar simultáneamente el anteproyecto de Presupuesto de la Junta de Andalucía para 2015, y la creación mediante ley de un Ente  de Crédito Andaluz (ECA). No ha sido fácil llegar a este acuerdo:

Primero, porque hacer un presupuesto progresista para 2015 tenía su dificultad en sí mismo, pues los ingresos provenientes de Hacienda del Estado van a ser recortados en 600 millones: 180 menos del sistema de financiación, 420 de no disponibilidad del ajuste del déficit, que tiene que bajar al 0’7% en 2015 desde el 1% permitido por el Gobierno central para 2014, que no se sabe si se cumplirá del todo. Además, del presupuesto de 2013, el Gobierno ha entregado anticipado 426 millones de más a la Comunidad Autónoma de Andalucía, que pretende ahora recuperar; el gobierno de la Junta piensa que no va a tener que pagar nada. Si el déficit del 2014 se pasa del 1%, el presupuesto para 2015 tendrá que ajustarse más. No se ha puesto fácil Montoro a Andalucía: el Fondo de Convergencia destinado a nuestra tierra son unos 400 millones, mientras que a Cataluña se le dan 600 y pico, etc. el Gobierno andaluz cree que en la posibilidad de no tener que descontar los 426 millones, pues puede negociarse con el Gobierno central una moratoria de un año y posterior fraccionamiento de pago a lo largo de los siguientes 20 años. Y para remate de dificultades, hay que justificar antes del 1 de junio de 2015 los Fondos Europeos de 2013

El acuerdo de los socios del cogobierno andaluz sobre el presupuesto de 2015 se ha realizado sobre la base de incrementar el gasto en Educación y  Sanidad (destinando 50 millones para recuperar la jornada al 100% de los sanitarios, a lo largo de 2015), y por la especial dedicación del Gobierno central a las inversiones en Fomento, el incremento de la consejería de Fomento en casi un 20%. Además del compromiso del Gobierno andaluz de devolver el complemento autonómico de la paga extra a los empleados de la Junta de Andalucía. Obviamente habrá recortes en gasto corriente, y en algunas consejerías, pues siguen siendo unos presupuestos sometidos a la disciplina fiscal, aunque matizada por la política de resistencia practicada por el gobierno andaluz.

Segundo, porque respecto a la concepción del Ente  de Crédito Andaluz, no había un entendimiento inicial entre los socios: 1º, porque el PSOE-A rechazaba que esa ley fuese el condicionante para que IU diera el visto bueno al presupuesto de 2015; 2º, porque IU sabía que si no se producía un acuerdo simultáneo sobre los dos asuntos (presupuesto 2015 y entidad de crédito andaluza), el proyecto de banca pública andaluza no iba a salir hacia adelante en las condiciones en que inicialmente se habían pactado; pues el PSOE-A de Susana Díaz no quiere una banca pública andaluza, sino tan solo sustituir los mecanismos utilizados hasta ahora para vehicular el crédito a las empresas (fondos reembolsables, sociedades de garantía de crédito, IDEA, etc.) por un instituto de crédito andaluz parecido al ICO, pero de ámbito andaluz. Y ese no era el acuerdo al que se había llegado en dos ocasiones: primero, en reuniones bilaterales de delegaciones de ambos partidos; segundo, en el contexto de los respectivos grupos parlamentarios.

¿En qué consistía el acuerdo? Fundamentalmente, una entidad financiera (sociedad mercantil propiedad exclusiva de la Junta de Andalucía, dependiente del Parlamento) que, sin tener que separarse del objetivo de facilitar el crédito a las empresas andaluzas, y especialmente a las pymes, la economía social y los autónomos, amplíe su perspectiva de futuro posibilitándosele la capacidad de financiarse no solo con lo aportado desde los presupuestos de la Junta de Andalucía, recabando financiación de los mercados financieros, públicos o privados, españoles y extranjeros, o incluso de los depósitos y el ahorro de los propios andaluces. No se trata de montar oficinas bancarias en cada rincón de Andalucía, ni de competir con la banca privada. Pero sí se trata de abrir la posibilidad de que en el futuro se pueda convertir en una auténtica banca pública andaluza lo que hoy nace como una especie de instituto de crédito. Se trata de posibilitar un proceso: desde la mera reestructuración de los fondos puestos a disposición de los empresarios andaluces por los diversos instrumentos de las consejerías de la Junta (propósito inicial del PSOE-A), pasando por la fase de ampliación de las fuentes financieras de la Junta para dar crédito al tejido productivo andaluz (el que diseña el anteproyecto de ley aprobado), hasta llegar a la consolidación de una auténtica banca pública andaluza (ideal de IU LV-CA, pero no de máximos). La llave para abrir esa puerta de evolución del ente de crédito andaluz que se crea, es la solicitud de ficha bancaria al Banco de España por parte de la Junta de Andalucía.

Y esa ha sido la mayor dificultad. Susana Díaz se ha empeñado durante los últimos meses en boicotear ese acuerdo de solicitar ficha bancaria para este ente de crédito andaluz. Su modelo de sistema financiero es reunirse con los banqueros poderosos de España (Botin padre, Botin hija, Fainé, González) para que le limosneen a Andalucía alguna que otra ayudita. Al final se ha tenido que tragar su orgullo y acceder a la propuesta de IU. El texto acordado añade una Disposición Adicional Única que dice así: “Una vez constituida la sociedad, la entidad procederá a solicitar, previo acuerdo del Consejo de Gobierno, la autorización administrativa prevista en el Real Decreto 1245/1995, de 14 de julio sobre creación de Bancos, actividad transfronteriza y otras cuestiones relativas al régimen jurídico de las entidades de crédito”. Aunque no la mencione explícitamente, ahí está la obligación por parte del Gobierno andaluz de autorizar la solicitud de la ficha bancaria, que tiene hacer la sociedad una vez constituida.

Así pues, la banca pública andaluza es una posibilidad dependiente de tres variables: a) que el gobierno andaluz no retrase el acuerdo de solicitud de ficha bancaria al Banco de España; b) que el Banco de España le otorgue la ficha bancaria al ente de crédito andaluz; c) que la correlación de fuerzas futura favorezca al ala izquierda del gobierno andaluz, para que la posible evolución de la sociedad ahora proyectada acabe siendo una auténtica banca pública.

El mérito de IU LV-CA es que su coherencia ha conseguido finalmente vencer las resistencias del ala más derechosa del gobierno para abrir esa realidad evolutiva, esa posibilidad.

PVP141108